Guías actualizadas para el manejo del colesterol por el Programa Nacional de Educación en Colesterol

Menopausia al Día

Panel de expertos en detección, evaluación y tratamiento de colesterol sanguíneo alto en adultos. Resumen del tercer informe del Panel de expertos en detección, evaluación y tratamiento de niveles altos de colesterol en adultos del Programa Nacional de Educación en Colesterol (NCEP)

Update guidelines for cholesterol management issued by the National Cholesterol Education Program. JAMA 2001 (Mayo 16); 285:2486-2497

Esta es la actualización del Programa Nacional de Educación en Colesterol (NCEP) de las guías clínicas basadas en la evidencia, para la medición y el manejo del colesterol. De acuerdo a este resumen un nuevo elemento importante de este reporte (conocido como el Panel 3 o ATP 3 del tratamiento del adulto), es el enfoque en prevención primaria en personas con múltiples factores de riesgo.

Entre los cambios claves en la actualización de estas guías está la recomendación para un tratamiento más agresivo dirigido a bajar el colesterol para aquellos que se encuentran en alto riesgo de infarto del miocardio; el uso de la medición de lipoproteína como el primer test para el colesterol alto; un valor mínimo de los niveles límites de la lipoproteína de alta densidad (HDL) como factor de riesgo; una nueva determinación de cambios en el estilo de vida como terapia, y una especial atención al tratamiento de los triglicéridos. Las guías también incluyen una herramienta para determinar el riesgo (basadas en los datos del estudio Framingham) que puedan predecir el chance que tiene una persona de un ataque cardíaco dentro de los 10 años siguientes. Entre los factores determinados están el género, edad, colesterol total, HDL, presión sanguínea sistólica, hipertensión y el uso del cigarrillo.

Comentario: Las nuevas guías se constituyen en el primer paso para identificar los individuos quienes están en alto riesgo para desarrollar enfermedad cardíaca y recomiendan nuevas o más amplias indicaciones para promover la salud cardiovascular óptima. El enfoque clínico para la prevención primaria aún se basa en cambios en el estilo de vida; sin embargo las guías reafirman que la droga dirigida a disminuir los niveles de LDL reduce significantemente el riesgo de enfermedad cardíaca y recomiendan un tratamiento agresivo para los individuos en alto riesgo. Las recomendaciones, se espera que aumenten sustancialmente, a más de 35 millones de individuos, el número de americanos tratados farmacológicamente por hipercolesterolemia.

Diane Todd Pace, PhD, APRN, BC
Family Nurse Practitioner/Researcher

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!