Colgajo Musculocutáneo del Pectoral Mayor, Técnica quirúrgica

Técnica Quirúrgica

Se comienza delineando el eje vascular acromiotorácico en la pared del tórax, trazando una línea que une el apéndice xifoide con la articulación acromioclavicular. Posteriormente, se traza otra línea que emerge de la midad de la clavícula, perpendicular a ésta hasta cruzar la línea anterior. Así se delínea tanto el eje acromiotorácico como el punto de emergencia de éste en la cara posterior del pectoral mayor (Fig. 2).

Se dibuja la isla de piel por rotar, teniendo en cuenta el tamaño del defecto primario, la distancia y el eje de rotación del colgajo (Fig. 2). La isla de piel se puede tomar de muchos sitios (Fig. 3); el modelo original de Ariyan, es siempre con músculo pectoral por debajo de ella (3); otros autores han extendido la isla hasta la parte superior de la hoja aponeurótica del recto anterior (3, 5). Esto hace que la circulación distal sea precaria.

En términos generales, la isla no debe sobrepasar más de 3 cm del patrón axial demarcado, o sea, del borde inferior del pectoral mayor. En las mujeres de senos grandes se puede utilizar una isla medial al seno que es más delgada y no distorsiona tanto la pared del tórax (Fig. 4). En estos casos, es preferible utilizar el colgajo del ancho dorsal.

Delineación del eje acromial en la pared del tórax - Colgajo Musculocutáneo
Variaciones de la isla del colgajo - Colgajo Musculocutáneo

Isla de piel de la remusculocutáneo del pectoral mayor - Colgajo Musculocutáneo
Colgajo deltopectoral - Colgajo Musculocutáneo

Lea También: Colgajo Miofacial del Músculo Temporal

La incisión pectoral se puede efectuar de varias formas: directamente como continuación de la del vaciamiento del cuello, o preservando el área de piel que correspondería al colgajo deltopectoral. Este colgajo comprende la piel entre el borde inferior de la clavícula hasta el IV espacio intercostal (Fig. 5). Este concepto es importante ya que permite conservar la piel de la pared anterior del tórax y así no agotar este recurso reconstructivo en caso de que sea necesario posteriormente.

Músculo Pectoral Mayor

Se procede a incidir la piel y el músculo pectoral mayor excepto en su porción proximal. No se debe ejercer tracción sobre la isla de piel ya que se pueden lesionar las arterias perforantes. Para evitar esta tracción se fija la piel a la aponeurosis del pectoral mayor con puntos separados de Vicryl 0000 (Fig. 6). Esta maniobra permite movilizar el colgajo hasta el sitio receptor, sin peligro de alterar su circulación.

Los haces musculares del pectoral mayor se van seccionando hasta encontrar el plano profundo de la aponeurosis posterior del pectoral mayor, que puede disecarse digitalmente de la pared del tórax, y por entre este plano observar directamente el pedículo vascular. Se continúa desinsertando el pectoral mayor inclusive hasta liberarlo de su inserción clavicular y humeral hasta que pueda ser colocada la isla de piel en el área receptora sin tensión alguna (Fig. 7).

Se procede a suturar el colgajo al defecto primario. Se puede utilizar el músculo pectoral para hacer un segundo plano y así darle mejor anclaje al colgajo.

Aplicaciones Clínicas – Colgajo Musculocutáneo del Pectoral Mayor

Se utilizó este colgajo para reconstrucciones primarias de defectos grandes en el área de cabeza y cuello en 18 pacientes. Todas las reconstrucciones se practicaron en forma inmediata después de la extirpación de tumores primarios o recidivantes (Tabla 1).

Aponeurosis del pectoral mayor - Colgajo Musculocutáneo

Colocación de piel en el trígono retromolar - Colgajo Musculocutáneo

Casos Clínicos de defectos en la región faringoesofágica - Colgajo Musculocutáneo

En 3 pacientes se utilizó para reconstruir defectos de la pared lateral de la faringe y de la base de la lengua. Otro paciente que presentaba un carcinoma escamocelular de la laringofaringe, se le practicó una laringofaringectomía; se reconstruyó utilizando este colgajo en forma de tubo. Estos 3 pacientes presentaban tumores recidivantes después de radioterapia.

Dos pacientes presentaban tumores extensos de la cavidad oral; se les practicó extirpación amplia que incluyó hemimandibulectomía y posterior reconstrucción con el colgajo descrito (Figs. 8 y 9).

Carcinoma escamocelular - Colgajo Musculocutáneo

Colgajo musculocutáneo en área del trígono acromolar - Colgajo Musculocutáneo

Se practicaron tres reconstrucciones completas del labio inferior (Fig. 10). En los 9 pacientes restantes se utilizó este colgajo para cubrir defectos de piel en el área cervicofacial (Figs. 11 y 12). Del total de los 18 pacientes, 10 habían recibido radioterapia previa.


Doctores: José Antonio Hakim, Juan de Francisco, Alejandro Hakim, Guillermo Rivera e Ismael Hernández, investigadores científicos del Servicio de Cirugía de Cabeza y Cuello del Instituto Nacional de Cancerología, Bogotá, Colombia.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!