Residuos Biológicos Generados en el Quirófano, Resultados

Se analizaron dos instituciones públi­cas y una privada denominadas así: Institución Pública 1 de tercer grado de complejidad, Institución Pública 2 de segundo grado de complejidad, e Institución Privada de tercer grado de complejidad.

En cuanto al manejo integral de los residuos biológicos que se producen en el quirófano, la situación general en­contrada en las instituciones objeto de estudio fue deficiente frente a los cri­terios evaluados en el instrumento de recolección, tales como vertimientos líquidos contaminados con sangre y otros fluidos de precaución universal a la red de abastecimiento de agua, ausencia de almacenamiento tempo­ral. Así mismo, se encontró que los re­siduos peligrosos se mezclan con los no peligrosos dentro del quirófano y se combinan en el almacenamiento temporal con residuos no peligrosos y materiales reciclables.

Los procedimientos de dichas institu­ciones presentaron discrepancias se­gún lo estipulado en sus respectivos Planes de Gestión Integral de Residuos (PGIRS), sobre todo desde la segre­gación inicial. Dicha situación se pre­senta a pesar de la existencia de pla­nes de mejoramiento continuo por parte de los comités ambientales y de salud ocupacional. Se evidenciaron también deficiencias en aspectos de dotación y reportes de accidentes bio­lógicos entre una y otra institución. La ruta interna de recolección de re­siduos, en todos los casos, se subcon­trata con empresas de aseo especia­lizadas.

Se observó una situación común en las tres instituciones frente al incum­plimiento del uso completo de los elementos de protección personal, tanto en el personal auxiliar en en­fermería como en el de servicios ge­nerales, quienes no portaron las gafas protectoras para la manipulación y recolección de los residuos biológi­cos, además de usar guantes de exa­ exa­men durante la actividad.

En la figura 1, se observa que el ma­yor generador, en número de Kg, de residuos biológicos enviados a inci­nerar en el primer semestre del año 2009, es la institución pública núme­ro 1, seguida por la institución priva­da y la institución pública 2. De estos residuos, el total en Kg generados por el quirófano en la institución pública 1 representa el 4,8%, y en las dos ins­tituciones restantes se encuentra entre 6% y 33% respectivamente.

Porcentaje y kg de residuos peligrosos en el quirofano

En la figura 2, se evidencia que la cantidad de Kg de residuos generados es directamente proporcional al nú­mero de cirugías efectuadas en las dos instituciones públicas, mientras que en la institución privada la gene­ración de residuos es mayor con res­pecto al volumen de cirugías.

Numero de procedimientos quirurgicos vs kg de residuos peligrosos

De los 56 accidentes de trabajo con riesgo biológico presentados durante periodo enero – junio de 2009, en to­das las instituciones objeto de estudio, 18% corresponde a accidentes por pinchazo y heridas con elementos contaminados que estaban inadecua­damente dispuestos (figura 3).

Reportes de riesgo biológico cirugía vs total institución

Situación encontrada en la insti­tución pública 1

Del total de residuos biológicos, anatomopatológicos y cortopunzantes enviados a incinerar en el primer se­mestre del año 2009 en esta institu­ción; el 4,8% corresponde a los resi­duos peligrosos generados por el bloque quirúrgico.

En cuanto a la segregación inicial de los residuos biológicos del quirófano, se pudo determinar que los recipien­tes incumplen con las características descritas en el manual. Además no se utilizan bolsas para la recolección de los residuos anatomopatológicos y biológicos, lo que obliga al personal encargado de la disposición inicial a transportarlos a otro recipiente entre cada cirugía.

En la etapa de almacenamiento tem­poral, se cuenta con un sitio común para depositar los residuos provenien­tes del bloque quirúrgico y otras depen­dencias como hospitalización donde se encontró que ninguna de las bolsas fue rotulada lo cual impidió el segui­miento de los residuos generados en el quirófano. Así mismo, se encontró que los residuos peligrosos se mezclan con los no peligrosos y se carece de refrigeración para placentas y residuos anatomopatológicos. La frecuencia de recolección permite que estén en este lugar entre cuatro y seis horas.

