Análisis en Función de la Radioterapia Postoperatoria

Los pacientes que recibieron radioterapia postoperatoria se adaptan peor que los que no la recibieron. Esta diferencia también es evidente en los dominios III, IV y V (relaciones domésticas, sexuales y familiares).

En relación con el grupo control, los pacientes tratados con radioterapia se adaptan peor. Los que no reciben radioterapia tienden a adaptarse mejor que el grupo control aunque esta diferencia no alcanza significación estadística.

Eliminando del análisis los pacientes operados de cordectomía, los pacientes radiados siguen mostrando peor adaptación que los no radiados, aunque esta diferencia no es estadísticamente significativa (p=0,053).

Discusión

En general, los pacientes operados de cáncer de laringe no presentan una mala adaptación psicosocial, aunque tampoco se diferencian en forma llamativa de los pacientes tratados de otros cánceres (6). Aquellos que hablan se sienten bien en el hogar, con los amigos y consigo mismos. Tienen más facilidades sin traqueostoma y si no reciben radioterapia.

Los pacientes con una laringectomía horizontal supraglótica, laringectomía total y laringectomía “casi total” se adaptan de forma similar. En cualquier aspecto de nuestro estudio, las cordectomías se separan del resto de las técnicas quirúrgicas. Este hallazgo parece lógico dada la escasa agresividad de la técnica quirúrgica y la existencia de un tumor en estadío inicial. Sin embargo, contrasta con los resultados obtenidos en otra serie de pacientes en la que según los mismos autores, los pacientes con cordectomías no presentaban mejor adaptación que el resto (6).

Uno de los aspectos más llamativos de nuestro estudio es la escasa importancia que tiene la voz en los enfermos operados de cáncer de laringe. La laringectomía horizontal supraglótica es una técnica mediante la cual, el paciente consigue mejor calidad de voz que con una cordectomía. Con la laringectomía “casi total” hablan bien (con una cuerda vocal) (7), pero necesitan traqueostoma. Sin embargo, la calidad de vida de estos pacientes es similiar a la de aquellos que no pueden hablar con voz pulmonar, es decir a pacientes con una laringectomía total. De Santo (8) observa este mismo resultado en un estudio de similares características. En principio parece lógico que los pacientes con una laringectomía horizontal supraglótica se adaptan mejor. No obstante, se diferencian de los pacientes intervenidos con técnicas que necesitan traqueostoma, aunque existe una tendencia a estar mejor en todos los aspectos que se revisan en este estudio. El único hallazgo positivo a favor de la voz es que en la calidad de vida los pacientes que hablan presentan menos ansiedad, cuestión avalada por otro estudio (9).

Los pacientes operados de cáncer de laringe y especialmente los que tienen una laringectomía total, dejan la actividad laboral que venían realizando; por ello se dedican más a la vida “hogareña”, se relacionan más con los amigos y mantienen buen estado psicológico. Rehuyen de participar en reuniones familiares, dejan de comunicarse por teléfono, lo cual les distancia de familiares tales como hermanos, primos… Esta situación concuerda con el estudio previo, en el que se ponía de manifiesto la necesidad de apoyo social que presentan estos enfermos (6). En general la adaptación laboral es mala. Las dificultades se incrementan si además no hablan. En el trabajo la voz es decisiva. Los pacientes mayores, puesto que ya estaban jubilados antes de la intervención, no ven alterado su quehacer diario. En este grupo la adaptación laboral es mejor.

Ningún paciente con una cordectomía recibió radioterapia. Puesto que estos pacientes tienen mejor calidad de vida, los hemos excluido del estudio del impacto de la radioterapia para evitar sesgos. A pesar de ello resulta evidente el empobrecimiento de la calidad de vida en pacientes que reciben radioterapia postoperatoria. No desestimamos de modo alguno, la función terapéutica oncológica de la radioterapia. Pero los pacientes que no la reciben tienen mejor calidad de vida que los que la han necesitado. Esta situación se ha puesto de manifiesto en otros estudios (8).

Los pacientes intervenidos de una laringectomía “casi total” están muy preocupados por la salud. Posiblemente esto sea así porque los médicos transmiten una inquietud importante al valorar sus resultados fonatorios. Es una técnica nueva y esto conlleva curiosidad y dedicación por parte de quienes la practican.

