Cuáles son las Consecuencias de no Dormir Bien

Consecuencias de no Dormir Bien

Una de las cosas más importantes en la vida diaria es dormir, ya que esto junto con la alimentación forma parte fundamental de una buena salud. Por esta razón, aunque tengas una buena dieta y hagas actividad física es posible que sientas fatiga durante el día si no duermes bien. A continuación conocerás algunas de las consecuencias de no dormir bien y cómo puedes solucionarlo con un cambio de hábitos fácilmente.

Consecuencias de no dormir bien: Los efectos adversos

Cuando no duermes como es debido, tu organismo experimenta los efectos con el paso de los años. Por esto es necesario que conozcas algunas de las consecuencias más comunes de no dormir bien. Algunas de las más conocidas e importante suelen ser las siguientes:

Aumenta la fatiga e inactividad cerebral

Las personas que suelen dormir poco o tienen problemas de insomnio con frecuencia tienden a tener fatiga mental. Esto hace que durante el día tengan episodios de torpeza y adormecimiento que no les permitan hacer sus tareas de forma correcta.

Además reducirá enormemente la concentración, lo que puede tener consecuencias con el desempeño laboral.

Disminuye las defensas del organismo

Se ha comprado que dormir poco hace que el sistema inmune se vuelva más débil y las defensas naturales queden expuestas. Esto quiere decir que eres más propenso a enfermedades infecciosas y a recuperarte más lentamente de estas.

Puedes desarrollar enfermedades cardiovasculares

Algunas investigaciones demuestran que los trastornos del sueño pueden llegar a desencadenar enfermedades cardiovasculares graves. Entre estas se encuentran la hipertensión e incluso aumentar la posibilidad de sufrir un infarto.

Esto de muestra qué tan importante es dormir bien para que tu cuerpo pueda regenerarse y evitar este tipo de complicaciones.

El metabolismo puede llegar a cambiar

Dormir mal puede tener consecuencias a nivel metabólico, ya que menos horas de sueño se traducen en comer en mayor cantidad. Por esta razón muchas personas con narcolepsia o con trastornos de sueño suelen ser obesas, ya que su metabolismo termina siendo afectado. (Lea También: Conoce los Beneficios de Compartir la Cama con tu Pareja)

Disminuye el crecimiento y desarrollo

A medida que el ser humano envejece va necesitando menos horas de sueño, pero en el caso de los niños, dormir es crucial para su desarrollo. Se estima que estos necesitan dormir al menos diez horas para que su cuerpo no disminuya la segregación de hormonas de crecimiento.

De esta forma se asegura que puedan crecer bien y no sufrir consecuencias durante su adolescencia y adultez.

Puede ocasionar insomnio prolongado

El insomnio es el trastorno del sueño más común en todo el mundo y suele ocasionar periodos de dificultad para dormir. Esto puede empeorar y volverse recurrente por lo que es necesario ver sus posibles causas para poder tratarlo.

En un principio, tener malos hábitos de sueño puede desencadenar insomnio y hacer que se convierta en un problema crónico.

Sufrir trastornos mentales a largo plazo

Además de lo antes mencionado, dormir de forma incorrecta e incompleta puede ocasionar trastornos mentales como la ansiedad o depresión. Se ha determinado que la falta de sueño por insomnio puede incrementar hasta 5 veces más el riesgo de padecer depresión.

Por esta razón es importante tener en cuenta la calidad de sueño que tienes y mejorar tus hábitos para lograr dormir las horas mínimas necesarias.

Consejos para poder dormir mejor

Ahora que conoces las consecuencias de no dormir bien, probablemente te preguntes cómo puedes mejorar tu ciclo de sueño. A continuación conocerás algunos buenos hábitos que puedes poner en práctica para poder dormir mejor:

  • Cuida muy bien tu alimentación: Por lo general se recomienda no comer tan pesado antes de dormir y hacerlo al menos dos horas antes. Esto con el fin de poder hacer la digestión y que tu cuerpo pueda conciliar el sueño más fácilmente. Además debes evitar consumir cafeína, tabaco o alcohol durante la noche para así evitar problemas al intentar dormir.
  • Crea un horario para dormir: Otro buen hábito importante es el de crear un horario para dormir y despertar, ya que así tu cuerpo podrá acostumbrarse por sí solo. De esta forma conseguirás mejorar tu calidad de sueño y dormirás las horas recomendadas correspondientes sin problema. Una vez que lo implementes como parte de tu rutina diaria podrás ir viendo los cambios positivos que le hace a tu cuerpo.
  • Evita utilizar teléfonos o computadoras antes de dormir: Se sabe que la luz azul de las pantallas de los teléfonos inteligentes y televisores puede evitar conciliar el sueño. Por esta razón es necesario que evites el contacto con cualquiera de estos dispositivos al menos una hora antes de dormir para poder dormir mejor.
  • Realiza alguna actividad física: Por último pero no menos importante se encuentra el agregar una actividad física en tu rutina diaria. Cualquiera que esta sea te servirá para poder descansar y dormir mejor durante la noche. Se ha comprobado que esto revitaliza al cuerpo y mejora la circulación, lo que proporciona un sueño de calidad. Puedes conocer los ejercicios de eutonía para equilibrar tu cuerpo y tu mente. 

Con estos buenos hábitos es seguro que podrás notar una gran diferencia al momento de dormir y despertar. De esta formar conseguirás sentirte descansado durante el día y poder llevar a cabo tus actividades de forma óptima y sin fatiga.

Autor: Mariluz

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!