Lipemia Postprandial y Ateroesclerosis

Rubén Company Biólogo, Universidad de Valencia Becario Depto. De Pediatría, Obstetricia y Ginecología. Universidad de Valencia, España.

1. Introducción

La lipemia postprandial, se define como el período de tiempo entre la ingesta de comida y las 6-8 horas posterior. Muchos de los estudios llevados a cabo, se han realizado en el estadio postabsortivo, cuando el metabolismo de triglicéridos y el metabolismo lipídico han alcanzado el equilibrio.

Los estudios en dicho estado son un reflejo del metabolismo lipídico endógeno, mientras que los estudios llevados a cabo en el estadio postprandial son un reflejo del metabolismo de los lípidos incorporados por vía exógena. Zilversmit, en el año 1979, postuló lo que se ha llamado la hipótesis de los “remanentes aterogénicos”.

Esta teoría se basa exclusivamente en los remanentes de los quilomicrones de origen exógeno, los cuales pueden causar aterogénesis cuando están enriquecidos con colesterol procedente de la dieta.

Recientemente, se ha formulado la llamada hipótesis de la “intolerancia a los triglicéridos” según la cual, la hipertrigliceridemia es potencialmente aterogénica vía el colesterol transferido desde lipoproteínas ricas en colesterol tales como las LDL y las HDL, a lipoproteínas ricas en triglicéridos. Las cuales debido a este enriquecimiento con ésteres de colesterol, no pueden ser degradadas y terminan depositándose en la pared vascular.

2. Ensayos para el estudio de la lipemia postprandial:

Se han descrito distintos ensayos para el estudio del estadio postprandial. Básicamente, dichas experiencias consisten en suministrar, ya sea por vía oral o intravenosa, sustancias ricas en lípidos y hacer un seguimiento temporal de la evolución en sangre. Podemos distinguir cinco tipos de ensayos diferentes.

Pruebas orales de tolerancia a grasas

Se han descrito numerosas variantes. Una de ellas consiste en suministrar 65 gr. Por m2 de superficie corporal, grasa suministrada en forma de crema o bien en forma de jarabe con sabor a chocolate. Se toman muestras a intervalos de dos horas, y la magnitud de la lipemia postprandial se calcula como el área bajo la curva que representa la variación del nivel de TG con el tiempo.

Esta prueba es bien tolerada, y dado que prácticamente no contiene colesterol en comparación con los niveles endógenos de colesterol, no existen prácticamente cambios en los niveles de colesterol.

Pruebas intravenosas de tolerancia a grasas

Se inyecta una emulsión artificial de triglicéridos de forma intravenosa y se sacan alicuotas de sangre cada ciertos intervalos. Esta prueba es útil de cara a pacientes a los cuales no se les puede someter a la prueba anterior por problemas de absorción intestinal.

Pruebas orales con retinil éster

El objetivo de esta prueba es la de distinguir entre lipoproteínas ricas en triglicéridos de origen endógeno y exógeno. El retinil éster se transporta desde el intestino hasta el hígado en forma de quilomicrones, no volviendo a ser secretados en forma de VLDL.

Sin embargo recientes estudios muestran como en la última etapa de la fase postprandial aproximadamente el 25% del retinil éster administrado se asocia a apo B-100. Lo que sugiere que el retinil éster no se asocia de forma exclusiva con lipoproteínas de origen intestinal.

Pruebas intravenosas con retinil éster

Para el estudio del metabolismo de los quilomicrones, se extraen y se marcan con ésteres de retinol biosintéticos. Tras la reinyección la eliminación de los remanentes de quilomicrones sigue una cinética de primer orden.

(Lea También: Ateroesclerosis)

3. Factores determinantes de la lipemia postprandial

La magnitud de la respuesta postprandial viene determinada por varios factores: – Lipoproteín lipasa (LPL) – Lipasa hepática (HL) – Apolipoproteínas (Apo) – Receptor de LDL (LDLr) y receptor similar a LDLr. LRP). – Otros

Lipoproteín lipasa

Se trata de un enzima clave, encargado de la hidrólisis de los triglicéridos (TG) de los quilomicrones y VLDL, como resultados dichas partículas son “vaciadas” de su contenido en TG dando lugar a la formación de “remanentes de quilomicrones” y LDL de manera respectiva.

