Anormalidades Metabólicas

El cáncer afecta la bioquímica y las funciones meta­bólicas. Los tumores malignos pueden producir cam­bios en el gasto energético, en el metabolismo basal, en la preferencia por los alimentos como combustible, alteraciones en el sistema inmunológico y en la acción enzimática general o específica.

Tales anormalidades afectan el metabolismo de las proteínas, las grasas y los carbohidratos, y pueden ge­nerar desequilibrios de líquidos y electrolitos, altera­ciones ácido-básicas y cambios en las concentraciones de vitaminas o minerales. Estas alteraciones pueden comprometer el estado nutricional, lo cual puede ma­nifestarse inicialmente como pérdida de peso y avan­zar con diferentes grados de intensidad hasta llegar a la caquexia.

El incremento en el gasto energético es leve, del orden de 100 a 300 kcal/día, lo cual significa una pérdida mensual de 0,5 a 1 kg de grasa o de masa muscular, y hasta 1 a 2,3 kg en caso de no compensarse en forma adecuada (11).

Existen diferentes mecanismos que desencadenan este estado hipermetabólico, entre los cuales el más impor­tante es la actividad exagerada del ciclo de Cori. Otras alteraciones metabólicas son las de los macronutrien­tes, por ejemplo, el incremento del recambio proteico o la derivación de productos intermediarios de carbo­hidratos hacia vías lipogénicas (11).

Cambios en el Metabolismo de los Carbohidratos

La glucosa es la principal fuente energética del tumor y su mayor demanda puede llevar a un incremento de la glucosa hepática. Por ello, algunos pacientes con cáncer pueden presentar un incremento en la actividad del ciclo de Cori y mayor producción de glucosa, cau­sada por la inhabilidad de oxidarla en forma efectiva (11,12).

Existen otras anormalidades en el metabolismo de los carbohidratos, como son:

  • incremento en la gluconeogénesis a partir de ami­noácidos, lactato y glicerol,
  • incremento de la síntesis de glucosa,
  • incremento en la degradación y el reciclado de la glucosa,
  • disminución en el recambio y en la tolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina

Cambios en el Metabolismo de los Lípidos

Los pacientes que presentan caquexia relacionada con el cáncer pierden cantidades importantes de tejido adi­poso. Esto se atribuye más a un incremento en la lipó­lisis que a una disminución en la lipogénesis.

La pérdida de tejido adiposo puede ser causada por incremento en el recambio del glicerol y de los ácidos grasos. El factor de necrosis tumoral (Tumor Necrosis Factor, TNF), la interleucina 1 (IL-1) y el interferón gamma (IFN-γ) son las citocinas responsables de la disminución de la actividad de la lipasa de lipoproteí­nas y de la lipogénesis. El factor de movilización de lípidos (Lipid-Mobilising Factor, LMF) se encuentra en la sangre de los pacientes con la caquexia relacionada con cáncer, pero no en individuos sanos, ni siquiera en aquellos sin cáncer, pero con inanición. Este factor puede inducir lipólisis mediante una mayor produc­ción de adenosina monofosfato cíclica (12).

El perfil de lípidos de los pacientes con cáncer presenta las siguientes características:

  • disminución de las lipoproteínas de alta densidad (High-Density Lipoprotein, HDL),
  • disminución de las lipoproteínas de baja densidad (Low-Density Lipoproteins, LDL) y
  • triglicéridos séricos relativamente elevados.

La hipertrigliceridemia se produce por disminución de la actividad de la lipasa de las lipoproteínas y por la acción de las citocinas (12).

Cambios en el Metabolismo de las Proteínas

En la atrofia muscular, la disminución de la síntesis proteica es un factor de relativa importancia, aunque influye más el aumento de la proteólisis.

En los pacientes con cáncer existe un cambio de prio­ridades: en lugar de favorecerse la síntesis de proteína muscular y la de otros tejidos para incrementar la sín­tesis hepática, se prioriza la producción de las proteí­nas de la fase aguda. Además, existen alteraciones del patrón sanguíneo de los aminoácidos y depleción de nitrógeno. El balance negativo de nitrógeno se debe a un mayor recambio de la proteína corporal total y de los aminoácidos.

El TNF parece ser responsable de varios de los cam­bios proteicos relacionados con la desnutrición asocia­da al cáncer. En la Tabla 1 se resumen los efectos del cáncer sobre el metabolismo de los macronutrientes (11,12).

Cambios metabólicos en el cáncer

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!