¿Cuáles son las actividades de Ejercicio recomendadas en Fibrosis Quística?

Actividades de Ejercicio recomendadas en Fibrosis Quística

Los pacientes con FQ deben ser alentados a hacer ejercicio y jugar lo más posible. Debido a las dificultades para respirar, sin embargo, algunos pacientes con FQ pueden no tener tanta resistencia como otros y pueden cansarse fácilmente.

Es importante que en la escuela o colegio, el profesor evalúe las capacidades físicas de los niños, coordine con ellos y sus padres el nivel adecuado de actividad física.

Trate de incluir a un paciente con FQ en todos los juegos y actividades en las que él o ella está físicamente en condiciones de participar.

Los pacientes con FQ tienen un mayor riesgo de deshidratación, especialmente al hacer ejercicio o en clima caluroso. Pueden necesitar comer bocados salados y beber abundante líquido.

Agua o bebidas deben ser de fácil acceso durante las actividades físicas. Durante el ejercicio aeróbico, los pacientes con FQ deben beber de seis a 12 onzas de líquido cada 20 a 30 minutos.

Deben evitarse bebidas con cafeína durante el ejercicio. Se sugiere agua o bebidas refrescantes.

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

¿Cuál es la importancia del ejercicio y la actividad física en pacientes con FQ y qué beneficios produce?

Todos los niños necesitan del ejercicio, incluso los que tienen FQ, ya que deben ser activos. Pueden nadar, andar en bicicleta, correr, practicar deportes y jugar.

La mayoría de los pacientes con FQ puede realizar cualquier ejercicio que deseen.

El ejercicio puede:

  • Aflojar el moco en los pulmones, para que sea más fácil eliminarlo mediante la tos
  • Causar tos, que ayuda a limpiar los pulmones
  • Fortalecer los músculos de la respiración
  • Fortalecer el corazón

Es importante que el niño sepa que puede hacer ejercicio físico, jugar con sus amigos y participar en múltiples actividades. El ejercicio debe  gustarle y debe realizarlo voluntariamente.

Elegir ejercicios o deportes que no tenga mucho riesgo y que no resulte estresante ni agotador. La intensidad y duración del ejercicio debe variar en cada caso.

Debe incluirse en el hogar también como parte de la vida cotidiana. Ante síntomas respiratorios debe suspenderse y ajustar la medicación.

¿Cómo se debe manejar el ámbito escolar?

Recomendaciones generales

En primer lugar, es importante informar a las maestras de su hijo, sobre el estado de salud del niño(a), explicando la FQ, los cuidados necesarios, el estado actual, las sugerencias de  alimentación (uso de enzimas), los riesgos ambientales y las posibles dificultades que podrían surgir sobre todo a nivel respiratorio, lo mismo que el correcto uso de medicamentos ante exacerbaciones.

Se sugiere explicar a la maestra que el niño(a) puede desarrollar las actividades académicas y participar en las dinámicas de clase sin problema.

También, explicar que los niños con FQ, que tienen infección pulmonar, no la pueden pasar a otros niños que no tienen FQ. Sin embargo, estos gérmenes sí pueden ser peligrosos para otros pacientes con FQ.

Si hay más de una persona con FQ en el colegio, como otro estudiante o una profesora, se debe poner especialmente atención para que se sigan las guías de control de infección de manera estricta.

Es fundamental, favorecer la inclusión del niño a la vida escolar y motivar su participación en proyectos escolares, tareas y deberes. De  igual forma, es importante acercar información correcta al colegio para que comprendan la FQ y puedan brindar apoyo al niño y su familia.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!