Hallazgos Audiométricos del Síndrome de Alport

Juan Carlos Fonseca*, MD. 

Resumen

El Síndrome de Alport es un desorden de la membrana basal originado en la mutación del colágeno tipo IV, su principal constituyente, clínicamente dominada por alteraciones y manifestaciones renales, oculares y auditivas cocleares.  Dentro de los últimos 30 años se ha realizado un gran esfuerzo en el aprendizaje de esta enfermedad, haciendo énfasis sobre su patogénesis,  Se han descubierto importantes cambios en la estructura y composición normal de la membrana basal, los cuales sirven para su diagnóstico eficaz.

Genéticamente se ha comprobado que es una enfermedad que desde su descripción inicial en 1902 por Leonard Guthrie, mostró hematuria progresiva familiar que la hizo clasificable como hereditaria pero con muchas dificultades diagnósticas.  Por su baja incidencia (1:10.000 hab) y diversidad de su patología hizo que fuera de diagnóstico pobre.  Sus criterios diagnósticos varían en muchos escritos y es difícil definir con exactitud si es síndrome de Alport o nefritis hereditaria progresiva.  Sin embargo, se determina que es una enfermedad renal dominante caracterizada en ambos sexos  por hematuria y proteinuria variable, que afecta principalmente hombres con hipoacusia severa y falla renal.

Palabras Clave:  Síndrome Alport

Introducción

Cada vez más la patología renal presenta, para nosotros como otorrinolaringólogos, una enfermedad asociada comúnmente a patologías auditivas, que hemos dejado atrás sin mayor atención siendo este uno de los motivos por los cuales, se hace relevante su investigación y su comprensión.  El Síndrome de Alport, se asocia principalmente a patología renal, visual y por supuesto auditiva, conlleva a un manejo multidisciplinario que da información que puede interpretarse y manejarse de mejor manera, en especial para el tipo de pacientes, para quienes puede significar un gran defecto tanto psicológico como social, el cual debe ser comprendido, y por lo que no se podrá dejar en el olvido.

El Síndrome de Alport se divide en una tríada clínica clásica y una no clásica, la primera de nefritis hereditaria clínicamente interpretada con la hematuria, alteración auditiva representada por hipoacusia neurosensorial bilateral y alteración ocular manifestada por patología renal.  Gracias  a la interpretación multifactorial de estos hallazgos y a su estudio, se ha podido establecer una correlación, una alteración en la estructura de la membrana basal de órganos oculares, auditivos y renales (1, 2, 3).

En efecto, los estudios de esta membrana basal han determinado el por qué de una enfermedad hereditaria, su clínica y sus características fenotípicas y genotípicas.

En este trabajo se estudiaron y correlacionaron con literatura 5 pacientes, en especial hacia los hallazgos audiológicos, que por su baja incidencia pueden ser de gran importancia.

Materiales y Métodos

Se estudiaron en un año (ene 99 –  feb 2000) cinco pacientes con síndrome de Alport diagnosticado por el Servicio de Nefrología y quienes se examinaron en el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital San José de Bogotá -tres de sexo femenino y dos de sexo masculino con edades entre 17 a 54 años- (media de 32 años).

Se tomó en detalle la historia auditiva de cada uno y sus características audiométricas  tonales en cuanto a frecuencias involucradas y severidad de su compromiso, audiometrías tomadas por el Departamento de fonoaudiología del hospital.

Resultados

El estudio permitió establecer las características audiométricas específicas con respecto a las diferentes variables (Tabla 1), su correlación con la literatura y trazos más frecuentes.

TABLA 1
Variables Estudiadas

Síndrome de Alport, Variables Estudiadas

La hipoacusia, también al parecer de predominio neurosensorial, confirmó el inicio de la sintomatología auditiva desde temprana edad, casi por debajo de los 10 años.  Tres mujeres y dos hombres, las primeras con edad media de 39,3 lo que demuestra hallazgos más tardíos con respecto al sexo masculino, de 21 años de edad promedio, igualmente posible mayor severidad en este último grupo, pues cursan actualmente con falla renal ( los pacientes A, B, D y E con hemodiálisis y C con transplante renal).

