Densidad mineral ósea medida por Densitometria

Energía Dual de RX en mujeres Climatéricas de Santa Fe de Bogotá

Juan Guillermo Villegas*, MD. Radiólogo. Jefe Departamento
de Radiología. Clínica Reina Sofía. Santa Fe de Bogotá.
William Onatra.**, Profesor Asociado Depto de Obstetricia
y Ginecología. Universidad Nacional de Colombia.
Jacinto Sánchez A.***, Profesor Asistente Depto de Obstetricia. Universidad
Nacional de Colombia.  Instituto Materno Infantil Santa Fe de Bogotá.
Héctor Posso V. &, MD. Msc. Jefe Sección Estudios
epidemiológicos. Instituto Nacional de Cancerología.
Israel Días Yúnez &*, MD. Servicio Social Obligatorio. Instituto
Nacional de Cancerología. Santa Fe de Bogotá.

Resumen

Se realizan 1971 densitometrías por la técnica de doble fotón dual (DPA) en mujeres climatéricas de la ciudad de Santa Fe de Bogotá, que consultaron por diferente sintomatología o simplemente para control, en el Instituto Materno Infantil, Medicina prepagada o medicina particular durante el período de 1993 y 31 de diciembre de 1994.  Se excluyeron las pacientes que estaban ingiriendo algún tipo de medicación hormonal.

La edad estuvo comprendida entre los 40 y 75 años.  El índice de Masa corporal estuvo dentro de límites normales (IMC=23) pero con diferencias significativas entre los grupos etarios.  La densidad mineral ósea medida en gr/cm2 mostró que el 70% estaban dentro de los límites normales para el promedio asignado al instrumento (tabla del Brasil), con 1 DS por encima o por debajo (ostopenia) fue del 15% y 2 DS 1%.  

Estos datos sugieren que la ostopenia es menor de la reportada por otros países y se plantea la necesidad de hacer estudio piloto para Colombia y con una población blanco. Se establecen valores de referencia de la densidad mineral ósea en mujeres pre y postmenopáusicas.

Summary

Realize in 1971 densitometrias for technique of double foton dual (DPA) in women climaterics of the city of Santa Fe de Bogotá, that consulted for diffents symptomatology of simply for control in the Institute Infantile Maternal, medicine prepagade or medicine particular during the period in 1993 on 31 decembre of 1994. Exclude the patient that were inferioded some type medicamet hormonal.

The age was embraced between the 45 and 75 years.  The index of corporal  mass was in the limits, normal (IMC=23), but with differents means between the grups etarios.  Density mineral, consequently the measure in gr/cm2 show that the 70% were in the limits normals for the average assigned to the instrument (table to Brazil), with 1 DS for over or for down (ostopenia) was of the 15% and 2 DS 1%.  These date say that  the osteopenia is less of the reported for others cities and say the necessity to do pilot studio for Colombia and With a White population establishes values of reference of the mineral density consequently in women pre and post menopause

 Introducción

La osteoporosis es una enfermedad metabólica prenivel que compromete tanto a hombres como mujeres a partir de la quinta década.  Se sabe que el pico de masa ósea se obtiene entre los 30 – 35 años y que depende de factores genéticos, nutricionales, ejercicio y del medioambiente hormonal.  

La mujer después de los 40 años pierde aproximadamente entre un 0.3% de huso cortical por año y después de la menopausia en promedio la pérdida es del 2% al 3% por año.  La pérdida de hueso trabecular medida por densitometría de energía dual es de 1.2% anual1.

Se han identificado muchos factores de riesgo para la pérdida ósea, incluyendo: la historia reproductiva y la menstrual (menarquia y menopausia)1, el consumo de alcohol y tabaco, ingesta de calcio, el escaso peso corporal, la actividad física e historia familiar de osteoporosis.  Algunos estudios recientes han puesto de manifiesto que el análisis de los factores de riesgo puede proporcionar una sensibilidad diagnóstica sólo con una baja especificidad2, 6.

Un análisis multicéntrico hecho por Ribot y col5 confirmó:

Las primeras conclusiones del trabajo de Kleerekoper y col6 que mostraban que el análisis de los factores de riesgo no puede sustituir a la densitometría ósea, pese a lo tosca que ésta pueda ser.  Los factores de riesgo justificaban menos del 35% de los cambios de la masa ósea entre las mujeres post-menopáusicas5-7.  

Además es posible que los factores de riesgo hallados en una población no pueden ser aplicada a otra región geográfica distinta o que los factores descubiertos en un determinado grupo de edad no se apliquen en la misma población a otro grupo de diferente edad.  

Un estudio longitudinal8 de 12 años de duración, identificó varios factores (lactancia, medicación contraceptiva oral e ingesta de calcio superior a 1500 mg/días) que parecían proteger la masa ósea antes de la pérdida ósea habida en la menopausia.

