Mucolíticos en Pediatría

*Carlos Jiménez E, MD, Neumólogo-Pediatra. Paris VI.
Profesor asistente de la UPTC. Facultad de medicina de Tunja

La secreción bronquial está compuesta por una compleja mezcla de productos, desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo; el aparato mucosecretor de las vías aéreas está conformado por las células secretoras epiteliales (células caliciformes y células clara ), distribuídas expresamente a nivel del epitelio respiratorio y las células secretoras glandulares, presentes en la submucosa y constituídas por formaciones tubulares o tubulo-acinosas. Estas estructuras junto a los cilios forman un verdadero sistema indisoluble en su funcionamiento; estos cilios se encuentran en la parte

superior del epitelio respiratorio y poseen un movimiento asimétrico denominado metacromático, con una fase rápida anterógrada y una fase lenta de recuperación.

Por motivos prácticos se considera que la secreción traqueobronquial está constituida por tres fases diferentes: Fase espumosa o superficial ,constituida por proteínas y fosfolípidos.

Fase acuosa o soluble , constituida por proteínas procedentes del plasma y proteínas formadas localmente en la mucosa bronquial.

Fase mucofibrilar o moco propiamente, está constituída por glicoproteínas de alto peso molecular.

Hay tres tipos de mucinas bronquiales: sialomucinas, sulfomucinas y fucomucinas. Las propiedades biológicas más importantes y las actividades funcionales más significativas del moco bronquial, dependen especialmente de la constitución bioquímica de las mucinas.

Hay que considerar también en la composición del moco el contenido de enzimas e inmunoglobulinas: alfa1 antitripsina e IgA secretora.

El conocimiento de la biosíntesis y la excreción del moco, se ha podido comprender un poco mejor gracias al estudio de cada uno de los componentes del aparato mucosecretor.

La regulación de la secreción traqueobronquial, no se conoce con mucha precisión, pues los diferentes componentes del aparato respiratorio intervienen . La estimulación parasimpática aumenta la secreción; el simpático interviene lo mismo que el sistema no adrenérgico no colinérgico,y las diferentes células presentes en el aparato respiratorio que intervienen en procesos inflamatorios. Es por esto que el moco bronquial representa un medio biológico heterogéneo y complejo, cuyas características bioquímicas se modifican profundamente en muchas situaciones fisiológicas y patológicas.

Propiedades Reológicas del Moco

La reología es la rama de la física que estudia el “derramamiento” y la formación de los cuerpos, bajo el efecto de las fuerzas que le son aplicadas; cuando el material a examinar pertenece a fluidos del organismo viviente, se habla de bio-reología. Desde el punto de vista físico las secreciones bronquiales presentan propiedades de una sustancia viscoelástica, con características tanto de un sólido como de un fluido y por esto se pueden estudiar las siguientes características: viscocidad, tixotropía, elasticidad y plasticidad.

La calidad de la secreción bronquial la podemos observar en el laboratorio y clínicamente, apreciando el volumen de ésta y sus características mucosa o purulenta.

Funciones del Moco en las Vías Aéreas

Las funciones del moco son numerosas y variadas; se pueden dividir en inespecíficas ( mecánicas y biológicas): humidificación del aire, filtración y dilusión , alejamiento de partículas inertes y depuración biológica; y específicas ( defensa inmunitaria) con anticuerpos y mediada por células.

Las funciones mecánicas y biológicas se integran con la actividad inmunitaria de los anticuerpos presentes sobre la superficie mucosa traqueobronquial y con la acción de macrófagos alveolares y linfocitos pulmonares, existiendo una perfecta comple-mentariedad de acción.

Secreción Bronquial y Patología Respiratoria

La hipersecreción bronquial caracteriza la mayoría de las patologías respiratorias en pediatría.

La infección bacteriana de la fibrosis quística y las bronquiectasias modifican profundamente el moco por estímulo en la formación de glicoproteínas, aumento de transudación de proteínas plasmaticas y del contenido de ácidos nucleicos; esto se traduce por hiperviscosidad importante, disminución de la elasticidad y de la filancia y una adhesividad muy marcada de la secreción bronquial.

En la crisis de asma aparece una fase de hipersecreción, con hiperviscocidad e hipere-lasticidad y una adherencia aumentada que predispone a la formación de tapones mucosos.

En la broncopatias crónicas obstructivas la situación es variable según el estado de la enfermedad: viscosidad y elasticidad aumentadas al comienzo, y en el estado tardío disminución de las propiedades bioreológicas de la secreción bronquial.

Fármacos Activos Sobre el Moco.

Se han dividido en dos categorías: mucolíticos y mucocinéticos .

Los mucolíticos son aquellos que actúan sobre el moco ya formado, provocando fragmentación y ruptura de las fibrillas glicoproteicas de las secreciones traqueobronquiales.

Los mucocinéticos son aquellos fármacos capaces de incrementar de alguna manera la «clearence mucociliar», favoreciendo la eliminación y expulsión del moco de las vías aéreas.

Los mucolíticos se clasifican en:

1. – Mucolíticos de acción directa.
– acetilcisteina.
– enzimas proteolíticas.

2. – Mucolíticos de acción indirecta.
– bromexina.
– carboximetilcisteina.
– compuestos yodados: inorgánicos y orgánicos.

3. – Detergentes o tensioactivos.

4. – Sustancias de uso tópico exclusivo.
– aerosolterapia e hidratación de secreciones.
– Solución salina.
– Sustancias higroscópicas: propilenglicol.
– Detergentes o tensioactivos.
– Reductores no tiolicos.

5. – Otras sustancias:
– Sustancias activas por reflejos vagales.
– Sustancias volátiles: mucotrópicos.
– Estimulantes de la actividad ciliar.
– Fármacos no mucolíticos con efectos colaterales sobre las secreciones.

6. – Asociaciones farmacológicas:
– Mucolíticos – antibióticos.
– Mucolíticos- broncodilatadores.
– Mucoliticos-corticoides.
– Mucolíticos-antitusivos.

Reglas para el uso de Medicamentos en Hipersecreción Bronquial.

  1. Reconocimiento exacto de la causa responsable.
  2. Identificar el tipo de alteración bioquímica y/o inmunológica producidos en las vías aéreas.
  3. Utilizar los mucolíticos para hacer más fluidas las secreciones, provocando lisis de las fibrillas mucoproteicas de las secreciones bronquiales.
  4. Se requiere valoración objetiva de los efectos producidos por los mucolíticos sobre las características bioreológicas del moco.

Bibliografia

  1. Basbaum C, et al. Cellular mechanisms of airway secretion. Am Rev Respir Dis 1988; 137: 479-85.
  2. Blasi A, Olivieri D. La hipersecreción bronquial, Ed. Mayo,Barcelona 1983.
  3. Katcher ML. Cold, cough, and allergy medications: uses and abuses. Pediatr-Rev 1996; 17(1): 7-12
  4. Winsel K. Antioxidant and antinflammatory properties of Ambroxol.- Pneumologie 1992; 46: 461-75.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!