Dicho enzima se sintetiza mayoritariamente en el tejido adiposo músculo y forma minoritaria en intestino, riñón y tejido adrenal. Se localiza a nivel del endotelio vascular al cual se une a través de heparán sulfatos. Dicha enzima se activa a través de la apo C II, presente en la superficie de los quilomicrones y VLDL. Se han detectado mutaciones en el gen que afectan tanto a la función como al anclaje del enzima.

La deficiencia en este enzima origina la llamada hiperlipoproteinemia de tipo Y, caracterizada por la existencia de quilomicrones en la etapa postabsortiva, concentraciones de TG por encima de 1500 mg/dl, concentraciones normales de VLDL-colesterol y niveles reducidos de HDL y LDL colesterol. Individuos con deficiencias en apo C-II reproducen idénticos síntomas.

Lipasa Hepática

Se trata del segundo enzima en importancia en la respuesta vascular a TG y fosfolípidos. Actúa básicamente a nivel de las HDL2, si las comparamos con VLDL, LDL y HDL3. HL actúa básicamente sobre HDL2, previamente enriquecidas con TG (tales como las encontradas en paciente con hipertrigliceridemia o con período postprandial elevado) para convertirlas en HDL3.

Los estudios llevados a cabo por Patsch demuestran como una disminución en la actividad de la LPL tiene como consecuencia una lipemia postprandial más acusada. En la cual a través de colesterol éster transferasa (CETP), incrementa el número de TG en las HDL2 permitiendo su conversión a HDL3.

Apolipoproteínas

Las apolipoproteínas tienen gran influencia en el metabolismo de las lipoproteínas en la fase postprandial. Tal y como se ha mencionado anteriormente el déficit en apo C-II produce hiperlipoproteinemia de tipo Y.

Por otra parte se han detectado tres alelos distintos para la apo E, este polimorfismo es un factor determinante en el catabolismo de las lipoproteínas ricas en TG, dado que interaccionan con el receptor tiene lugar vía apo E. En concreto homocigotos para Apo E 2 muestran la llamada hiperlipoproteinemia de tipo III.

En los portadores apo E 2/3 la vida media de los remanentes de los quilomicrones se ve aumentada respecto a portadores apo E-3/3, 4/3 y 4/4. Otros estudios muestran como la respuesta post-prandial de la fracción de VLDL depende del polimorfismo detectado a nivel del péptido señal en apo B, de forma que le polimorfismo detectado a nivel del péptido señal es capaz de explicar un 2.3% de la variación en los niveles de las lipoproteínas que contienen apo C-III y apo B.

Este mismo estudio muestra que el polimorfismo a nivel de apo E, no tuvo influencia alguna sobre las concentraciones de lipoproteínas en la etapa postprandial. El mecanismo de dicha relación se desconoce. Apo C-I y apo C-II interfiere en la eliminación de lipoproteínas rica en TG vía LRP o LDLr, dado que puede influir en la unión de apo E a su receptor.

LDL r y LPR

Los remanentes de los quilomicrones se unen tanto a LDLr como a RDL, aunque con diferentes afinidades. Así se ha visto que la eliminación de dichos remanentes es tan sólo un 30% dependiente del receptor de LDL.

Otros

Dentro de este apartado entrarían factores tan dispares como son Edad, sexo, ejercicio, elementos tales como el alcohol en la dieta etc. En general podemos decir que un aumento de la edad determina un aumento en la respuesta postprandial.

Las mujeres presentan menores niveles de respuesta a triglicéridos, diferencias en los niveles de ésteres de retinol y HDL cuando se les compara con hombres. El ejercicio induce cambios en el lipoproteico y en su metabolismo, contribuyendo de forma favorable en la disminución de riesgo cardiovascular.

El ejercicio regular aumenta los niveles de HDL-colesterol, disminuye los niveles de TG y aumenta la eliminación de lipoproteínas postprandiales tales como los quilomicrones.

Además se ha visto como en individuos que de forma brusca interrumpieron dicho entrenamiento, se produjo una disminución de los niveles de HDL – colesterol y una disminución en la actividad de LPL.

Ver más Revistas de Menopausia, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!