Parece que cada estudio proporciona su propio grupo de factores y la importancia de los factores difiere mucho entre ellos.  Hasta que haya una concurrencia entre los diversos estudios realizados sobre un conjunto de factores claramente relacionados con una pérdida ósea, los médicos deben ser cautos con la valoración de los factores de riesgo en la práctica clínica.

Un factor de riesgo aceptado es el uso de agentes desmineralizantes (corticoesteroides a dosis altas o tiroxina9-11.  

También otro factor es la baja cantidad de grasa corporal12-13.  En los Estados Unidos y Europa, las mujeres cuyo peso es inferior a 55 kg., tienen un factor de riesgo más alto que las mujeres de peso superior a 65 kg.   

En Latino América y Francia, donde el peso promedio es unos 5 kg menos, el peso crítico es aproximadamente de 50 kg, mientras que en Asia es de 45 kg. La obesidad puede ofrecer una protección frente a la ostroporosis14 y puede también proporcionar un efecto “cojín” que amortigua los traumas y ayuda a prevenir las fracturas debidas a una caída.

El tabaquismo aparece ser otro factor de riesgo.  

El hábito de fumar disminuye la densidad mineral ósea15 – 18, aunque esto no es evidencia en todos los estudios19-21.  

Este desacuerdo puede estar en relación con las diferencias en la duración del hábito y en la cantidad, edad y tiempo desde la menopausia, junto a prescripciones de estrógenos y otros factores que pueden confundir como el alcohol, peso corporal y el café22 – 24

 La nicotina y el monóxido de carbono tiene efectos sobre el metabolismo de las hormonas sexuales y las enzimas adrenales25-28 y el hábito de fumar disminuye la eficacia de la terapia sustitutiva de estrógenos29 – 30.  

La Veccia y col.31 encontraron una marcada asociación entre la hábito de fumar y la fractura de cadera (riesgo relativo de 2.4 para los fumadores importantes y de 1.7 en los fumadores globalmente).  Un estudio reciente en un grupo de población por 1.873 mujeres en Framingham, Massachussets descubrió que fumando se eliminaba el efecto protector que la terapia estrogénica sustitutiva tenía sobre el riesgo de fracturas de cadera en las mujeres postmenopáusicas32.  

Fumando también se puede incrementar el riesgo de fractura si se asocia a un bajo peso corporal (reducción de aproximadamente 5 kg)22, 30, 33.

Diferentes métodos se han utilizado para medir la pérdida ósea.  Como marcadores de formación: la Fosfatasa alcalina sérica, la osteocalcina, procolageno I, osteonectina y saialoproteína II.  Marcadores de resorción: Calcio urinario, Hidroxiprolina urinaria, piridinolinas y deoxipiridinolinas.  

Dentro de las imágenes diagnósticas están la Radiografía AP y lateral de columna, Densitometría de fotón simple (SPA), de fotón dual (DPA), dual de Rayos X (DEXA) y la tomografía axial computarizada (TAC)34.

La absorpsiometría de fotón dual (DPA) y la energía dual de RX (DXA):

Son los métodos no invasivos de más precisión y seguridad actual en la cuantificación de la densidad mineral ósea (BMD) de columna lumbar y fémur.  Se debe tener en cuenta para su evaluación un valor de referencia, y en esas condiciones se puede calcular en la población de estudio la incidencia de fracturas35

Fue interés de los autores conocer cuál sería el comportamiento de la densidad mineral ósea en pacientes tanto pre como menopáusicas que consultaban por diferente sintomatología a los programas de climaterio en la ciudad de Santa Fe de Bogotá.

Materiales y métodos

Se tomaron 1.971 pacientes de la ciudad de Santa Fe de Bogotá, entre 40 y 74 años que asistieron a control radiológico para medir el contenido de mineral óseo (densitometría de energía dual de RX).  Las pacientes fueron remitidas de la Clínica de Climaterio del Instituto Materno Infantil, medicina particular y medicina prepagada, entre el 1 de enero de 1993 y el 31 de diciembre de 1994.

No se tuvo en cuenta criterios de exclusión excepto 270 pacientes que en el momento del examen estaban ingiriendo algún tipo de medicación hormonal.

Se tabulo la edad, el peso, la talla, se calculó el índice de la masa corporal (IMC= peso / talla 2) y la densidad mineral ósea de la columna lumbar (L2 – L4), fémur proximal (Triángulo de Ward´s).  Para el IMC se consideró Normales = 20-24, Sobrepeso= 25-29, Obesas> 30 y Delgadas < de 20.

Se utilizó como instrumento un Densitómetro Lunar DPX alfa con un rango de 0.9 – 1.0% para columna lumbar y 1.5 – 24% a nivel de cuello femoral.  S(Coefic., de variación).  De acuerdo con lo anterior las pacientes se clasificaron en: normales cuyos datos estaban dentro del promedio para la edad.  Osteopenicas las que se encontraban por debajo de una desviación estándar (1 DE).  Mayor densitometría las que se encontraban por encima de 1 DE. Osteoporóticas las que se encontraban por debajo de 2 DE.

