¿Cómo Superar el Miedo a las Agujas?

Miedo a las agujas

Son muchas las personas que dejan de hacerse exámenes médicos importantes o vacunaciones por el miedo a las agujas. Esta fobia puede causar pánico irracional al momento de entrar en contacto con cualquier tipo de aguja. Por esta razón es importante conocer las mejores formas para superarla con el tiempo hasta que ya no se produzcan estas reacciones. A continuación sabrás cómo superar el miedo a las agujas.

El miedo a las agujas o belenofobia

Se le conoce como belenofobia al miedo irracional a las agujas, siendo una de las fobias más comunes en todo el mundo. Esto por lo general puede desencadenar ataques de pánico al tener que estar en contacto con una.

Esta fobia puede llegar a tratarse de varias formas, una de estas es mediante la terapia breve estratégica. De esta forma, el paciente es expuesto a las sesiones de exposición con agujas hasta que periódicamente su miedo disminuya.

Síntomas asociados a la belenofobia

Usualmente es fácil conocer cuando se tiene miedo a las agujas, principalmente si se siente pánico al exponerse a estas. Se suelen manifestar síntomas como sudoración excesiva, temblores y palidez.

Acompañado a esto se desencadenan episodios de ansiedad que pueden llegar a terminar en ataques de pánico prolongados y en algunos casos desmayos. Todo esto suele ocurrir incluso al pensar en agujas o estar próximos a estar en contacto con una.

¿Cómo superar el miedo a las agujas?

Superar una fobia no suele ser nada fácil y en el caso del miedo a las agujas se debe tratar mediante terapia psicológica.

Sin embargo, también existen otras formas o técnicas que puedes probar para mejorar los síntomas reduciéndolos progresivamente.

Acude a terapia psicológica

La terapia o ayuda psicológica es una herramienta fundamental para poder superar el miedo a las agujas. Gracias a esta y a la ayuda de un profesional de la salud mental podrás desarrollar técnicas que mejoren los síntomas. (Lea También: Sesgos Cognitivos: ¿Cómo identificarlos y evitarlos?)

Para este caso en específico se suele utilizar la terapia por exposición y la cognitivo conductual. Sin embargo, la más eficaz para esta fobia en específico es la tensión con o sin aplicación. Esto ayuda a prevenir los posibles desmayos en los pacientes aumentando la frecuencia cardiaca.

Utiliza técnicas de respiración

Los ejercicios de respiración pueden ayudar a calmar la ansiedad y los ataques de pánicos por lo que son muy recomendados.

Uno de los más utilizados es la respiración diafragmática que consiste en respiraciones pausadas y profundas. Esto ayudará significativamente a regular la presión arterial y calmar al cuerpo ante el estrés.

Trata de enfocar tu atención en otras cosas

Otra de las formas de mejorar los síntomas del miedo a las agujas es intentando dirigir tu atención a otra cosa que no sean las agujas.

Si estás próximo a estar en contacto con una, entonces lo que debes hacer es enfocar tu atención en otras cosas. De esta forma podrás evitar que se desencadenen episodios de ansiedad y en unos cuantos segundos ya no deberás preocuparte.

Levanta tus piernas para evitar desmayos

Las personas con belenofobia tienden a tener episodios agudos de ansiedad lo que puede resultar en desmayos en el 80% de los casos. Para esto puedes intentar levantar tus piernas por encima de tu cuerpo para permitir que llegue más sangre al cerebro.

De esta forma se reducirá considerablemente el riesgo a desmayarse y podrás ir superando los ataques de pánico más fácilmente.

Fuerza a tu mente a no pensar en las agujas

En medio de un ataque de pánico, tu mente no dejará de producir eventos catastróficos relacionados con las agujas. Por esta razón es necesario que intentes tomar consciencia de la situación y forzar a tu mente en enfocarse en otra cosa para poder reducir los síntomas.

Esto junto con los ejercicios respiratorios puede ayudar a controlar tu ansiedad y mejorar los ataques en el futuro.

Relaja tu cuerpo

Usualmente al tener que estar en contacto con una aguja el cuerpo se tensiona complicando la penetración de la aguja.

Por esta razón, cuando tengas que inyectarte, lo mejor que puedes hacer es relajar tu cuerpo por completo. De esta forma podrás notar como la inyección duele menos y no tendrás que lidiar con crisis de ansiedad prolongadas.

Es necesario saber que las fobias tienen solución y la gran mayoría de estas pueden solucionarse mediante terapia psicológica. Esta es tu mejor herramienta para ir superando poco a poco tu miedo a las agujas y que eventualmente no te afecten tanto.

Sin embargo, es necesario trabajar en ello frecuentemente, ya que de no hacerlo pueden volver a aparecer los ataques de pánico. Con toda esta información ya tendrás el primer paso para poder superar la belenofobia y mejorar tu calidad de vida notablemente.

Autor: Mariluz

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!