Energías positivas y energías negativas ¿Cómo saber qué tipo de energía te acompaña?

Energías positivas y energías negativas bienestar

Todos y cada uno de nosotros estamos rodeados de energía, la atraemos, la experimentamos, sea esta positiva y negativa. Es parte de nuestro día a día y pueden tener un impacto en nuestras vidas. ¿Quieres saber qué tipo de energía te acompaña? ¿O tal vez detectar si estás experimentando un tipo de energía en específico? En este artículo conocerás todo lo que involucra este fascinante mundo de la energía.

¿Cómo somos capaces de atraer la energía?

Todos los días estamos expuestos a atraer la energía. Con nuestras acciones y nuestras actitudes. Por ejemplo, cuando mantenemos una actitud positiva ante la vida y cuando dejamos aflorar nuestro lado más optimista y amable, lo común es que empiecen a transitar a nuestro alrededor; todas esas energías positivas que hacen que nos sintamos favorecidos y más a gusto con nuestro entorno.

Por el contrario, cuando estamos en constante reproche, dejando salir la peor de nuestras actitudes, surgen las energías negativas y con ello todas esas cosas desagradables que hacen que pensemos que todo nos sale mal; que la vida tiene algo en nuestra contra.

Entonces ¿Cómo saber qué tipo de energía te acompaña?

Si experimentas constantes sensaciones de alegría, valentía, fortaleza y una enorme sensación de superación, puedes estar tranquilo porque tus acciones te han permitido rodearte de energía positiva. Si por el contrario, te sientes constantemente molesto, triste, solo e incluso experimentas sufrimiento; lo más posible es que hayas atraído energías negativas.

Se dice que todo lo involucrado con la energía y las emociones que estas producen tienen un impacto sobre nuestro organismo, pudiendo desencadenar incluso algunas enfermedades. Por ejemplo, el estrés constante, así como los malos humores y la impaciencia son parte de esas emociones negativas que derivan en enfermedades; en este caso problemas gástricos.

Todo lo opuesto ocurre cuando experimentamos emociones positivas derivadas precisamente de las energías positivas. En este caso, podemos ver favorecidas a las personas quienes son capaces de transformar para bien su salud; coadyuvando a sobrellevar enfermedades como la hipertensión y diversos trastornos mentales.

Si sientes que necesitas equilibrar la energía en tu vida, hay muchas maneras de hacerlo, de hecho de maneras muy simples puedes atraer energías positivas y repeler las energías negativas, un ejemplo de un excelente método para este propósito es el uso de cuarzos, los cuales de acuerdo a sus tipos pueden ayudar a equilibrar la energía en tu vida diaria, en ti y en tu hogar.

Las energías se contagian

Indistintamente del tipo de energía, inevitablemente la absorberás. Si te rodeas de personas que despiden energía negativa, que constantemente se quejan o reprochan lo que les sucede, con el tiempo comenzarás a sentirte igual. Lo mismo pasa con la energía positiva, rodearte de personas buenas y positivas, hará que experimentes emociones que te harán sentir bien contigo mismo y con quienes te rodean.

De esta misma manera, hay personas que absorben tu energía, y te contagian de energías negativas, pudiendo hacerte sentir mal. Muchas veces estas personas llegan a tu vida y con apenas una conversación pueden hacer que cambie por completo la forma en como ves tu vida, y de repente te sientes cansado, triste y amargado.

A estas personas se les conoce como víricas, y se caracterizan por victimizarse constantemente, quejarse por todo, e incluso hacerte sentir mal por tus logros. Lo ideal es que te mantengas alejado de ellas, y que no te conviertas en un foco de energía negativa. Recuerda, la forma en cómo vives tu día a día puede cambiar tu percepción de tu vida y tu entorno, permitiéndote experimentar una variedad de emociones, acordes a tu actitud. Tú tienes las herramientas para alcanzar tu paz mental y tu estabilidad emocional.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!