Lesiones Traumáticas del Parénquima Pulmonar

Una primera descripción de lesiones del parénquima pulmonar sin lesiones asociadas se atribuye a Morgag­ni hacia el año 1761. Varias consideraciones sobre esta patología se hicieron en épocas anteriores, en especial durante las guerras mundiales y en ellas se prestó par­ticular atención a las lesiones pulmonares producidas por explosiones en los campos de combate.

La frecuencia de los accidentes de automóvil, que constituyen en algunos países causa principal del trau­ma no penetrante del tórax y en particular de la lesión pulmonar, ha motivado la investigación de los efectos patológicos y fisiopatológicos derivados de la contu­sión pulmonar y que, con base en los hallazgos, se promuevan formas de terapia efectivas para una con­dición de alta morbilidad y mortalidad.

Lesiones del árbol traqueobronquial

La cirugía traqueobronquial si bien es de reciente desa­rrollo, no puede afirmarse que es nueva. Habicot rea­lizó en París, en 1620, una traqueostomía en un infan­te que presentaba obstrucción de la vía aérea. Pierre Bretonneau realizó la primera traqueotomía exitosa en 1825, y su técnica fue luego perfeccionada en 1885 por Joseph O. O’Dwyer en Nueva York. Por otra parte, Hugh Munro, del Reino unido, disertó sobre el trata­miento de las lesiones de tráquea y esófago en 1792. Scannel llevó a cabo la primera reparación exitosa de una ruptura bronquial en 1949 y Beshin realizó la pri­mera corrección, también exitosa, de una lesión tra­queal en 1957.

El trauma de tórax como problema de salud pública

En general, puede afirmarse que la incidencia el trau­ma en sus diferentes modalidades aumenta año a año, alcanzando niveles que lo ubican como una de las primeras causas de morbilidad y de mortalidad en diferentes países del mundo. Esto ha obligado a que las autoridades de salud se refieran a la problemática del trauma como un problema de salud pública y es­tablezcan diferentes estrategias para enfrentarlo exito­samente. Recientemente, se ha considerado el trauma no como un accidente, no como una enfermedad, y su enfoque se ha orientado con base en este concepto.

La frecuencia y la severidad del trauma, así como el compromiso por grupos de edad y por género, sus me­canismos de origen y su asociación con el consumo de alcohol y de drogas de uso ilegal y con otros aspectos sociodemográficos representan factores cuyo conoci­miento permite, desde la perspectiva de la salud públi­ca, diseñar programas para el control o mitigación de sus efectos, tanto en el huésped como en el presente, interrelacionados en un medio ambiente en el cual se identifican los riesgos de sufrir una lesión o trauma.

Severidad del Trauma

Según se ha descrito en la literatura, existe una distri­bución trimodal de mortalidad en el trauma.

La muerte puede ocurrir en los primeros minutos en el escenario mismo donde se produce la lesión, durante el transporte o al llegar a la sala de urgencias, ya sea por hemorragia masiva o por lesiones del sistema ner­vioso. En buena cantidad de estos eventos hay pocas probabilidades de atención.

En las primeras horas y en los días iniciales posteriores al trauma, la muerte se presenta por lesiones derivadas de hemorragias graves y por lesiones del sistema ner­vioso central, casos en los cuales hay posibilidad de atención, reanimación rápida y oportuna en la primera hora y tratamiento apropiado de acuerdo a las lesiones diagnosticadas. Días a semanas después, se encuentra un tercer pico de mortalidad por sepsis o falla multior­gánica, mortalidad que, en parte, es evitable con una adecuada atención primaria o intrahospitalaria.

Termina el libro con un análisis detallado de la pro­blemática del trauma de tórax en Colombia, llamando la atención sobre el severo problema de salud que este constituye y que seguramente servirá para el conoci­miento y la atención médico-quirúrgica del trauma de tórax en Colombia.

Recibido: 8 de febrero de 2018
Aceptado: 4 de abril de 2018

Correspondencia:
Alvaro Casallas Gómez
[email protected]

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!