La Cirugía Reconstructiva, Reconstrucción de Mano y Miembro Superior

Su uso más espectacular es en la reparación del mecanismo prensil y de pinza con dedos de los pies, que pueden ganar movimientos y sensibilidad cercanas a la normal. El defecto dejado en el pie donante suele ser mucho menos grave de lo esperado y los pacientes pueden deambular o correr sin cojear.

Secuelas de traumas o quemaduras en miembro superior pueden ser solucionados con adecuada función en la mayoría de los casos, sin recurrir a medidas extremas como las amputaciones (Figuras 4 y 5).

Reconstrucion de codo

Trauma severo de mano

Trauma Severo de Miembros Inferiores

Muy comunes en la vida moderna por lesiones de guerra, accidentes automovilísticos y de moto (Figura 6) La limitación permanente por un trauma severo del miembro inferior es tanto o más incapacitante que la dejada por una herida grave en la mano y con la microcirugía se pueden transplantar piel, nervios, músculos, y huesos para ayudar en la recuperación de la extremidad (12) (Figura 7).

Perdida de tejido blando

Trauma severo en dorso de pie

Con su uso se previenen el desarrollo de infecciones intratables del hueso (osteomielitis), los costos y estancias hospitalarias se disminuyen, se bajan también las tasas de amputación, se demuestran mayores tasas de regreso al trabajo original y el tiempo necesario para la recuperación total, es más corto.

Parálisis Facial

La parálisis facial por el daño del nervio del mismo nombre, es una condición con secuelas funcionales y de desempeño social muy importantes, que requieren procedimientos de alta complejidad pero que en la mayoría de los casos dan buenos resultados, lográndose una recuperación funcional y estética muy aceptable (13) (Figura 8).

Parálisis facial 

Lesiones de plexo braquial y nervio periférico

Lesiones secundarias generalmente a heridas por arma de fuego y accidentes en moto, con secuelas permanentes e incapacidad para actividades de la vida diaria, requieren múltiples procedimientos quirúrgicos para lograr recuperar sensibilidad y agarre en la mano, así como flexión del codo y movimientos del hombro (figura 9). En miembro inferior también se logra recuperar movimiento y sensibilidad en muchos casos (14).

Opciones de métodos microquirúrgicos

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!