Artículo de Investigación: Cartografía Social de los Riesgos Asociados a la Exposición a Campos Electromagnéticos

En una Comunidad de la Localidad de Fontibón Bogotá en 2010

Carolay Corredor1, Luis Jorge Hernández2, Leonardo Quiroz3,
Claudia Liliana Quijano4, Katalina Medina5, Rodrigo Sarmiento6

Resumen

Hay incertidumbre y controversia sobre los posibles efectos en salud por la exposición a campos electromagnéticos emitidos por infraestructura y dispositivos de telecomunicaciones. El objetivo del estudio fue conocer la percepción del riesgo en salud y los posibles efectos adversos sobre la calidad de vida que tiene la población frente a la ubicación de las bases de telefonía móvil en la localidad de Fontibón Bogotá. Se aplicó la metodología de cartografía social, que es una herramienta de planificación y transformación social que permite una construcción del conocimiento desde la participación y el compromiso social. Así mismo, se aplicó una encuesta de percepción sobre efectos en salud asociados a exposición a radiación no ionizante. Se aplicó un cuestionario de percepción a 54 personas de 3 UPZ de la localidad.

El análisis del entorno permitió conocer la calidad de vida de la población a través de las problemáticas sociales y ambientales manifestadas. Sobre los campos electromagnéticos los asistentes expresaron sentirse poco informados sobre el tema y tener dificultades para ubicar todas las estructuras de energía y telecomunicaciones aunque es un tema de preocupación: “si en una persona con marcapasos un celular le puede causar daños, mucho más graves serían los daños por una base de telefonía móvil” y “un celular puede afectar la salud, aunque los efectos se ven a largo plazo o en generaciones futuras”. Por otra parte se manifiesta que es muy importante documentarse sobre este tema, en especial sobre la normatividad y que se deberían generar alternativas de control de estas antenas, contando con la participación de la comunidad.

Posterior a la aplicación del cuestionario, se encontró que 32 (61,5%) de los participantes informaron tener una antena de comunicaciones cerca de su vivienda, distribuidos de la siguiente manera UPZ 75 Fontibón, 16 (80%), UPZ 114 Modelia, 9 (56,3%) y UPZ 77 Zona Franca, 7 (43,8%). Acerca de las alteraciones en salud que los encuestados identificaron son en su mayoría, dolor de cabeza, problemas de la visión e insomnio. Aunque la percepción del impacto en salud por la exposición a campos electromagnéticos no es tan severa, es necesario mejorar la comunicación social del riesgo y fortalecer los aspectos normativos para garantizar la protección de la población.

Palabras Clave: Cartografía, percepción social, campos electromagnéticos, teléfono celular, riesgo
sanitario.

Social Cartography Of Risks Associated With Electromagnetic Fields in Fontibon Bogota, D.C. In 2010.

Abstract

Uncertainty related to exposure to electromagnetic fields is greater every day and still there is no proven relationship to potential harmful health effects. Aim of the study was to know health risk perception and possible adverse effects due to deployment of communications infrastructure within a Bogota´s community. Social cartography was applied to understand links between social processes and environment in each zone. A survey was also applied to evaluate the perception of the community towards electro pollution. Sample size of 54 people was selected to fill the survey. Context analysis showed several social and environmental problems reported for participants as a proxy of quality of life. Regarding electromagnetic fields, the participants were not informed properly about this subject and showed difficulties to locate infrastructure, but were somehow worried about: “if a person has a pacemaker, cell phones could cause some damage, and risk of damage is even worse with cell phone base station in such people” and “cell phones can affect health, but effects would be seen in long term or future generations”. On the other hand, participants claimed that is important to know about electromagnetic fields, especially in terms of land use regulations and so devise alternatives with the involvement of communities potentially affected. It was found that 32 (61.5%) of participants live near cell phone base stations (p = 0.074, Chi-square do), distributed as follows Fontibón UPZ 75, 16 (80%), 114 UPZ Modelia, 9 (56.3%) UPZ Zone 77, 7 (43.8%). Health complaints were mostly headaches, vision problems and insomnia. Although health impact of electromagnetic fields was not reported as a main issue of concern, communication of public health risks and infrastructure control should be improved.

Keywords: cartography, social perception, electromagnetic fields, cellular phone, health risk.

Introducción

La alta incertidumbre que generan los posibles efectos en salud asociados a la radiación no ionizante emitida por dispositivos móviles, electrodomésticos, infraestructura de telecomunicaciones ha venido en aumento día a día ante la aceleración del desarrollo tecnológico. Estos campos electromagnéticos se encuentran en el espectro de radiofrecuencia de los 0 a los 300 GHz y no tienen la facultad de atravesar las células y afectar el ADN.

