Mascarillas para la Piel

Mascarillas para la Piel

Las mascarillas para la piel, un gran recurso

Las mascarillas o preparados cosméticos son un extraordinario recurso que usted puede aprovechar para lucir una piel cuidada y saludable, debido a que mantienen el nivel de humedad de la piel y limpian los poros. Además de su acción limpiadora, ejercen funciones específicas según las sustancias que las componen. Las hay de diferentes clases, dependiendo de las necesidades específicas y del tipo de cutis.

Debido a sus propiedades, las mascarillas actúan al mismo tiempo como limpiadoras y estimulantes: mientras limpian los poros atraen la sangre hacia los diminutos vasitos del cutis, proporcionando color y frescura. Además ayudan a que la piel respire mejor y la hacen menos propensa a acumular secreciones grasosas que se transforman después en espinillas o granos.

¿Cómo se aplica una Mascarilla para la Piel?

Esparza la mascarilla sobre el rostro con la punta de los dedos o bien con un pincel o espátula, dejando libres las zonas de los ojos, los labios y las fosas nasales. Una vez aplicada la mascarilla es recomendable poner sobre los párpados compresas o algodones humedecidos con un tónico de acción calmante, para eliminar las huellas de cansancio que se producen al relajarse.

Deje actuar el producto por espacio de media hora a una hora. Cuando se seque el producto sobre la piel, retírelo con una esponja humedecida en agua y luego aplique una crema humectante. Haga su consulta por tema

Imperfecciones de la piel: ¿a que se deben y como disimularlas?

Si miramos con detenimiento, todos tenemos o hemos sufrido de pequeñas imperfecciones en la piel que han afectado nuestro rostro o cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Aunque no representan ningún peligro, si pueden causar molestias o incomodidades cuando son llamativas.

Nos referimos especialmente a las pecas, los lunares, las manchas, los poros abiertos y las marcas o cicatrices, que pueden ser congénitos, adquiridos o producidos por crecimiento anormal de las células. Los avances cosmetológicos actuales permiten atenuar o eliminar estas imperfecciones siguiendo los tratamientos y mascarillas para la piel adecuados.

Veamos los más comunes:

Las pecas

Son pequeñas manchas de color amarillo oscuro o café y superficie plana y lisa. Se presentan por lo general en personas rubias, pelirrojas o de cutis muy claro. Su aparición tiene lugar entre los 4 años y los 6 años de edad y suelen desaparecer con el paso del tiempo.

Aunque pueden ser de carácter hereditario, las pecas se desarrollan generalmente cuando la piel se encuentra expuesta a los rayos ultravioleta del sol, por lo que se hacen más evidentes en verano que en invierno.

En caso de necesitar un tratamiento para disminuirlas, consulte a su dermatólogo para que le indique las cremas apropiadas. No se aconsejan tratamientos caseros como la aplicación de agua oxigenada ni las preparaciones a base de mercurio, por ser tanto nocivos como tóxicos.

Sin embargo, y a pesar de ser imperfecciones, las pecas pueden llamar la atención positivamente si usted aprende a lucirlas

Los lunares

¡Cuantas veces no han sido los lunares motivo de inspiración para poetas y artistas! Sin embargo, las personas que los poseen no siempre los disfrutan. Los lunares son manchas de color oscuro, pequeñas y separadas o grandes y agrupadas.

Se encuentran generalmente en la frente, el mentón o las sienes, y se originan por la proliferación del pigmento cutáneo conocido como melanina, que el encargado de dar color a la piel. Si desea eliminar los lunares de su cuerpo, debe consultar con un dermatólogo para saber hasta qué punto es conveniente recurrir al peeling o a las dermoabrasiones.

Las manchas

Estas imperfecciones se deben a factores tan diversos como los rayos del sol, la alimentación o el embarazo.

Si después de broncearse usted descubre manchas blancas en su piel, no culpe a su bronceador; los responsables son posiblemente unos hongos que normalmente viven sobre la epidermis sin que nadie los note.

El calor y la humedad pueden hacer que dichos organismos de reproduzcan, bloqueen la producción de melanina y dejen parches blancos. Si esto le llega a suceder, recurra a su cosmetólogo de confianza, quien le aplicará un tratamiento rápido y fácil de seguir.

Manchas de embarazo

Son marcas oscuras que se localizan generalmente en las mejillas, la frente o la sien, y se conocen con el nombre de cloasma. Aunque suelen relacionarse con el embarazo, también pueden aparecer en las jóvenes durante la menstruación.

Su aparición se debe en ocasiones a causas hormonales; por lo general desaparecen por sí solas después del nacimiento del bebe, aunque algunas permanecen por tiempo indefinido..

Para evitar las manchas cuide su hígado y su intestino, evitando sufrir de estreñimiento para no retener toxinas y así proteger la piel.

Más Temas de Cuidado de la Piel AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!