La Aspirina reduce el riesgo del primer ACV en las mujeres

Menopausia al Día

A randomized trial of low-dose aspirin in the primary prevention of cardiovascular disease in women. N Engl J Med 2005; 352: 1293-1304.

Ridker Pm, Cook Nr, Lee I-M Et Al.

Ruth Freeman, MD
Professor of Medicine and Obstetrics and
Gynecology
and Women’s Health
Albert Einstein College of Medicine
Montefiore. Medical Center
Bronx, New York

Evidencia Nivel I

En la prevención primaria, la aspirina es efectiva en disminuir el riesgo de ACV en mujeres de edad mediana y en mujeres más viejas, pero no tiene efecto en el riesgo de infarto del miocardio (IM) o mortalidad causada por eventos cardiovasculares, de acuerdo a los datos del Women‘s Health Study, un estudio randomizado, doble ciego, controlado con placebo. Un total de 39.876 mujeres sanas entre 45 años o mayores (edad promedio, 54.6 años) se randomizaron al tratamiento día de por medio con placebo o aspirina (100 mg.). Las participantes no tenían historia de enfermedad cardíaca coronaria, ECC; enfermedad cerebro vascular, ACV. Los objetivos fueron infarto del miocardio, SCV, y muerte por causas cardiovasculares. El estudio duró un promedio de 10.1 años.

Comparadas con el placebo, las que recibieron aspirina en general tenían un 9% de reducción, no significativa, en el riesgo de eventos cardiovasculares mayores (IC 95%, 0.80-1.03).

En términos de objetivos individuales, las recipientes de aspirina tenían un significativo 17% de reducción en el RR de ACV (IC 95% 0.69-0.99), primariamente debido a una reducción del 24% en el ACV isquémico (IC 95%, 0.63-0.93). No se vieron efectos significantes para IM no fatal (RR, 1.02; IC 95%, 0.84-1.25) y muerte por causas CVs (RR 0-95; IC 95%, 0.74-1.22).

Un análisis de un subgrupo mostró que en mujeres de 65 años o mayores, la aspirina reduce significativamente eventos CV mayores, ACV isquémicos e IM. Mujeres más jóvenes no tenían reducciones significativas. En términos de efectos secundarios, las recipientes de aspirina experimentaron significativamente más sangrado gastrointestinal que requirieron transfusión (p = 0.02 vs. placebo).

Comentario. Un estudio clínico poderoso que pone a la aspirina como soporte principal en la prevención de arteriotrombosis en el hombre, es ahora igualmente poderoso para mostrar que en todas las mujeres, pero principalmente en las de alto riesgo y fumadoras, la aspirina no lleva, estadísticamente, beneficios para la prevención de IM y está asociada con aumento del riesgo de hemorragia gastrointestinal y tendencia hacia el aumento de hemorragia cerebral. La información confirma en las mujeres los datos positivos de prevención de ACV vistos en los hombres. Los resultados no se relacionaron con o se explicaron por el estatus menopáusico, IMC, o uso de terapia postmenopáusica con estrógenos.

En la mayoría de guías actuales de American Heart Association [Expert Panel/Writing Group Circulation 2004] prevalece el conocimiento: la administración preventiva de aspirina está indicada para mujeres adultas clasificadas como de alto riesgo de acuerdo a herramienta de clasificación de riesgo de la National Cholesterol Education Program (National Colesterol Education Program Adult Treatment Panel III Circulation 2002) y no está indicada en mujeres de bajo riesgo. Así, quienes continúan fumando, agregaría una consideración definida para mujeres de riesgo moderado con control de presión sanguínea. En qué mujeres está indicada la aspirina para prevenir el ACV? Esta difícil decisión clínica seguramente incluirá mujeres a alto riesgo para IM, mujeres con fuerte historia familiar de ACV o trombosis arterial o fumadoras.

Las precauciones habituales con el aspecto de la evaluación del riesgo de sangrado GI, y el apropiado control de la presión sanguínea corresponde a todas esas mujeres.

Se sabe que hay diferencias de género en la incidencia de ACV relacionado con la edad, versus IM, con mayor número de mujeres sufriendo ACV a menor edad. Aunque esto ayuda a explicar algunas discrepancias entre géneros, la verdad seguramente reside en el hecho de que no entendemos del todo muchas diferencias de género en la etiología de la aterotrombosis, y los efectos que el género y los esteroides sexuales endógenos jueguen en la terapéutica molecular. ¿Cuándo vamos a parar de sorprendernos de que los estudios clínicos que reclutan mujeres demuestran que hay diferencias significativas de género con respecto a la biología humana, patobiología y respuesta a agentes terapéuticos? Por negligencia, a las mujeres se les sigue prescribiendo drogas cardiovasculares y de otro tipo (que pueden tener un potencial efecto colateral) con eficacia probada solo en hombres. Hay mucha tela de donde cortar.

Thomas Dayspring, MD, FACP
Clinical Assistant Professor of Medicine
University of Medicine and Dentistry of
New Jersey
New Jersey Medical School
Newark, NJ
Director, North Jersey Institute of Menopausal
Lipidology
Wayne, NJ

Comentario. Este es un estudio mayor mostrando que la aspirina no previne los ataques cardiacos en mujeres jóvenes. Solamente las mujeres por encima de 65 años mostraron una reducción de IM por tratamiento con aspirina.

El hallazgo más interesante en este estudio fue la reducción significativa de ACV isquémico, pero solo en no fumadores actuales.

La obesidad redujo los efectos de la aspirina en los ACV no isquémicos. De la 26 000 mujeres que eran menopáusicas, más del 50% tomaban estrógenos.

Aunque no se dieron estadísticas, parece que el grupo que tomaba hormonas tuvo menos eventos CV que las no usuarias. No se han dado las edades de las usuarias de hormonas que, en total, pueden haber sido más jóvenes que las no usuarias, haciendo difícil determinar si la terapia hormonal postmenopáusica tenía un efecto benéfico.

En vista del resultado de muchos otros estudios de la efectividad de la aspirina, uno ciertamente podría considerar este tratamiento para mujeres postmenopáusicas mayores de 65 años, particularmente para la prevención de ACV isquémico.

Es de anotar que este estudio encontró más ACV que ataques cardiacos en este grupo de mujeres. Esto no es bueno para las mujeres menopáusicas.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!