El Ejercicio Ayuda a Prevenir y Aliviar las Várices de las Piernas

Investigaciones científicas recientes demuestran que una rutina simple de ejercicios puede ayudar a mejorar las venas varicosas en las piernas

Si usted quiere lograr una mejoría general en la función venosa de sus piernas y prevenir o mejorar las várices y otros problemas derivados de la insuficiencia venosa crónica, es imprescindible que realice diariamente una rutina de ejercicios. Puesto que la sangre que regresa al corazón lo hace a través de las venas, fortalecer ciertos grupos musculares será de mucha utilidad para el retorno venoso de las piernas.

Estos grupos musculares son los siguientes:

  • Músculos del pie.
  • Músculos de la parte baja de la pierna (pantorrilla y músculos delanteros).
  • Músculos del muslo (parte frontal del muslo y los isquiotibiales).

Además, es necesario fortalecer el estómago y los músculos de la espalda.

Los especialistas recomiendan una serie de ejercicios sencillos para realizar dos veces diarias, los cuales, no deben sustituir otras actividades físicas diarias como las caminatas y el trabajo en el gimnasio.

Fortaleciendo los grupos musculares mencionados antes, la caminata diaria será más productiva como coadyuvante para la mejoría de la circulación venosa de las piernas.

Lea también: (Varices en las Piernas: Un Problema Médico y Estético)

Los ejercicios que se describen a continuación le ayudarán a complementar otras medidas para evitar o mejorar las várices en las piernas, tales como los medicamentos naturales como los derivados del castaño de indias (escina).

Ejercicio 1

Estando de pie sobre sus dos piernas, separe uno de los pies y levante lentamente el talón y, a continuación, colóquelo nuevamente sobre el suelo. Ahora levante los dedos de los pies, tan alto como pueda, y regréselos a su posición normal. Repita esta secuencia 30 veces (puede comenzar con pocas repeticiones y aumentar gradualmente hasta llegar a 30). Inicialmente puede sostener algún objeto para mantener el equilibrio, pero finalmente debe lograr hacer estos ejercicios sin sostener nada. Esto mejorará su equilibrio.

Ejercicio 2

Repita el ejercicio anterior mientras soporta todo su peso sobre el pie derecho, utilizando el pie izquierdo para el equilibrio. Realizar 30 repeticiones.

Ejercicio 3

Repita el ejercicio anterior mientras que tiene todo el peso del cuerpo sobre el pie izquierdo, utilizando el pie derecho para mantener el equilibrio. Realizar 30 repeticiones.

Ejercicio 4

Estando de pie aparte una de sus piernas. Levante la pierna derecha de modo que su muslo derecho quede paralelo al suelo y la parte inferior de la pierna derecha quede en ángulo recto con el muslo (usted se encuentra parado sobre su pierna izquierda). Trate de equilibrarse usted mismo en esta postura. (Inicialmente puede sostener algún objeto para mantener el equilibrio, pero finalmente debe lograr hacer estos ejercicios sin aferrarse a nada. Esto mejorará su equilibrio). Ahora extienda la parte inferior de la pierna para que toda su pierna derecha quede paralela al suelo; doble la rodilla de forma que la parte inferior de la pierna derecha quede de nuevo en ángulo recto con el muslo que sigue paralelo al suelo .Realizar 30 repeticiones y, a continuación, descansar el pie derecho en el suelo.

Ejercicio 5

Permaneciendo de pie aparte una de sus piernas. Levante la pierna izquierda de modo que su muslo izquierda quede paralelo al suelo y la parte inferior de la pierna izquierda quede en ángulo recto con el muslo (usted se encuentra parado sobre su pierna derecha). Trate de equilibrarse usted mismo en esta postura. (Inicialmente puede sostener algún objeto para mantener el equilibrio, pero finalmente debe lograr hacer estos ejercicios sin aferrarse a nada. Esto mejorará su equilibrio). Ahora extienda la parte inferior de la pierna para que toda su pierna izquierda quede paralela al suelo; doble la rodilla de forma que la parte inferior de la pierna izquierda quede de nuevo en ángulo recto con el muslo que sigue paralelo al suelo. Realizar 30 repeticiones y, a continuación, descansar el pie izquierdo en el suelo.

Ejercicio 6

Párese sobre sus dos pies separados a la anchura de los hombros. Flexione su cuerpo lentamente hacia delante por las caderas manteniendo el abdomen, cuello, pecho y cabeza en línea recta hasta que su mitad superior del cuerpo quede paralela al suelo. Deje que sus brazos cuelgan delante de usted como si estuviera tratando de agarrar una barra de hierro paralela al suelo cerca de sus pies. A continuación, enderécese lentamente manteniendo la mitad superior de su cuerpo (abdomen, pecho,cuello y cabeza) en línea recta. Realice 30 repeticiones.

Ejercicio 7

De pie sobre sus dos piernas, separe los pies a la anchura de los hombros. Doble sus rodillas bajando lentamente hasta que sus muslos estén paralelos al suelo (si es posible, trate de poner el peso del cuerpo sobre los talones. Esto va a disminuir la tensión sobre las rodillas). Realizar 30 repeticiones. Realizar estas repeticiones muy lentamente. (Si usted tiene artritis severa en las rodillas, no debe realizar esta actividad).

Las investigaciones médicas y científicas han encontrado que después de 6 meses de un programa estructurado de ejercicios, la función del músculo de la pantorrilla mejora notablemente, lo cual puede resultar beneficioso para las personas con insuficiencia venosa crónica.

RECUERDA, DEBES CONSULTAR SIEMPRE A TU MEDICO DE CONFIANZA PARA QUE TE HAGA UN CORRECTO DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO.

Lea también: (Las Várices de las Piernas no deben Ignorarse)

Referencias bibliográficas y lecturas complementarias.  Para la elaboración de este artículo se consultaron las siguientes publicaciones: 1) What Is Chronic Venous Insufficiency? Vascular Disease Foundation. Keeping in circulation, Vol. 10, No. 2, 2010. 2) Handbook of Venous Disorders; Guidelines of the American Venous Forum, Third Edition, Hodder Arnold, London, 2009. 3) Improving the calf pump using home-based exercises for patients with chronic venous disease. Davies, J., Bul, R., Farrelly, I., Wakelin, M. Wounds UK, 2008, Vol 4, No 3. 4) Structured exercise improves calf muscle pump function in chronic venous insufficiency: A randomized trial. Padberg, F.T., et al. J Vasc Surg 2004;39:79-87.

2 COMENTARIOS

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!