Síndrome de la Cara Vacía: el fenómeno psicológico que ocurre al dejar de usar el tapabocas

Síndrome de la Cara Vacía

La pandemia por Covid-19 ha traído consigo muchos estragos en la salud de las personas en todo el mundo y por si fuese poco, también ha hecho surgir una patología psicológica llamada síndrome de la cara vacía. Un fenómeno psicológico que ocurre luego de haber utilizado el tapabocas por tanto tiempo y luego tener dificultades para estar sin él en la calle.

Esto puede llegar a ser un problema para algunos y en el siguiente artículo te decimos las posibles causas y soluciones.

¿En qué consiste el síndrome de la cara vacía?

El síndrome de la cara vacía es un fenómeno psicológico que ocurre con una sensación de estrés y ansiedad asociada al uso prolongado de la mascarilla. 

Para estas fechas en donde el uso obligatorio de la mascarilla es cada vez más escaso, muchas personas han tenido problemas para acostumbrarse a estar en la calle sin utilizarla. Debido a que para muchos se experimenta la sensación de tener desnuda la cara, sin ningún tipo de protección y completamente vulnerables.

Esto se debe a que somos animales de costumbres, y al estar por dos años con mascarillas para protegernos del Covid-19 hemos estado acostumbrando a nuestro rostro a la presencia de estas.

Por lo que ahora, que no es tan necesario su uso, salir a la calle sin tenerla puesta resulta difícil, principalmente porque asociamos eso con el desamparo y la posibilidad de contagiarnos.

También existen los casos en donde muchas personas han sentido una gran comodidad con la mascarilla y quitársela de repente les ha generado ansiedad.

El miedo al Covid-19 es una de las principales causas

De acuerdo a ciertas investigaciones, se ha descubierto que el síndrome de la cara vacía suele ocurrir por el miedo recurrente al Covid-19, el cual pese a no tener una mortalidad tan elevada ya se ha cobrado millones de vidas en el mundo. (Lea También: Las Ondas Alfa y sus Beneficios para la Memoria)

De igual forma, puede llegar a desencadenar episodios de ansiedad cuando se ve otra persona sin mascarilla puesta. Por lo que hay que estar muy al tanto de la gravedad del fenómeno en la persona afectada para poder recibir la mejor ayuda posible. 

Sin embargo, también se ven los casos de personas que no quieren quitarse el tapabocas por una cuestión de inseguridad con su propio físico.

Esto se ve con más frecuencia en adolescentes. Quienes están en una edad en donde sus emociones sobre sí mismos, apenas están floreciendo y puede darse la misma ansiedad al tener que dejar de usar la mascarilla, que ocultaba cualquier rasgo físico que no les pareciera agradable. Por lo que la autoestima juega un papel fundamental dentro de este fenómeno.

¿A qué personas afecta el síndrome de la cara vacía?

Existe un gran número de personas que pueden llegar a padecer esta condición con facilidad. Principalmente, aquellas que sufren de hipocondría y suelen preocuparse de su salud continuamente, son las más propensas a padecer del síndrome de la cara vacía.

De igual forma, cualquier persona con ansiedad crónica puede llegar a desencadenar episodios cuando intente salir a la calle sin mascarilla y experimentar la sensación de incertidumbre y pánico.

De igual forma se puede dar en el caso de las personas sumamente introvertidas e inhibidas, que sienten cierta seguridad en sí mismos al utilizar la mascarilla. O que por alguna razón, sienten complejos físicos asociados a su rostro.

Por lo que al perderse la sensación de anonimato desencadena un episodio de estrés  y ansiedad, todo esto a pesar de que antes de la pandemia no se solía utilizar mascarillas frecuentemente. Demostrando que, en un corto periodo de tiempo se puede llegar a generar este tipo de trastorno.

¿Cómo tratar con el síndrome de la cara vacía?

No hay un tratamiento en específico para esta patología, por lo general lo que se suele tratar son los episodios de ansiedad que la producen.

Lo que se recomienda es acudir a terapia psicológica en caso de que el síndrome no desaparezca luego de un tiempo prolongado. Ya que muchos psicólogos declaran que es necesario respetar los tiempos de cada persona hasta que se sientan completamente seguras de volver a salir a la calle sin la mascarilla.

Otra cosa importante que debes asumir si padeces de este síndrome es que se trata de un trastorno de ansiedad. Por lo que no desaparecerá de un día para otro.

Debes trabajar progresivamente hasta que el miedo a salir sin la mascarilla desaparezca. Algo que probablemente tome la misma cantidad de tiempo que el acostumbrarse a utilizarla.

Puedes comenzar saliendo a lugares cercanos a tu hogar sin ella para poder acostumbrar tu rostro. Y al mismo tiempo, ir rompiendo la asociación mental entre la mascarilla y la idea de seguridad que se tiene sobre ella.

Autor: Mariluz

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!