Dormir con el Ventilador Encendido ¿Es bueno o malo para tu Salud?

Dormir con el Ventilador

Si eres de las personas que duerme con el ventilador encendido toda la noche, entonces es hora de que lo reconsideres seriamente. Se han encontrado una serie de efectos negativos relacionados con hacerlo, que a largo plazo puede poner en riesgo tu salud. Mucho se dice acerca de dormir con el ventilador encendido, ¿Es bueno o malo para tu salud? Vamos a descubrirlo.

Ventilador o aire acondicionado ¿Cuál es mejor la opción?

Cuando llega el calor del verano, se deben tener al alcance opciones para poder refrescarse y no sucumbir ante las altas temperaturas.

Si hablamos de aparatos para bajar las temperaturas, lo mejor es utilizar un aire acondicionado o en su defecto su hermano menor, el ventilador. Sin embargo, aunque estos cumplen con el mismo cometido, lo hacen de diferente forma y uno más eficiente que el otro.

Así pues, el aire acondicionado puede enfriar rápidamente una habitación y luego entrar en un periodo de reposo.

Esto pasa porque enfría el aire, al contrario del ventilador, que solo lo sopla. También, para que el ventilador baje la temperatura se necesita mantener encendido siempre, lo que genera a la larga un gasto de energía más considerable.

Esto hace que al aire acondicionado sea mejor opción tanto para el ahorro energético como para tu salud.

Entonces, dormir con el ventilador encendido ¿Es bueno o malo para tu salud?

Supongamos que tu única opción sea dormir con un ventilador para aplacar el calor toda la noche. En ese caso es necesario que conozcas las posibles consecuencias de dejarlo encendido continuamente en tu dirección. Algunos de estos efectos negativos suelen ser los siguientes:

Genera alergias

El ventilador es causante de muchas alergias a lo largo de todo el mundo, debido a que este sopla el aire y todos los microorganismos en él. Hace que se levante polvo y que entre en las fosas nasales, causando estos episodios de alergia.

Puede llegar a ser delicado en personas alérgicas, pudiendo poner su vida en riesgo debido a esto.

Causa resequedad de la piel y fosas nasales

Probablemente lo hayas notado alguna vez al utilizar el ventilador por las noches, para luego amanecer con la piel y fosas nasales resecas.

Esto puede hacer que virus y bacterias entren a tu cuerpo y causen alguna enfermedad. Sin embargo, por lo general esto termina ocasionando cefalea y congestión nasal que puede llegar a ser incomoda durante el día.

Rigidez muscular

Se ha comprobado que el uso constante del ventilador por las noches puede causar rigidez en los músculos.

También es posible que nos ocasiones calambres musculares durante la noche, alterando el sueño y haciéndote pasar por un dolor bastante desagradable.

Puede empeorar otras patologías

Es posible que en personas que sufran de asma o sinusitis, el dormir con ventilador termine por empeorar sus síntomas.

Todo esto debido a varios factores mencionados anteriormente, debido a que el polvo levantado puede ocasionar estos episodios de asma severa. Si bien puede no parecer gran cosa, si se desencadena un episodio y no se trata a tiempo puede llegar a costarte la vida.

¿Cómo minimizar los riesgos al dormir con ventilador?

Si no tienes más remedio que dormir con un ventilador para poder refrescarte durante la noche, entonces lo mejor es que tomes algunas precauciones.

De esta forma podrás minimizar sus efectos negativos y conseguir mantener la frescura y dormir tranquilamente. Estos son algunos consejos que deberías tomar en cuenta:

  • Limpia regularmente tu ventilador: Es necesario que mantengas limpio tu ventilador, ya que a este se adhieren el polvo y los ácaros. Así evitas terminar con todos estos encima una vez lo enciendas. También es aconsejable que limpies el polvo y la suciedad de tu habitación para minimizar estos efectos.
  • Utiliza el modo giratorio: Por lo general los ventiladores cuentan con un modo giratorio que permite que se mueva de un lado a otro. Esta función hace que pueda distribuir el aire a múltiples lugares de forma automática.
  • Úsalo a velocidad baja: Si debes utilizar el ventilador de forma fija, entonces lo mejor que puedes hacer es utilizar una velocidad moderada.
  • Haz uso de filtros de aire en tu habitación: Existen filtros de aire que pueden ayudar a reducir los ácaros y alérgenos en tu habitación. De esta forma podrás despreocuparte por el polvo que levanta el ventilador y reducir las alergias. Esto también puede ser de gran ayuda en aquellas personas sensibles a sinusitis y asma.

Si no puedes descartar el uso del ventilador, no te preocupes, no todo está perdido. Recuerda que mantener la limpieza es ideal para que los efectos propios del ventilador, no se terminen complementando con los ambientales.

Sigue estos consejos y evita que las enfermedades respiratorias derivadas te jueguen una mala pasada.

Autor: Mariluz

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!