Impacto del Calentamiento Global sobre el Oso Polar

En las últimas décadas la humanidad es responsable de la extinción del oso polar, como uno de los carnívoros terrestres más grandes de la Tierra y superdepredador del Ártico. Sin duda alguna, que el principal enemigo en este momento es el hombre y sus actividades que originan los problemas ambientales más impactantes del mundo como es, la contaminación ambiental, el calentamiento global y el cambio climático que afectan su hábitat y están reduciendo su población aceleradamente.

El calentamiento global es el enemigo que está disminuyendo en un 30% en los últimos 45 años la cantidad de osos polares, que para el 2008 rondaban entre 20.000 y 25.000 especies.

El problema radica, en que los polos de hielo donde habita el oso polar se están derritiendo y haciendo que este busque otro suelo firme, afectando la caída de 15% en la tasa de natalidad.

Los científicos afirman que para el 2050 se extinguirá dos terceras partes de la población de osos polares y quedando hasta el momento un aproximado de 20.000 ejemplares que podrían desaparecer si el aumento y crecimiento del calentamiento global no se detiene en menos de 100 años.

Estas, con las principales causas que amenazan con la extinción de los osos polares:

  • Las actividades inconsciente e irracional de toda la humanidad.
  • La contaminación ambiental.
  • La contaminación de toxina de la foca como principal alimento de estos.
  • La falta de alimentos que los obliga a acercarse a los humanos.
  • El calentamiento global que produce el deshielo, derretimiento de los glaciares, los cambios climáticos, aumento de la temperatura y desequilibrios ecológicos que causan la pérdida de sus hábitats.

Ante este problema, es importante que toda la humanidad ponga en práctica medidas que permitan reducir el calentamiento global y la extinción del oso polar como:

  • Educación e información ambiental.
  • Uso racional de los recursos naturales.
  • Conservación, protección y valoración de la biodiversidad del planeta.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Consumir responsablemente.
  • Usar las energías renovables.
  • Fomentar la tecnología ambiental.
  • Ahorrar el agua y la energía.
  • Reciclar, reducir y reutilizar.
  • Usar productos ecológicos o biodegradables.
  • Fomentar la agricultura ecológica.
  • Fomentar la movilidad sustentable.
  • La reforestación.
  • Adaptación al cambio climático.
  • Promover el desarrollo sustentable y la calidad de vida.
  • Otras medidas de conservación ambiental, ecológicas y sostenibles con el medio ambiente.

Autor:
José Pineda
T.S.U En Evaluación Ambiental
www.temasambientales.com

Compartir

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!