Detección de Derrame Pleural, Análisis Estadístico

El análisis y comparación de las pruebas diagnósticas se realizó mediante la Curva de rendimiento diagnóstico (COR, del inglés ROC: Receiver Operating Characteristic), con el objetivo de determinar las características operativas de la radiografía de tórax en decúbito supino, comparada con la escanografía como patrón de oro.

Las características operativas (sensibilidad y especificidad) de la radiografía fueron calculadas de forma acumulada para cada uno de los volúmenes de derrame pleural (ml) reportados en los resultados de la escanografía. En cada uno de los cálculos se consideró un resultado positivo de la radiografía el identificar un derrame pleural de un volumen (ml) determinado. Adicionalmente se evaluaron las características operativas en tres categorías de derrame pleural: escasa (< 75 ml), moderada (entre 75 y 350 ml) y abundante (>350 ml).

El análisis estadístico de la información se realizó empleando el programa R (R Core Team (2015)) (7).

Resultados

De los 484 pacientes analizados en el estudio, se encontró que a la gran mayoría les solicitaron radiografía de tórax en decúbito supino por su condición médica; 96,9% de la muestra analizada fueron radiografías de tórax con una inclinación de 0°, es decir en verdadero decúbito supino. Al 3,1% restante les realizó la radiografía en proyección frontal con algún grado de inclinación (tabla 1).

Derrame Pleural Grado de Inclinación Paciente

En nuestra muestra encontramos que los derrames pleurales fueron ligeramente más frecuentes en el lado derecho (tabla 2).

Derrame Pleural Lateralidad

Encontramos cambios significativos en la sensibilidad y la especificidad para la detección del derrame pleural en la radiografía de tórax, relacionados con el volumen de líquido medido en la escanografía de estos pacientes.

No encontramos cambios significativos en las características operativas relacionadas con la posición del paciente en el momento de la toma del examen. Una sensibilidad y especificidad de aproximadamente 80% se obtienen con volúmenes de aproximadamente 350 ml. Volúmenes superiores mejoran la sensibilidad en detrimento de la especificidad (figura 6).

Para volúmenes por encima de los 400 ml la sensibilidad se observó superior al 80%, sin encontrarse diferencias importantes cuando se comparan a 0° u otra inclinación. Por otra parte, la especificidad en todos los casos estuvo por encima del 70%, mostrando mejores valores (>80%) en volúmenes por debajo de los 250 ml; tampoco se observaron diferencias cuando se comparan las imágenes según el nivel de inclinación (figura 6).

Sensibilidad y Especificidad de la Radiografía de Tórax

Cuando el volumen de líquido pleural alcanza 900 ml, la sensibilidad es cercana al 100%, con especificidad entre 70 y 75% (figura 6).

Al discriminar por grupos, encontramos que la sensibilidad de la radiografía de tórax para diagnóstico de escaso derrame pleural es muy baja, de 9.7% IC 95%(22%, 33%), pero la especificidad alcanza 86% IC95%( 80.3%,90.6%) (tabla 3).

Derrame Pleural Escaso

La sensibilidad de la radiografía de tórax para diagnóstico de moderado derrame pleural aumenta discretamente a 33,7% IC95%( 27,2%, 40,6%) y la especificidad es de 87,2% IC95%( 82,5%, 90,9%).

Este grupo es el que presenta mayor prevalencia, de 44%, comparado con 27% para escaso derrame y 13% para derrame pleural abundante (tabla 4).

Sin embargo, la cantidad de derrame no se utiliza como criterio único en la práctica diaria para determinar si el paciente requiere intervenciones adicionales, sino que los clínicos coinciden en que la decisión de manejar o no un paciente con derrame pleural se basa en la condición clínica y comorbilidades, para determinar si una intervención va a impactar o no positivamente en la evolución.

Derrame Pleural Moderado

Cuando el derrame pleural es abundante, la sensibilidad de la radiografía de tórax aumenta a 80,3% IC95%( 69,1%, 88,8%) y la especificidad es de 78,1% IC95%( 74,1%, 81,7%). Encontramos que la sensibilidad alcanza un 100% en valores por encima de 900 ml (tabla 5).

Derrame Pleural Abundante

En los casos interpretados como ausencia de derrame pleural en la radiografía de tórax, en el 67,42% la escanografía de tórax lo corroboró (Falsos negativos), en el 10,11% la escanografía demostró escaso derrame, en el 20,22% moderado derrame y 2,25% abundante derrame (figura 7).

Derrame Pleural Radiografía y Escanografía de Tórax

En los casos en que no fue mencionado si había o no derrame pleural en la radiografía, en el 25% no se encontró derrame en la tomografía, en 26% había escaso derrame, en 46% moderado y en 5% abundante derrame pleural.

El 12% de las radiografías fueron interpretadas como con derrame pleural (4,8% escaso derrame, 46% moderado y 36% abundante derrame pleural), lo cual no fue evidente en la escanografía, por lo que se consideran falsos positivos.

Ver más Revistas de la Academia de Medicina, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!