Homenaje al Académico Juan Di Doménico

Sesión solemne del 25 de septiembre de 2003

Todos hemos sido, en una u otra forma sus discípulos, por lo que todos sentimos este día, en el fondo del corazón como de especial regocijo, de expresión de una simpatía que sin duda se ha ganado el Profesor Di Doménico a lo largo de su vida, por su manera de ser, por su gentileza, por su severidad cuando fue necesario y por la excelente manera de estimular novedades que ha tenido siempre.

Juan Mendoza-Vega

“Una leyenda o un mito”

Académico Dr. Roberto Vergara Támara

Profesor Juan Di DoménicoEs para mí motivo de especial complacencia festejar los 90 años del Profesor Juan Di Doménico Di Ruggiero, por una generosa designación de la Junta Directiva

Cuando el señor Académico Germán Peña me notificó la significativa distinción empecé a rebuscar en mi memoria antigua la vida y la obra del Profesor Juan Di Doménico y se me llenaron de exuberancias la antigua y la joven. Irrumpió en mi mente la frase paradigmática: “los árboles no dejan ver el bosque”, y al poco andar, con el sable campeón del maestro fui desbrozando esa riqueza vital, ese terremoto humano, ese polifacético personaje universal que fue puliendo sus múltiples facetas con el buril de un escultor de almas y de hombres. Con mucha astucia, con mucho método haremos la sinopsis de este insólito e inverosimil personaje.

Hubiera querido tener el talento, la inteligencia, la astucia y la donosura del verbo, necesarios para pergeñar tan siquiera un bosquejo de lo que veremos ante esta Honorable Academia y poder orgulloso decir el elogio sísmico de este terremoto humano que ya es leyenda y mito.

Nació en Panamá en 1913. Sus padres eran italianos: Francisco Di Doménico y María Di Ruggiero. Sus primeros estudios los realizó en la Escuela Ricaurte y el Colegio Gimnasio Moderno. Luego se trasladó a Nápoles en 1924 donde completó su bachillerato en el Liceo Umberto I. Estudió medicina desde 1931 y se graduó en 1937. En 1938 aprobó los exámenes estatales para ejercer la medicina en Italia.

Casado con Carmen Buraglia Stella (1947-1992). Sus hijos: Juan Francisco, Cirujano y Claudio Maurizio, Arquitecto, constructor. Sus nietos: Stefano, Eric, Claudia y Valeria.

Viajó a Estados Unidos, se especializó en Cirugía General. Internado Rotatorio en el Mercy Hospital Davenport, Iowa, 1939-1940. Se matriculó en un Curso de Cirugía General en el Cook County Graduate School of Medicine, 1939-1941 y en la Mayo Clinic de Rochester, Minnesota. Asistió además al Columbus Hospital de New York y al Charity Hospital de New Orleans.

En 1941 le ofrecieron una residencia de 5 años en Cirugía en la Washington University de St. Louis, Missouri, que no pudo atender porque estalló la II Guerra Mundial. Regresó a Colombia y revalidó su título de médico para ejercer su profesión en Colombia. En la Universidad Nacional presentó Concursos de Internado y de Jefatura de Clínica Quirúrgica (1945- 1949) y ocupó sucesivamente la Cátedra de Jefe de Trabajos, Profesor Titular de Técnica Quirúrgica y mástarde, Profesor de Clínica Quirúrgica de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Javeriana. Fue nombrado Cirujano Adjunto en el Hospital de San José (1942-1987) y Profesor Agregado de la Cátedra de Cirugía General de la Universidad Nacional en el Hospital de San Juan de Dios (1950-1961). Durante su carrera académica visitó varios hospitales y centros médicos en diferentes países para actualizar sus conocimientos quirúrgicos: County Hospital, de los Ángeles, USA, Johns Hopkins Hospital, de Baltimore, USA. Universidad de Padova, Italia, Universidad de Torino, Italia. Como cirujano pediátrico practicó: corrección de malformaciones congénitas esófago-gastrointestinales de lactantes y niños, conmisurotomías mitrales a través de la aurícula izquierda, ligadura y sección del conducto arterioso persistente y fue uno de los primeros cirujanos que practicó la cirugía torácica. Sus actividades quirúrgicas preferidas se centraron en el aparato gastrointestinal y biliar; publicó varios trabajos sobre técnicas de resección gástrica para corregir la úlcera péptica. Inspirado por el Profesor Mirizzi de Córdoba, Argentina, empezó y propició el uso de la colangiografía operatoria en 1947, método todavía cuestionado, por esa época, en los Estados Unidos.

Comenzó a centrar su actividad en este campo en 1960 Educación Médica-Revista Pediátrica, Publicación en Miami. Inició la labor de actualizar médicos en Colombia y Latinoamérica. Tribuna Médica: Como Presidente del Colegio Colombiano de Cirujanos, encontró a Salomón Lerner, editor, e inició esta revista que circula en Venezuela, Perú, Centro América, México y el Cono Sur. Más tarde también circuló en España, Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, por la habilidad del Dr. Di Doménico de traducir del inglés a otros idiomas.

Se integró al Grupo de Miami Children’s para los Cursos de Post Grado teletransmitidos por vía satélite. Como Jefe de Educación Médica del ISS nos permitió a un Grupo Selecto de Profesores Universitarios visitar hospitales de Colombia y dictar cursos en las principales capitales y las intermedias. Así pudimos conocer parte de nuestro país como: Pasto, Barrancabermeja, Popayán, la Zona Cafetera, Chinchiná. Posteriormente fue responsable de la segunda fundación de la Revista Tribuna Médica, editada ahora por la casa editorial Legis. También fundó la Sección Médica de Legis y rebautizó el periódico “Registro Médico” como “Ámbito Médico”. