Desarrollo, Ambiente y Salud

Relación entre salud, pobreza y desarrollo con el deterioro ambiental y la calidad de vida

Las condiciones de salud, la pobreza y el desarrollo, están estrechamente entrelazadas, pues todo peligro ambiental tiene repercusión en la calidad de vida de los pueblos. La pobreza, el sufrimiento, la prevalencia de enfermedades evitables y la mortalidad son el precio real que paga la humanidad por el deterioro ambiental y se constituyen en la mejor justificación para la protección del ambiente.

Así pues, el estado del ambiente afecta directamente a la salud humana por medio del aire, el agua, el suelo y los alimentos que se consume. El ambiente construido, la infraestructura creada por los humanos también repercute en la salud. De hecho, es frecuentemente por medio del impacto en la salud que se detecta los problemas ambientales. Es imposible concebir la construcción de un futuro sustentable para la humanidad sin preocuparse de la salud pública.

Por otra parte, la pobreza se relaciona con las condiciones ambientales, debido a que los sectores de menores recursos son los más expuestos a factores de riesgo y vulnerabilidad ambiental. Las enfermedades más comunes relacionadas a la degradación del medio ambiente y la pobreza son: erupciones y alergias, diarreas, infecciones y enfermedades respiratorias, malaria, mal de Chagas, mal formaciones genéticas en bebes y niños, entre muchas otras alteraciones en la salud.

Por consiguiente, todas estas situaciones socio-ambientales influyen en la calidad de vida; que es la esencia de la problemática del ambiente y del desarrollo. Representa algo más que un nivel de vida privado. Exige, entre otros elementos la máxima disponibilidad de la infraestructura social y pública para actuar en beneficio del bien común, para mantener el ambiente sin mayores deterioros y para satisfacer los deseos, aspiraciones y necesidades humanas.

En este sentido, es necesario un acceso más equitativo a los recursos para proporcionar a todas las personas y países las bases económicas y técnicas de un ambiente que promueva la salud. La pobreza, la inestabilidad económica y el daño natural mina la salud y se oponen a toda estrategia de desarrollo sostenible.

En síntesis, es indiscutible la relación de salud, pobreza y desarrollo con el deterioro ambiental y la calidad de vida, por esta razón; los gobiernos locales y nacionales deben diseñar y ejecutar políticas tanto de salud como ambiental, encaminadas al desarrollo sustentable para garantizar la calidad de vivir en un ambiente sano para todos los ciudadanos.

Autor:
José Pineda
T.S.U En Evaluación Ambiental
www.temasambientales.com

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!