Programas de Neurocirugía en Colombia

En publicaciones posteriores nos referiremos con detalle a este tema y adelantamos el trabajo que la Asociación Colombiana de Neurocirugía (Becerra Antonio, Programa de Neurocirugía) presentó para realizar un programa unificado de la especialidad. (3)

En la fecha existen 10 programas de neurocirugía,54 residentes de neurocirugía y 14 egresados año. En 5 años se aumentará en 40% el número de egresados y en 10 años, siempre y cuando no nazca un programa golondrino, el número total de neurocirujanos llegara a los 500 especialistas.

Hay situaciones lamentables y sofismas de distracción que no justifican el número de egresados año; en algunas escuelas egresan 3 especialistas año y hay que decirlo sin maquillaje: no se cumple con los requisitos mínimos que exigen los estándares para el Residente de último año en cuanto a volumen de procedimientos que deben hacer. Hay limitados escenarios de aprendizaje y los laboratorios de cirugía experimental actualizados están lejanos.

La filosofía de enviar estos especialistas a ciudades intermedias no es válida y la realidad ha demostrado que estos egresados permanecen en las ciudades donde se formaron.

Colombia es de los países donde se debe pagar por el post-grado; en promedio un año cuesta cerca de 10 millones de pesos la sola matricula y si a esto adicionamos los costos complementarios de los 5 años de formación podemos afirmar sin equívocos que es muy alta la inversión en este capital humano especializado.

Conclusiones

Creemos que la proporción de neurocirujanos adecuada en Colombia y teniendo en cuenta las variables mencionadas, es de 1/137.000 habitantes.

Parece temerario aumentar las escuelas de formación de neurocirujanos en el país y debe existir una rígida política sectorial en educación que impida la creación de un nuevo programa de postgrado. No cumplirían con los requisitos básicos. Si aplaudimos y valoramos la Ley 30 de 1992 de la autonomía universitaria, vemos con preocupación que esta disfrace y sea la estrategia en la cual se escudan intereses económicos para la creación de nuevos programas.

No tenemos estudios que indiquen en nurocirugía la calidad de vida del especialista quien ejerce alta complejidad en Colombia (12); sin embargo, llama la atención la incidencia de enfermedades cardiovasculares en este grupo poblacional. Tampoco se conoce la edad de retiro, pensión y seguridad en la vejez…hay colegas mayores de 65 años que aún siguen atendiendo turnos de disponibilidad – por necesidad- en algunos centros hospitalarios.

Para lograr la redistribución del recurso humano se necesitan facilidades mínimas que permitan practicar una neurocirugía con responsabilidad y esta es una función del Estado. El gobierno debe organizar y regular los centros de cuarto nivel. Debe ser el garante para que el recién egresado encuentre escenarios hospitalarios adecuados para su práctica: Esta función del estado no es delegable.

Urgente es la creación de un programa unificado en Neurocirugía (10) y que este sea el hilo integrador que una las diversas escuelas de postgrado. En esta forma, aprovechamos la fortaleza de cada una de las instituciones hospitalarias las que pensando en el futuro profesional, abrirán las puertas, -sin exclusiones- para que la educación continuada la reciban todos los estudiantes de postgrado.

La neurocirugía es una disciplina integral que le permite al médico que la escoge encontrar un vehículo de realización personal para cumplir la función social que como ciudadano le corresponde, es el Hipócrates moderno desaparecido en estos tiempos (8). La parte asistencial, es una de ellas. Hoy la inmensa mayoría de los neurocirujanos colombianos solo atienden la carga de la enfermedad neuroquirurgica y han olvidado los otros espacios donde deben participar en forma activa.

Neurocirujanos en colombia
Neurocirujanos en Colombia

El talante individual, los deseos de superación y esa mística de luchar contra la adversidad –sello del colombiano- se tipifican en el neurocirujano del país que ha hecho de su disciplina una especialidad reconocida con una dosis alta de sacrificio personal y un proyecto colectivo activo en la Asociación Colombiana de Neurocirugía. Sin equívocos: Neurocirugía es el espejo del país.

Necesitamos muy buenos técnicos quirúrgicos e impecables en los procedimientos de microcirugía, no hay duda; pero también necesitamos los aspectos complementarios impregnados en el concepto salud que hagan de nuestro oficio un trabajo de proyección social integral en la búsqueda de la esquiva equidad.

Referencias

1. Aponte Oscar. III Congreso gremial. Asociación Colombiana de Neurocirugía. Bogota, Marzo 2010.
2. A global experience. Neurosurgeons analyze their practice environments. AANS Neurosurgeon, Vol 17, numero 3, Fall-winter 2008.
3. Becerra Antonio. Programa único en Neurocirugía. III Congreso gremial. Asociación Colombiana de Neurocirugia, Bogota, Marzo 2010.
4. Castaño RA. Medicina, etica y reforma de la salud. Hacia un Nuevo contrato de la formación médica. Editorial Cargraphics.
5. El Khamlichi A: Neurocirugía de África: situación actual, las prioridades y necesidades. Neurosurgery 48:1344– 1347, 2001. Neurosurgery 48:1344-1347, 2001. El Khamlichi A: Technology and neurosurgery in developing countries: Experience and present situation in Morocco.
6. El Khamlichi A: Tecnología y la neurocirugía en los países en desarrollo: la experiencia y la situación actual en Marruecos. Neurosurgery 45:896–900, 1999. Neurosurgery 45:896-900, 1999.
7. Otero Efraim: Oración Maestros de la Cirugia Colombiana, 1981.Sociedad Colombiana de Cirugia. Neurosurgery 45:896–900, 1999.
8. Patiño José. En busca del Hipócrat s Moderno. Persona y Biotetica-Mayo, agosto, septiembre, diciembre, 2004.Número 22-23.
9. Perry Mark J: Gobierno aumenta la financiación los costos sanitarios. The American journal of enterprise institute. Marzo, 2010.
10. Reulen HJ y col : Training in Neurosurgery in the countries of EU. A guide to organize a training programme. SpringerWier. New York,2008.
11. Reulen HJ, Hide RA, Bettag M, Bodosi M, Cunha E Sa M . Reulen HJ, Ocultar RA, Bettag M, Bodosi M, Sa Cunha e M. Un informe sobre la fuerza de trabajo de neurocirugía en los países de la UE y los Estados asociados. Task Force “Workforce Planning”, UEMS Section of Neurosurgery. Grupo de Trabajo “Planificación de la Fuerza Laboral”, la UEMS Sección de Neurocirugía. Acta Neurochi 151,6, Junio 2009.
12. Roselli Cock Diego y col. Medicina especializada en Colombia. Una aproximación diagnóstica.Centro Editorial Javeriano,Bogotá, 2000.
13. Ruiz F. Recursos Humanos de la salud en Colombia. Balances, competencia y prospectiva. Tercera edición, Fundacion cultural javeriana, 2009.
14. Waits Amber y col. Practicing Neurosurgery in Ireland.Special feature:global experience. AANS Neurosurgeon, Vol 19,número 1, pág. 26.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!