De los resultados obtenidos en este estudio se deduce la importancia que tiene la información transmitida al paciente y sus familiares. Es fundamental poner en conocimiento de las personas que van a ser operadas, la seria repercusión que va a tener el tratamiento en sus vidas. Numerosos estudios llegan a esta misma conclusión (3, 6, 8, 9, 10, 11). Es necesario un abordaje antes, durante y después de la cirugía. Es importante explicar qué cambios se van a producir, no sólo de deglución, aspiración, incapacidad para realizar esfuerzos y otras actividades vanales como puede ser bañarse en una piscina. Estos pacientes demandan una asistencia completa con protocolos multidisciplinarios que engloben cuidados de enfermería, psicólogos, médicos, asistencia social, etc.

En resumen, la voz no parece tan importante después de la intervención como antes de la misma. El impacto del traqueostoma es fundamental, y tampoco es despreciable el efecto de la agresividad quirúrgica y la radioterapia postoperatoria.

Conclusiones

• La calidad de vida de los pacientes operados de cáncer de laringe, aunque tiende a ser mejor, no es distinta a la que tienen pacientes operados de otros tumores malignos.
• El traqueostoma es un factor negativo determinante para la adaptación del paciente operado de cáncer de laringe.
• La pérdida de la voz no es tan importante como el traqueostoma.
• La adaptación de estos pacientes se limita cuanto mayor es la agresividad quirúrgica.
• La radioterapia tiene un impacto evidente en la calidad de vida.
• Existe un desajuste en la ocupación laboral de estos pacientes, con muy buena adaptación en las relaciones familiares y sociales, conservando buen estado psicológico. Podemos atribuir la inadaptación laboral a la pérdida de la voz, ya que es más evidente en aquellas técnicas en las que la capacidad para comunicarse queda restringida.
• Es necesaria la asistencia pre y postoperatoria en la esfera psicológica. Hay que profundizar más en el soporte psicológico que estos pacientes están demandando.

Summary

The purpose of this study was to evaluate the quality of life of 87 patients who underwent surgery for cancer of the larynx, analyzing different psychosocial aspects. The method of the study was based on the PAIS-SR questionnaire. The punctuations… obtained were compared according to the surgical techniques and the differences existing among these patients and others treated for different tumors. All the results show that quality of life of the patients who underwent surgery for laryngeal cancer was no worse than that of those treated for other neoplasias. In order of importance, the less aggressive the surgical technique used, the better the adaptation of the patient, if it is not necessary to leave in a tracheotomy if patients do not receive post-operative radiotherapy, if their voice is well preserved and if their habitual occupation does not change after the operation.

Key words: Quality of life. Cancer. Laarynx.

Bibliografía

1. Morton RP. Quality of life assessment: integral to clinical practice. Clin Otolaryngol.1996, 21: 1-2.
2. Herranz J, Gavilán J. ¿Qué importancia tiene el análisis de la calidad de vida en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello?. Acta ORL Colombiana 1998; 26: 137-144.
3. Gamba A, Romano M, Grosso I., Tamburini M, et al. Psychosocial adjustment of patients surgically treated for head and neck cancer. Head Neck Cancer 1992; 14, 218-223.
4. D’Antonio L, Zimmerman G, Cella D, Long S. Quality of life and functional status measures in patients with head neck cancer. Arch Otolaryngol Head Neck Surg; 122: 428-487.
5. Derogatis LR. The Psychosocial Adjustment to Illness Scale. J Psychosom 1986; 30: 77-91.
6. Herranz J, Gavilán J. Psychosocial adjustment after laryngeal cancer surgery Ann Otol Laryngol 1999; 108: 990-997.
7. Gavilán J, Herranz J, Maños M, Galindo N. Laringectomía casi total. Jarpyo Editores. Cáncer de laringe. Ponencia Oficial del Congreso Nacional, Sociedad Española de O.R.L. y Patología Cérvico Facial. Madrid, 1996; 283-290.
8. De Santo LW. Quality of life after surgical treatment of cancer of the larynx. Ann Otol Rhinol & Laryngol 1995; 104: 763-769.
9. Gonzales MT, del Cañizo A. Alteraciones psicológicas en pacientes con cáncer de laringe antes y después de laringectomía. Acta ORL Española 1993; 44: 175-185.
10. Krouse JH, Krouse HJ, Fabian RL. Adaptation to surgery for head and neck cancer. Laryngoscope 1989; 99: 789-794.
11. Dropkin MJ. Copying with disfigurement/disfunction and length of hospital stay after head and neck cancer surgery. O.R.L. Head Neck Nurs 1997; 15: 22-26.

Correspondencia: Javier Gavilán, MD. Servicio ORL
Hospital Universitario “LA PAZ”
PASEO DE LA CASTELLANA 261. Madrid España
Correo electrónico: [email protected]


Lourdes Martín Méndez, Javier Gavilán Bouzas, Jesús Herranz Gonzales-Botas.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!