Los suplementos de soya pueden disminuir la pérdida de hueso en mujeres con masa ósea debajo de lo normal

Actualidad Inmediata

Soy isoflavones have a favorable effect on bone loss in Chinese postmenopausal women with lower bone mass: a double-blind, randomized, controlled trial. J Clin Endocrinol Metab 2003; 88: 4740-4747.

Chen Y-M, HO SC, Lam SSH, HO SSS, Woo JLF

Evidencia Nivel I

Las isoflavonas de la soya tienen un leve pero significativo efecto independiente de mantenimiento del contenido de mineral óseo de la cadera en mujeres menopáusicas tempranas con baja masa ósea inicial de acuerdo a este estudio de Hong Kong randomizado, doble ciego, controlado con placebo. Un total de 203 mujeres postmenopáusicas (entre 48 y 62 años) de origen chino se asignaron a uno de tres grupos de tratamiento así: 1 gr/día de extracto de soya, 0.5 gr/día de extracto de soya o placebo.

Las dosis bajas y altas de soya contenían aproximadamente 40 mg y 80 mg de isoflavonas, respectivamente. Todas las participantes recibieron suplementos diarios de calcio (500 mg) y vitamina D (125 IU). La densidad mineral ósea DMO, se midió por absorciometría de rayos X de energía dual.

Después de un año, las mujeres en el grupo de dosis alta tenía un moderado pero estadísticamente significativo aumento anual promedio en la DMO en la cadera total (0.57%) y trocánter (1.08%) comparado con placebo y con el grupo de dosis baja. Sin embargo, esos efectos positivos se observaron solamente en mujeres con DMO de base debajo del promedio.

Comentario. Este estudio es único como que a la intervención con isoflavonas se le agregó a las dietas de las mujeres postmenopáusicas asiáticas que usualmente consumen productos de soya. También el tipo de extracto de isoflavonas fue inusual en el sentido de que los extracto de germen de soya tenían diferentes componentes) particularmente una mayor concentración de glyciteina de alrededor de 39%, pero solo 46% de daidzeina que los otros productos naturales de soya (glyciteina esta cerca del 10% y daidzeina al 40%), teniendo potencialmente un efecto sobre los huesos diferente a los previamente se habían reportado. Interesantemente, la pérdida en DMO del fémur proximal (la cadera contiene mas hueso cortical que trabecular) fue atenuada, mientras otros estudios han reportado efectos positivos en la DMO de la columna lumbar (la cual contiene aproximadamente la misma cantidad de hueso cortical y trabecular). Uno podría hipotizar que la glyciteina y/o daidzeina pueden tener un efecto especifico sobre el hueso cortical, pero no hay evidencia sustancial que sugiera que eso es cierto. Los autores tomaron en consideración puntos claves de potenciales factores de confusión (peso, talla, años de menopausia, DMO basal, ingesta de calcio, e ingesta de proteínas) y analizaron sus datos apropiadamente. Sin embargo los objetivos primarios del estudio fueron, por demás curiosos porque ellos observaron un efecto sobre el contenido mineral óseo, CMO, y no sobre la DMO. Los autores indican que ellos encontraron un aumento en el área mineral ósea (no se muestran los datos) también como su contenido en la cadera total y el trocánter, dando una explicación de porque ellos no encontraron un cambio en la DMO. No es enteramente confiable que las caderas de las mujeres postmenopáusicas experimenten aumentos en área después de un año. Medidas reproducibles de la cadera, usando DEXA, es difícil, con precisión estimada entre 1.5% y 2.0%. Los cambios en CMO reportados en este estudio exceden el error de precisión del DEXA en este sitio, sugiriendo que esos resultados deben ser vistos con cautela. Estudios controlados a más largo plazo de soya e isoflavonas y hueso deben realizarse.

D. Lee Alekel, PhD
Associate Professor of Nutrition
Iowa State University
Ames, IA

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!