Los datos fueron introducidos en DBASE III PLUS y para el análisis se contó con la ayuda de EPIINFO 5.0 y SAS:

Los resultados de densitometría ósea se analizaron según grupos quinquenales de edad, edad de la menopausia, sitio de medición de DMO y por último se compraron los resultados con los reportados por un estudio internacional similar. Se clasificaron las mujeres según se alejaban del promedio de la DMO 1 ó 2 Desviación Estándar (DE).  Para valorar las diferencias se utilizó análisis de varianza (ANOVA) y chi-cuadrado de Bartltests.  Para las Varianzas no homogéneas se utilizó el Test de Kruskal-Wallis y el valor de p con el Student´s Test (Nivel de significancia menos de 0.05 p <0.05)36.

(Lea También: Diferentes técnicas se han utilizado para medir la pérdida ósea)

Resultados

Se realizaron 1.971 densitometrías en pacientes pre y postmenopáusicas, en edades de 40 a 75 años.  Como lo muestra el gráfico 0 el mayor número (609 casos) correspondió al grupo entre los 50-54 años y e menor (6 casos) entre los 70 y 74 años.  Gráfico 0 (Distribución por grupo de edad).

Densidad mineral ósea en Santa Fe de Bogotá. Distribución por grupos de edad

Gráfica 0. Densiometría ósea en Santa Fe de Bogotá. Distribución por grupos de edad

Al tener el promedio de peso y talla en los diferentes grupos etarios se obtuvo el índice de masa corporal (IMC), demostrándose que en general el grupo se encontraba dentro de los límites de normalidad apreciándose un promedio entre 22 y 24.  

Al hacer las pruebas de significancia estadística se encuentra un Chi-2 de 21.15 con 6 grados de libertad y una p<001 indicando que existe una diferencia significativa en el IMC en el grupo estudiado.  Tabla 1.

Tabla 1. Características de los pacientes (n=1971) 

Características de los pacientes, Densidad Mineral Ósea

El promedio de la densidad mineral ósea (DMO) en gr/cm2 medida el densitómetro de energía dual de RX, tanto en columna lumbar como en cuello femoral, muestra que un 70% de las pacientes se encuentra dentro del promedio normal, que un 15% se encuentra 1 DS tanto por encima (hiperdensimétricas) como por debajo (osteopenicas) y tan sólo un 1% osteoporosis.

Gráfico 1 y 2.  Estos valores no están de acuerdo con los reportados por otros investigadores donde se encuentran cifras del 20-23% de osteopenia.

 DMO de columna por grupos de edad. Gráfica 1.  DMO de columna por grupos de edad.

Al calcular la pérdida DMO por grupos de edad y teniendo en cuenta que los valores de referencia más altos para este grupo estuvo entre los 45-49 años, se aprecia en columna un valor + 2.4% (40-44 años), después de los 50 una neta disminución de -5.6% (50-54 años), -10.4% (55-59 años), -15.1 (60-64 años), -11.2 (65 – 69 años) y -15.9% (70-74 años) con moderada estabilidad entre los 60 y 70 años.  Para cuello femoral la pérdida guarda las mismas proporciones pero más marcada después de los 70 años en relación con columna.  

Valor + 21% (40-44 años), -4.8% (50-54 años), -10.6% (55-59 años), -14.5% (60-64 años), -15.4% (65 – 69 años) y -29.8% (70-74 años).

  DMO en fémur por grupos de edad.

Gráfica 2. DMO en fémur por grupos de edad.

Al calcular el coeficiente de correlación de pérdida de densidad ósea por promedio de edad y grupo quinquenal muestra que es r=-0.2 Tabla 2. El promedio por edad es de 54.8 años, con un coeficiente de correlación en columna de r=0.33.  Por grupo quinquenal el promedio de edad fue de 52.8 años, con un coeficiente en columna de r= -0.33 y fémur r: 0.32.

Tabla 2. Coeficiente de correlación por promedio de edad y grupo quinquenal.

Coeficiente de correlación por promedio de edad y grupo quinquenal.

Al comparar el grupo de edad por debajo de 40 años (Premoneopáusicas) con las mayores de 50 años, tanto el (DMO) en columna como en fémur, se aprecia que la densidad mineral ósea es mayor tanto en columna (1.081 gr/cm2) en la premenopausia frente a la disminución en columna (0.970 gr/cm2) y cuello femoral (0.808) con diferencias estadísticamente significativa (p<001), Tabla 3.

Tabla 3. Comparación entre pacientes Pre y Postmenopáusicas

Comparación entre pacientes Pre y Postmenopáusicas DMO en Columna y T. Wards.

DMO en Columna y T. Wards.

Ver más Revistas de Menopausia, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!