Consejos para Mejorar la Postura en el Trabajo

Mejorar la Postura en el Trabajo

La tecnología ha hecho que pasemos más tiempo sentados frente a un computador o teléfono en el trabajo. Esto ha derivado que nuestra postura empeore con el paso del tiempo, trayendo consecuencias a largo plazo en áreas como la espalda. Es por este motivo que resulta esencial conocer buenos hábitos para conservar una correcta posición al trabajar. Aprovecha estos consejos para mejorar la postura en el trabajo y evitar dolores corporales.

¿Qué puedes hacer para mejorar la postura en el trabajo?

Hoy en día puedes pasar mucho más tiempo sentado, sobre todo si trabajas desde una oficina. Además, la proliferación del trabajo remoto ha hecho que la mala postura empeore.

Por esto es necesario que tomes en cuenta algunos consejos para que cuides tu espalda y puedas rendir mejor en tu trabajo.

Mantén siempre apoyados los pies del suelo

Aunque no lo parezca, este suele ser una de las causas de los dolores de espalda. Por esta razón es necesario que la altura de tu silla te permita tocar el suelo o contar con un reposapiés. Podrás notar la diferencia de mantener tus pies en el aire que al tenerlos firmemente apoyados.

Tu equipo de trabajo debe esta a la altura de tus ojos

En la oficina o en casa casi siempre debemos estar en contacto con una computadora, por lo que hay que tomar en cuenta algunas cosas.

Una de las más importantes es la distancia entre esta y nuestros ojos. De igual forma, es necesario reposar la visa cada cierto tiempo para evitar la fatiga visual y así evitar daños permanentes en la vista.

Levántate y camina

Por más cómoda que sea tu silla, tu cuerpo siempre terminará fatigándose de estar en una misma posición por mucho tiempo. Es por ello que se recomienda que te levantes de vez en cuando y hagas caminatas para descansar tu espalda y despejar tu mente.

De esta forma podrás ver cómo mejora tu desempeño y al mismo tiempo cuidarás de tu columna. (Lea También: Síndrome de la Cara Vacía: el fenómeno psicológico que ocurre al dejar de usar el tapabocas)

Consigue una buena silla

Suena obvio, pero muchas personas suelen tener problemas de espalda la mayoría de las veces por no contar con una buena silla. Por esta razón es necesario que compres una con características ergonómicas que se adapten a tus zonas lumbares y columna.

Es así como conseguirás no solo mejorar la postura sino también evitar problemas a largo plazo en tu salud física.

Evita tener una posición inclinada hacia adelante

Muchas veces la posición en la que nos sentamos hace que nuestra espalda se incline hacia delante de forma inconsciente. Esta es una de las causas más frecuentes de dolor de espalda, además de dañar la postura.

Es por ello que se recomienda estar al tanto de cómo te sientas y siempre mantener los codos pegados al cuerpo para evitar este tipo de inclinaciones.

Realiza ejercicios de estiramiento

Otra cosa importante a tomar en cuenta es el ejercicio, bien sea de estiramiento o para evitar la fatiga muscular. Esto te ayudará a que tus músculos no se atrofien y puedas mantener tu espalda erguida más fácilmente. Además te mantendrá siempre activo y mejorará tu circulación y sistema inmunológico. (Lee también: 10 Consejos para tener Energía Positiva)

Organiza tu espacio de trabajo

Aunque no lo parezca, organizar y ordenar tu espacio de trabajo puede llegar a mejorar tu desempeño. Esto se refiere al orden con el que trabajes. Disponer de un espacio de trabajo organizado donde puedas tener a tu alcance tus herramientas de trabajo sin demasiado esfuerzo.

De esta misma manera, organizar el espacio de trabajo involucra mantener el orden de todo el entorno en general. Con lo cual puedes crear un espacio con el que te sientas más cómodo y menos estresado.

Cambia constantemente de posición

Es necesario que mientras te encuentres sentado no mantengas la misma posición durante demasiado tiempo. Esto debido a que crea tensión en los músculos y puede llegar a afectar la columna negativamente.

Para evitar estas consecuencias, puedes probar moverte y cambiar ligeramente tu forma de sentarte y así evitar este tipo de inconvenientes.

¿Por qué te conviene tener una buena postura?

Es importante recalcar el daño que puede causar la mala postura en tu columna y espalda. Algunas de las consecuencias de esto es el dolor en cuello, hombros y espalda de forma crónica.

Además puede reducir la flexibilidad de las vértebras y ocasionar lesiones. Por si fuese poco también afecta al equilibrio ya que la mala postura termina derivando en un mal caminar.

Para mejorar tu postura debes tener en cuenta que la columna tiene tres curvaturas primordiales. Debes mantener la cabeza erguida sobre los hombros y luego estos deben estar alineados con tu cadera.

De esta forma podrás mantener la curva normal que requieres para poder tener la mejor postura posible, bien sea sentado o de pie.

Autor: Mariluz

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!