Discusión

Definitivamente el gen COL4 A5, localizado en el cromosoma X con códigos específicos para el colágeno tipo IV, componente estructural de todas las membranas basales incluyendo las cocleares, hacen que su alteración o deficiencia lleven a una enfermedad de predominio hereditario y cuyo mecanismo de combate, al parecer, sólo se ve reflejado en estudios microestructurales.  El diagnóstico precoz, y principalmente sospechoso ante los hallazgos audimétricos encontrados, hacen que de alguna manera, aunque se trate de una enfermedad crónica progresiva, se pueda disminuir su morbilidad, en especial sus características otológicas neurosensoriales y por supuesto el retraso de su efecto psicológico y social característico.

Al ser inevitable la progresión de la enfermedad hacia la falla renal y su transplante, se debe sospechar de esta enfermedad en especial si contiene su triada clásica ya comentada, mayor severidad e inicio temprano de la misma en el sexo masculino en comparación con el femenino, por lo cual el diagnóstico actualmente es mas tardío en las mujeres.  Todos cursaron con hipoacusia neurosensorial bilateral (4, 5, 6).

Aunque su incidencia es disminuída, cabe anotar que el estudio demostró como cambios diferentes a los de la literatura, mayor población femenina afectada.  El resto de resultados son iguales a los de la literatura.

Conclusiones

Se entiende que por su baja incidencia,  definitivamente el estudio y diagnóstico de la enfermedad de Alport respecto a sus características otológicas son pobres, pero entendiendo sus hallazgos comunes como edad sexo y triada clásica seguramente nos ayudarán al diagnóstico más seguro.

Es posible que los hallazgos audiométricos no se correlacionen con los renales o que pacientes con falla renal no presenten trastornos auditivos (No Clásica),  pero de igual manera, se debe tener en cuenta que el examen de predilección para identificar el síndrome de Alport continua siendo la audiometría tonal.

Correspondencia: Juan Carlos Fonseca. Hospital San José. Servicio de Otorrinolaringología. Bogotá, Colombia.

Abstract

Alport’s syndrome is a disorder of the basal membrane caused by a mutation of type IV collagen, its principal component, clinically dominated by renal, ocular and cochlear auditive abnormalities.  In the course of the last 30 years, great efforts have been made to learn about this disease, with emphasis on its pathogenesis.  Important changes in the normal structure and composition of the basal membrane have been discovered, which facilitate effective diagnosis.

It has been proven genetically to be a disease which, since its initial description in 1902 by Leonard Guthrie, has caused progressive family hematuria, which made it classifiable as hereditary, but with many diagnostic difficulties.  Because of its low incidence (1:10,000 inhabitants) and its pathological diversity, its diagnostic record is poor. Its diagnostic criteria vary in many papers and it is difficult to define precisely whether the disease is Alport’s syndrome or progressive hereditary nephritis.  However, it has been determined that it is a dominant renal disease characterized in both sexes by hematuria and variable proteinuria which affect principally men with severe hypoacusis and renal failure

Key Words:  Alport’s Syndrome

Bibliografía

1.   Clifford E, Kashtan. Alport´s syndrome. Medicine 1999 Sep; 78(5).
2.   Barkedr DF. A mutation causing of Alport’s syndrome. Am J Hum Gen 1996;58:1157-1165.
3.   Cosgrove D. Expression of membrane basement. Hearing Res 1996; 100: 20-32.
4.   Gluber M. Alport’s syndrome. Am J Med 1981;70:493-505.
5.   Johnson I. Cochlear abnormalities in  Alport´s  syndrome. Arch otol 1981;107:340-349.
6.   Kalluri R. Identification and localization of colagentpe IV. Conn Tiss y Res 1998;37:143-153.
7.   Alportsy. Htm. Alport’s syndrome 1996.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!