Acceso a Medicamentos: Avances de la Implementación de la “Estrategia Mundial”

Finalmente, Conviene Analizar Cuáles han sido los Avances en la Implementación de la “estrategia mundial” y su Plan de Acción de 15 páginas. Los “avances” hasta ahora, se reducen a tres puntos:

1)   El “Patent Pool”[1] o consorcios de patentes, iniciativa puntual, que constituye un elemento, entre muchos del mandato dado por la resolución 61.21 a la OMS. Los consorcios de patentes,  pueden facilitar un acceso equitativo y hacer más asequibles los tratamientos más nuevos contra el VIH, y facilitar el desarrollo de nuevas combinaciones de dosis fijas adecuadas para atender las necesidades de tratamiento en los países en desarrollo. Estos consorcios de patentes pueden estar constituidos por licencias voluntariamente concedidas por el detentor de la patente, como es el caso del actual “Medicines Patent Pool” –MPP- creado con fondos de la iniciativa francesa, “UNITAID”.

2)   La segunda actividad que se ha desarrollado en la región de las Américas es la llamada “Plataforma sobre Innovación” que ha promovido la OPS en la región de las Américas, se trata de una especie de “Facebook” del medicamento, una red virtual donde se informa sobre varias actividades en el campo farmacéutico, ejercicio que ha tomado 4 años para su elaboración.

3)   El tercer elemento en el marco de la implementación de la estrategia mundial es la publicación de un informe tripartito, OMC, OMPI, OMS. El pasado 5 de febrero de 2013, en ceremonia con los tres Directores Generales de la OMC, la OMPI y la OMS dieron a conocer la publicación tripartita titulada: “Promoviendo el acceso a tecnologías médicas y la innovación”. El hecho de que una publicación sobre salud pública se lance en la sede de la OMC, es un signo de la importancia que los asuntos de salud pública tienen en el contexto de la OMC y la OMPI, un tema que la OMS ha venido liderando desde hace 10 años.

El estudio, si para la OMC y la OMPI puede representar un progreso, ya que se habla sin “tabú” de las flexibilidades del acuerdo de los ADPIC, no da una imagen completa de cómo la  OMS ha venido liderando este tema en la última década.  17 resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud, aprobadas entre 1996 y 2012, que el informe cita en un cuadro de la página 44, se refieren a la propiedad intelectual y la salud pública. Estas resoluciones son de carácter claramente prescriptivo para el secretariado de la OMS y para los países sobre cómo preservar la salud pública del  posible impacto negativo  de las nuevas normas de comercio internacional  en la salud pública. A pesar  también de las numerosas publicaciones de los últimos 15 años de la OMS en este tema [2], (muchas de las cuáles no están mencionadas en el informe), el “disclaimer” del documento dice que “(…) el material publicado, se distribuye sin ninguna garantía, de ningún tipo, así sea  expresado o implícito.  La responsabilidad de la interpretación y el uso de este material concierne únicamente al lector, y en ningún caso la OMS, WIPO y la OMC son responsables por ninguna consecuencia que en algún momento pueda ocurrir debido al uso de este material.”

Este tipo de “disclaimer” puede dar la impresión errónea al lector de que  OMS, por ejemplo,  no tiene ningún parecer sobre si una licencia obligatoria puede, en circunstancias particulares, beneficiar el acceso a los medicamentos, o si un régimen de agotamiento internacional, que permite  importaciones paralelas provenientes de cualquier país,  puede disminuir los costos de los medicamentos y, por lo tanto, contribuir al acceso. Las 17 resoluciones dan un mandato a la OMS para comprometerse, promover y defender mecanismos y políticas en favor del acceso. Es importante, por lo tanto, que este informe tripartito no conduzca a la OMS a compartir la visión “neutra” y totalmente  descomprometida  de la defensa de la salud… por encima de los intereses o asuntos comerciales… Esto sería inconsistente con  resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud como la “Estrategia Revisada de Medicamentos. WHA 52.19 en 1999. O de “WHO Policy Perspectives on Medicines” publicado en el 2001 que dice: “La legislación sobre patentes y asuntos relacionados debe:

“Promover estándares de patentabilidad que tengan en cuenta una perspectiva de salud. (…) Incorporar excepciones, (…) para promover la competencia a través de los genéricos. Permitir licencias obligatorias, importaciones paralelas y otras medidas que puedan promover la disponibilidad de medicamentos y promover la competencia. Permitir la extensión de los periodos de transición para la implementación de ADPICs (…). Cuidadosamente considerar los intereses nacionales de salud pública antes de introducir medidas TRIPS-PLUS.”[3]

Como expresado por las tres ONG que se dirigieron al Consejo Ejecutivo en Enero de este año, sobre el tema de propiedad intelectual y salud pública, el informe trilateral es  débil, poco ambicioso y no refleja el trabajo que la OMS ha realizado conforme a su mandato.

La pregunta que deberíamos hacernos, países Miembros de la OMS, organismos internacionales con una visión clara en la prioridad de la Salud como el PNUD o ONUSIDA, o la UNICEF, las ONG trabajando en salud pública sin intereses lucrativos, la academia y todos los sectores interesados y preocupados por la promoción de la salud y el acceso a los medicamentos,  es cuál es la legitimidad de este informe frente a las 17 resoluciones de la Asamblea Mundial de la Salud –AMS- dando un mandato claro que no se refleja en el documento.

Parecía que habíamos superado el debate del inicio de los años 2000, sobre qué estaba primero, si el derecho a la salud o las normas del comercio internacional, pero en esta publicación tripartita, la OMS parece subordinar su mandato para promover la salud pública a los intereses comerciales que promueven la OMPI y la OMC.

Se trata de un documento de naturaleza “wikipédica” que no dice nada nuevo sobre el tema, sin que ninguna de las tres organizaciones diga lo que piensa. Resulta curioso que el documento de 251 páginas no tiene ninguna recomendación, ni siquiera una conclusión. Cero “guidance”. El informe sobre la Salud Publica, innovación y derechos de propiedad intelectual, liderado por la expresidenta de Suiza, Ruth Dreifuss, en el 2006 contenía 60, como se indicó,  recomendaciones.

Un dicho japonés dice: “lo que un hombre no dice es la sal de la conversación” digamos que este informe…. es un informe insípido.


[1]https://www.medicinespatentpool.org/
[2] Ver bibliografía en ANEXO II
[3] WHO Policy perspectives on medicines. No.3 “Globalization, TRPIS and access to pharmaceuticals”, Geneva, 2001. P. 4

Estrategia MundialOMS

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!