Revisión de Tema: La Mujer en la Medicina Colombiana

Luis Hernán Eraso Rojas1

Resumen

Esta investigación histórica destaca la participación de la mujer en el contexto de la historia de Colombia, con énfasis en la medicina. Durante la época prehispánica, además de cuidar a sus hijos y a su hombre, atendiendo su riesgosa maternidad, contribuyó a sostener la población de la tribu. En la conquista y la colonia casi se exterminaron los aborígenes y fueron reemplazados por la etnia mestiza. Entonces, las parteras escribieron parte de la historia y dominaron el pano rama médico de la mujer por más de 300 años. En el siglo XIX, el más violento de la República, la medicina se desprestigia; proliferan comadronas, curanderas y yerbateras. Sin embargo, en las últimas décadas cambia la situación: se estructura la profesión de enfermería, se gradúa la primera mujer médica colombiana y es evidente el progreso en obstetricia y ginecología. En los siglos XX y XXI, la mujer logra todos sus derechos: conquista la universidad y la sociedad. En las áreas de salud es donde sobresale y a partir de la década de los setenta comienza a equiparase con el hombre en número de profesionales y técnicos, que hoy domina ampliamente.

Palabras clave: Historia, participación, aborígenes, mestizas, parteras, universidad, profesionales.

Women in Colombian Medicine

Abstract

This historic investigation highlights the participation of women in the context of the history of Colombia, focused on medicine. During the pre-hispanic times, in addition to taking care of their children and men, also caring for their dangerous motherhood, they were a support for people of the tribe. During the conquest and the colonization, aborigines were almost exterminated, being then replaced by the Mestizo ethnicity. It was when midwives wrote part of the history and dominated the medical scene of women for over 300 years. In the 19th century, the most violent one of the Republic, medicine was discredited: proliferation of midwives, healers and herb-doctors. However, during the last decades this situation changed: the profession of nursing was structured, the fi rst Colombian female physician graduated and the progress of obstetrics and gynecology became evident. By the 20th and 21st centuries, women reach all their rights: they conquer university and society. It is in health areas where they excel, and starting in the seventies match men in number of professionals and technicians, number which nowadays they have surpassed.

Key words: History, participation, aborigines, mestizos, midwives, university, professionals.

Introducción

Es evidente la importancia que la mujer ha tenido en la historia de Colombia y en el desarrollo de la medicina. “La mujer en la medicina colombiana” (figura 1) analiza y estudia su participación en cada periodo: desde cuando padecía enfermedades que soportaba en penosas circunstancias, cuando paría sola a orillas de los ríos, levantaba a sus hijos y cuidaba a los enfermos en las tribus; luego, durante más de tres siglos, cuando ejercía la empírica profesión de comadrona y trabajaba en la servidumbre de los hospitales, en épocas en que a esos centros despectivamente se les llamaba moridero de pobres. Al fi nal, después de superar grandes obstáculos, hacia la tercera década del siglo pasado, cuando logró ingresar a la universidad y a la academia.

Libro del Autor Luis Hernán Eraso RojasAllí reaccionó y acabó con el absurdo pensamiento colectivo que la estigmatizaba como intelectualmente inferior. Hoy, desafía la globalización, la tecnología y el éxito, subordinados a una extrema competencia, y demuestra que en las áreas de la salud, como en otras, en igualdad de condiciones puede y tiene derecho a destacarse. Considero pertinente continuar estudiando este tema porque aún quedan asuntos inéditos y trabajos que pueden enriquecerlo, entre estos, hay dos que particularmente llaman la atención: el primero, la infl uencia directa en la práctica médica, incluyendo la investigación y, el segundo, su importante participación en áreas de administración y políticas de salud.

Esta evolución y desarrollo nos invitan a considerar con interés lo que puede ocurrir en los próximos treinta años: su participación, demostrada estadísticamente, pronostica hechos sorprendentes y no es una concepción simplemente imaginaria suponer que para entonces, ella sea superior en número en las diferentes actividades médicas; no nos referimos, claro está, a la calidad individual porque esa es una condición no ligada al género, pero sí, globalmente, podemos esperar que la medicina, en esas condiciones, sea más humana.

Termino parafraseando a José María Bermúdez de Castro en uno de los apartes de su libro La Evolución del Talento: podría decirse que reconociendo el talento médico que desde nuestros orígenes estaba latente en la mujer, este ha evolucionado hasta determinar y ser protagonista importante en el presente.

Época prehispánica

La época prehispánica comprende miles de años, en los que se desarrollaron varias culturas con diferentes costumbres que infl uyeron en la vida y la salud de la mujer, siendo la chibcha-muisca la más destacada. La principal fuente en este periodo corresponde a los hallazgos en cementerios indígenas: restos humanos y fi guras antropomorfas talladas en madera, metales y cerámica (figura 2) (1).

La vida de las indígenas estaba rodeada de grandes peligros y sufrimientos, la expectativa no pasaba de 24 años. En su corta existencia el pro medio de hijos era de 2,2. (3)

Siguiendo arcaicas costumbres, salía de su choza y sola se iba a parir a orillas de los ríos o quebradas. Y, en ese mismo instante, tenía que tomar decisiones vitales en relación a las niñas: si era primogénita, si ya había otra niña en la familia o si nacía con alguna tara, su obligación era matarla. (24)

Después del parto (figura 3) se abstenía de tener relaciones sexuales durante un año y medio y amamantaba a sus hijos hasta por cuatro años, esta práctica infl uía en la regulación de la ovulación, estos métodos pueden considerarse como medios de planifi cación familiar (23).

Cerámica de un Parto: ReconstrucciónPara los aborígenes dos cosas eran sagradas: la madre tierra que les proporcionaba los alimentos y la mujer embarazada que aseguraba la subsistencia de la tribu.

Las enfermedades tropicales la acosaban: las trepanomatosis y entre estas el pian, que producía tullimientos y bubas en las zonas húmedas, axilas, vagina y ano, así como el carate, manifestado por lesiones ulcerosas en la piel, muy desagradables, parecidas a las de la lepra, que en algunas tribus eran signos de distinción, las madres les daban a sus hijas a tomar una bebida para que se contagiaran. (19)

Se ha encontrado restos óseos con estigmas producidos por sífilis (figura 4), enfermedad que ya existía en América antes de la llegada de los españoles; la poligamia, la libertad sexual y la existencia favorecían la transmisión. de unas prostitutas llamadas chichizapquasas, favorecían la transmisión.

Sífilis: Gonzalo Correa UrregoA La famosa momia de Guane (figura 5) que pertenece a un hombre que vivió hace cientos de años en esa región, en el Departamento del Norte de Santander, se le encontraron secuelas de tuberculosis en vértebras. El hacinamiento y la convivencia con la mugre aumentaban las posibilidades de contagio.

Momia de Guane: TuberculosisEl tratamiento de las enfermedades generales estaba a cargo del Chamán, quien tenía la conexión con los espíritus. El embarazo, el parto y las enfermedades propias de ellas se las atendía ella misma. Fray Pedro Simón(19) refiere que entre los araucanos guajiros había unas mujeres excepcionales que practicaban la sanación y se las llamaba Jaivanas. No obstante, a pesar de tanta dificultad que tenían estas aborígenes, su cuotidiana vida transcurría en libertad, dedicada a su hombre y a sus hijos, hasta que un día llegaron ellos y todo lo cambiaron: sus diosas, su lengua y sus costumbres.


1 Miembro de Número, Academia Nacional de Medicina. Neurocirujano. Bogotá. Este artículo está basado en el libro del autor que lleva el mismo nombre.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!