A los campos electromagnéticos que son producidos por dichos elementos se le atribuyen efectos en la salud, pero no han sido demostrados de una manera contundente. Esta situación ha generado gran controversia dentro de la comunidad científica, considerada que tienen ciertas limitaciones metodológicas [1, 2, 3].

Los efectos descritos posiblemente asociados a esta exposición son el riesgo de contraer cataratas, modificaciones del electroencefalograma, diminución de la melatonina, reacciones de hipersensibilidad, aumento en la aparición de algunos tipos de cáncer como los linfomas, leucemias y tumores cerebrales [4, 5, 6, 7]. Adicionalmente ciertos estudios han mostrado que los residentes ubicados a 200 metros o menos de una estación de telefonía móvil, presentaron fatiga crónica, alergias, alteraciones del sueño, cefalea, e irritabilidad, entre otros [8].

A pesar de lo anterior, los estudios epidemiológicos cuantitativos ante esta exposición no han permitido encontrar un vínculo causal a la fecha por lo que la OMS ha recomendado la aplicación del principio de precaución que establece que “cuando un factor representa una amenaza o un daño para la salud humana o el medio ambiente, hay que adoptar medidas de protección incluso cuando la relación causa-efecto no haya podido demostrarse científicamente de forma concluyente”.

Por otro lado, los abordajes cualitativos como la cartografía social no han sido suficientemente explorados y se constituyen en una herramienta valiosa para el estudio de la percepción de la exposición a campos electromagnéticos, como lo manifiesta Edward Soja: “abordar el espacio desde esta visión implica atender a la producción social del espacio donde el espacio es la dimensión material de las relaciones sociales. Es la actividad humana, las relaciones humanas de todas clases las que constituyen la sustancia misma del espacio, el cual es un campo de fuerzas donde interactúan los factores históricos y físicos con la acción múltiple de los actores sociales”. En ese sentido, la cartografía social no es solo una herramienta para abordar la geografía de un territorio, sino además las relaciones y conflictos sociales, desde distintas ópticas de los miembros de una comunidad y no únicamente desde la perspectiva de los gobernantes de un territorio [10, 11].

Los efectos en salud descritos se basan en los aportes de la comunidad científica, pero han tenido poco en cuenta los posibles impactos percibidos por las comunidades afectadas. Por consiguiente, esta metodología puede servir para abordar la percepción de la población ante la proliferación en la instalación de infraestructura de telecomunicaciones y conocer sus implicaciones sobre la salud y la calidad de vida de los habitantes expuestos.

Bogotá es la ciudad del país con un mayor despliegue de infraestructura, pero con grandes dificultades para un adecuado control de la misma. Según datos de la Secretaría de Planeación, citados en el Informe de la Contraloría de Bogotá, sólo un 13% de las estaciones base de telefonía celular cuentan con permiso de instalación a 2010. Las localidades de Bogotá con una mayor densidad de antenas son Engativá, Fontibón y Chapinero [12]. Como consecuencia de esto y debido a que es la que más quejas a presentado ante las instituciones de salud, para este estudio se seleccionó la localidad de Fontibón compuesta por 8 Unidades de Planeación Zonal (UPZ), de las cuales cuatro de uso predominantemente industriales, una de uso predominantemente dotacional, una con centralidad urbana y dos de uso residencial consolidado [13].

El objetivo del estudio fue conocer la percepción del riesgo en salud y los posibles efectos adversos sobre la calidad de vida que tiene la población frente a las distintas fuentes generadoras de campos electromagnéticas como las bases de telefonía móvil y la infraestructura eléctrica en la localidad de Fontibón a través de la metodología de cartografía Social durante el año 2010.


1 Bacterióloga, especialista en Epidemiología. Hospital Fontibón, Área de Atención al Medio Ambiente
2 Médico, PhD Salud Pública, Universidad de los Andes, Bogotá.
3 Médico, especialista en Salud Ocupacional, Universidad Distrital, Bogotá.
4 Ingeniera Ambiental y Sanitaria, Especialista en Salud Ocupacional, Hospital de Fontibón (Cund.)
5 Ingeniera Ambiental y Sanitaria, Especialista en Salud Ocupacional. Secretaría Distrital de Salud, Bogotá
6 Médico, Magister Salud Pública y Epidemiología Secretaría Distrital de Salud, Bogotá.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!