Obituario, Académico Dr. Antonio Ucrós Cuéllar

Académico Dr. Zoilo Cuéllar-Montoya,
Presidente Academia Nacional de Medicina

Académico Dr. Zoilo Cuéllar-MontoyaNació el doctor Ucrós Cuéllar en Bogotá, el 28 de octubre d 1919, en el hogar que formaran en esa capital don Alejandro Ucrós Durán y doña Belén Cuéllar Durán, ambos nacidos en el Huila, él en la Hacienda de El Juncal, en las goteras de Neiva, ella en el Agrado, al occidente de Garzón. Su formación profesional la realizó en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional donde se graduó, con honores, en el mes de noviembre de 1948, con un trabajo de tesis titulado, “La biopsia de endometrio en la hemorragia uterina funcional”. Posteriormente, en 1949, viajó a Europa, a España, donde se especializó en endocrinología primero, en el Hospital Central de Madrid, con el profesor Gregorio Marañón y luego se trasladó a Cataluña, donde terminó su especialización en el Hospital Provincial de Barcelona, con los profesores Cañadell y Cristian de Nogales. Complementó ésta con estudios en ginecología médica en Madrid, con los profesores José Botella Llusiá y García Orcoyen, y en medicina interna con el mismo Marañón y con Jiménez Díaz, en las instituciones mencionadas.

Más tarde viajó a los Estados Unidos, a Palm Beach, Florida, y a otros países, con lo cual completó su formación especializada: fue en dicho viaje donde gestó la idea de un Congreso de la Endocrine Society en Bogotá, que poco después hizo realidad y al cual asistieron, el profesor Turner y el doctor Lawson Wilkins del Johns Hopkins Hospital, creador de la endocrinología pediátrica, descubridor del tratamiento médico de la hiperplasia congénita de las glándulas suprarrenales.

En 1951, creó Ucrós Cuéllar el servicio de endocrinología general en el Hospital de San José e inició la carrera docente, que no abandonaría sino cuando los años y su salud lo obligaron a dejar la práctica de esa profesión que se constituyó en una de las pasiones de su vida. Fue Profesor entonces de endocrinología en las Facultades de Medicina de las Universidades Javeriana (1951-1964), Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario (1964-1992) y Nacional, en forma esporádica; de endocrinología infantil en el Hospital de La Misericordia; de patología en la Cruz Roja Colombiana y en las Facultades de Psicología y de Enfermería de la Universidad Nacional. Ejerció también la docencia en cursos de pre y de posgrado en endocrinología, en Bogotá y en otras ciudades.

Ocupó la Decanatura de la Facultad de Medicina del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, de 1990 a 1992, y se le nombró profesor Honorario de la misma, en 1991. Participó el doctor Ucrós Cuéllar en numerosos congresos nacionales e internacionales y, en quienes tuvieron la fortuna de conocerlo, nació espontáneamente un gran afecto por él.

Fue fundador, en la década de los años 80, y Jefe durante varios años, del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital de San José. Ocupó la Jefatura del Servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Infantil “Lorencita Villegas de Santos”, en varias oportunidades, en el curso de la década de los años 70. Se distinguió con el nombramiento de Miembro Honorario de la Sociedad de Cirugía de Bogotá, de la cual fue Presidente.

Ingresó como Miembro Correspondiente a la Academia Nacional de Medicina durante el período presidencial del doctor César Augusto Pantoja (1977-1980) con su libro, “Medicina del Adolescente”. El jueves 12 de junio de 2001, en votación secreta, por unanimidad absoluta, la Academia lo promovió a Miembro de Número con su libro “Historia de la Endocrinología en Colombia” y, el jueves 26 del mismo mes, en sesión solemne, se posesionó del cargo y leyó un resumen de su obra, en el auditorio César Augusto Pantoja de la sede de la Academia Nacional de Medicina.

Cofundador de Sociedades Científicas, perteneció a quince más, en el país y en el exterior. Prolífico escritor, fue autor de 130 publicaciones científicas, de la monografía, “Consideraciones histórico-endémicas del coto en Colombia”, y de la “Historia de la Endocrinología en Colombia”. En 1957 la Sociedad Colombiana de Endocrinología recibió el premio Alejandro Ángel por el trabajo planeado y dirigido por el doctor Ucrós, “Aportes al conocimiento de algunas endemias colombianas y del cretinismo”, realizado en la población cundinamarquesa de Guaduas. Fue premiado por la Sociedad de Medicina Interna de Colombia y por el Congreso Internacional de Medicina Interna, un año después de la tragedia de Armero por su trabajo, “Influencia del Nevado del Ruiz en la endemia de bocio de Mariquita”.

Falleció en su casa de Bogotá, rodeado del amor y la permanente compañía de su esposa Consuelo, de sus hijos y nietos, el 26 de septiembre de 2005. Amó Antonio Ucrós Cuéllar, con locura y con inquebrantable fidelidad por su querencia, la tierra de sus ancestros, sus costumbres y, en forma superlativa, su música. Así, cuando salíamos de la Iglesia de Cristo Rey, de sus exequias, el día 28, el órgano y la maravillosa voz de una pariente y, con ella, el coro que formamos los presentes, liderados por sus propios hijos, llenaron la espaciosa nave de la Iglesia con las notas y las estrofas de esa inolvidable composición del Maestro Jorge Villamil, “Al sur”, que conmovió los corazones de todos los presentes: él la había solicitado a sus hijos para esa despedida definitiva.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!