Beneficios de Ducharse con Agua Fría

Beneficios de ducharse con agua fría

La gran mayoría de las personas encuentran mucho mejor el hecho de ducharse con agua caliente o tibia. La razón de esto, es que el agua a esta temperatura es considerada como terapéutica y además, es relajante. Sin embargo, es posible que no sepas que existen beneficios al ducharse con agua fría también. Por eso, hemos enlistado los más importantes de ellos en el siguiente artículo.

¿Cuáles son los beneficios de ducharse con agua fría?

Es más que posible que te lleves unas cuantas sorpresas al descubrir los beneficios que ducharse con agua fría tiene para la salud. Veamos algunos de los más destacables a continuación.

Ayuda a fortalecer el sistema inmune

Se ha comprobado que aquellas personas que toman baños de agua fría durante la mañana suelen tener un sistema inmune más fortalecido.

Así lo ha demostrado el estudio realizado por Plos One. Comprobando que hasta un 29% de los participantes reducían sus faltas laborales por enfermedad gracias a este tipo de duchas.

Estimula y mejora la circulación

Otro de los beneficios bastante conocidos de las duchas frías es la mejora considerable que tiene sobre la circulación sanguínea. Esto se debe principalmente a que la temperatura del agua hace que el pulso se acelere. Lo que genera una mejor irrigación de la sangre a través de todo el cuerpo.

Activa cuerpo y mente

Esta misma propiedad de mejorar la circulación sanguínea también genera claridad mental y potencia en el cuerpo.

Por esto, muchas veces se suele experimentar más energía cuando se toman duchas con agua fría, además se recomienda en la mañana antes de comenzar tu rutina. Esta activación mental hace que se tomen mejores decisiones y se pueda tener un mejor desempeño durante el día.

Tiene efectos positivos sobre la piel

Uno de los mayores beneficios de ducharse con agua fría se relaciona con la salud de la piel. Estas duchas pueden ayudar a estimular la circulación y hacer que el metabolismo se acelere, lo que mejorará el aspecto de la piel. (Lea También: Cuáles son las consecuencias de no dormir bien)

De igual forma propicia un aumento en la oxigenación lo que genera más colágeno y elastina, que son componentes esenciales para la firmeza de la piel. Esto ayudará a tener una piel suave y sana, retrasando los signos de envejecimiento prematuro.

Hay que tener en cuenta que los dermatólogos recomiendan estar en contacto con el agua fría por no más de dos minutos. De esta forma se evitan efectos contraproducentes que generen problemas de regulación de la temperatura. Y por el contrario, ayudará a desinflamar cualquier hinchazón que afecte a la piel.

Es excelente para el cabello

Se sabe que el agua fría ayuda a cerrar los poros del cuero cabelludo y limpia mucho mejor su superficie. Además debido a que mejora la circulación, también hace que puedas tener un cabello más fuerte y sano.

Por otra parte, las duchas frías son un aliado importante si quieres prevenir la caída constante de cabello y prevención de caspa.

Reduce la temperatura del cuerpo

También sirve para disminuir la temperatura corporal en épocas donde hace mucho calor. Esto ayuda mucho a refrescar el cuerpo en días calurosos y a dormir mejor durante la noche.

De igual forma, cuando se tiene fiebre, suele ser una de las mejores opciones para evitar que esta empeore y así disminuya la temperatura del organismo.

Preserva la salud cardiovascular

Al aumentar la circulación de la sangre, hace que el corazón trabaje de forma más efectiva. Esto refuerza al sistema cardiovascular y genera vasodilatación que aumenta el flujo sanguíneo.

Todo esto se traduce en una mejor regeneración de los tejidos y una mejora significativa en el funcionamiento correcto del sistema vascular.

Puede aliviar los síntomas de la depresión

Se sabe que la hidroterapia con agua fría puede mejorar significativamente los síntomas de la depresión. Esto funciona debido a que esta temperatura en el agua ayuda a activar el sistema nervioso y ocasiona un aumento de la noradrenalina.

Todo esto permite que el cerebro se active, lo que evita el empeoramiento de esta enfermedad.

Ducha de agua fría o caliente ¿Cuál es mejor?

Ahora que conoces algunos de los tantos beneficios de ducharse con agua fría, sería bueno establecer una comparativa con su contraparte las duchas de agua caliente.

Es muy probable que la mayoría de las personas prefieran tomar duchas calientes por la relajación que produce al contacto con la piel. Pero en cuanto a cuidado del medioambiente y la mejora del funcionamiento orgánico, las duchas frías llevan la delantera.

La mejor recomendación es que en lugar de agua demasiado caliente, utilices agua tibia, ya que suele ser mucho mejor para la piel y el organismo.

De esta forma podrás ir regulando tu temperatura corporal y acostumbrando al cuerpo hasta que puedas tomar duchas de agua fría sin problema. Así podrás notar cómo tu estado de ánimo y energía van mejorando con cada baño que tomes.

Autor: Mariluz

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!