El vehículo recolector no cumplió con las condiciones requeridas para su uso y el sitio de disposición final pre­senta deterioro locativo, que consti­tuye un riesgo mayor por la presencia de animales domésticos de los alrede­dores que en la noche rompen las bol­sas. Por su parte, los residuos bioló­gicos líquidos son recolectados en re­cipientes de vidrio y se vierten directa­mente a una poceta sin ningún tipo de inactivación o filtración, al alcantari­llado.

Situación encontrada en la institución pública 2

De los 9.154 Kg de residuos generados en la institución 6% corresponde a ci­rugía. Los residuos anatomopatológi­cos producto de cirugías se combinan y van con los residuos biosanitarios, se realiza desactivación de baja efi­ciencia con peróxido de hidrógeno al 20% y salen sin rotular al almacena­miento final. Las placentas fueron co­locadas en doble bolsa negra sin pre­via inactivación, se rotularon y luego fueron llevadas hasta el refrigerador del almacenamiento final.

Los residuos biológicos líquidos y coá­gulos de sangre producto de los pro­cedimientos quirúrgicos se desechan en la red de alcantarillado sin trata­miento previo. Cabe decir, que la ins­titución cuenta con trampas de grasa y un humedal para el tratamiento de aguas residuales.

Los elementos cortopunzantes eran recolectados en recipientes diseñados para tal fin, debidamente marcados y luego enviados al almacenamiento final para su incineración. El material de osteosíntesis retirado de los usua­rios, es lavado con jabón enzimático y llevado al quirófano para su alma­cenamiento. No se encontraron méto­dos de disposición definidos para este caso. En ninguna dependencia de la institución se cuenta con un espacio destinado al almacenamiento tempo­ral.

El carro de transporte de los residuos es totalmente cerrado, sin embargo, falta la señalización acorde con los criterios establecidos en la norma. En cuanto al almacenamiento final de los desechos biológicos se realiza en un cuarto grande con paredes lavables y desagüe propio, se tiene nevera para la conservación de anatomopatológi­cos hasta cuando son recogidos por el gestor externo diariamente.

Durante el periodo de estudio se rea­lizaron capacitaciones al personal in­volucrado en la gestión de residuos, con el apoyo del líder de salud ocu­pacional.

Situación encontrada en la insti­tución privada 1

Se determinó que en la institución pri­vada 1; de los 29.328 Kg de residuos biológicos enviados a incinerar el 33% corresponde a cirugía.

En lo referente a la planta física, se tie­nen definidos los procesos y se cuen­ta con los recursos técnico-adminis­trativos y el personal entrenado para realizar la gestión interna. Sin embar­go, se encontraron falencias durante la etapa de segregación en el quiró­fano y en el almacenamiento inter­medio debido a que se mezclan resi­duos biosanitarios con tejidos anato­mopatológicos en el mismo recipien­te y la disposición conjunta de los re­siduos peligrosos con los no peligro­sos como reciclaje de papel, cartón y plástico.

Durante las visitas de inspección se detectó que los residuos peligrosos lí­quidos se desechaban en la poceta de oficios varios, que tiene vertimien­to directo al alcantarillado. No obstan­te, durante el desarrollo de la inves­tigación, el comité ambiental, cambió el proceso y actualmente se está rea­lizando la desactivación de baja efi­ciencia con peróxido de hidrógeno al 28%. El manejo y disposición de los elementos corto punzantes, fue acor­de con lo establecido en la normati­vidad.

Los materiales de osteosíntesis extraí­dos o retirados a los pacientes no tie­nen un protocolo establecido para su disposición final, en la actualidad se lavan con jabón enzimático en la cen­tral de esterilización y se guardan en un contenedor dispuesto para tal fin en cirugía.

En cuanto al manejo de las placentas, el instrumentador quirúrgico se encar­ga de ponerlas en bolsa roja y el personal de servicios generales las trans­portan hasta el almacenamiento inter­medio en un recipiente con bolsa roja sin refrigerar, hasta la ruta de recolec­ción interna.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!