¿Por Qué se Desgasta la Piel?

Desgaste de la piel

La causa principal del proceso de envejecimiento y del desgaste de la piel es la pérdida de colágeno. Tejido compacto que mantiene las células unidas.

Si bien es cierto que con el tiempo la piel va cambiando y sus estructuras comienzan a tener cada vez menos resistencia. La indiscriminada exposición al sol, la contaminación ambiental, el frío, el viento y la agitación de la vida moderna hacen también que la piel pierda la capacidad de retener humedad. De tal forma que los bordes de las células se doblan y el colágeno se desprende.

Este tejido compacto se destruye debido a la deshidratación, provocando hundimientos o pérdidas de tejido. Lo que en la epidermis se manifiesta en forma de arrugas.

Las moléculas del tejido cutáneo también pierden estabilidad como resultado del paso de los años. Algunos de sus átomos se transforman en radicales libres, lo que desencadena el proceso de desgaste de la piel, que altera la estructura de sus proteínas, colágeno y elastina. Y provoca el oxidamiento de las grasas que conforman la membrana celular, todo lo cual conduce al envejecimiento cutáneo.

Los radicales libres se encuentran en el humo del cigarrillo, en el aire contaminado, el las emisiones radiactivas, y se generan incluso en el propio organismo. Más adelante explicaremos cómo combatir este proceso de “oxidación”. Por ahora se analizarán los factores que influyen en el desarrollo del envejecimiento, para que usted tome las medidas necesarias y lo haga a tiempo.

Después de los 21, lo que muere no se sustituye

El proceso de envejecimiento es uno de los factores que más temen tanto mujeres como hombres, ya que no gozar de una apariencia física aceptable puede en muchos casos crear sentimientos de inferioridad.

Sin embargo, se debe aceptar el envejecimiento como un fenómeno biológico natural e ineludible. Este se inicia en el momento en que se consigue la madurez de los órganos y se logra el crecimiento total de los individuos, momento que se sitúa alrededor de los 21 años.

A partir de este instante, las células que mueren no se sustituyen, y aunque usted no lo percibe, va experimentando una pérdida paulatina de vitalidad.

Este proceso como ya se ha dicho, es natural. Y en él influyen múltiples factores que aceleran el deterioro de las células, como el sobrepeso, una alimentación cargada de carbohidratos, el consumo de tabaco y alcohol, el estrés, la contaminación ambiental, un tratamiento de belleza inadecuado y algunas causas genéticas.

Más Temas de Cuidado de la Piel AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!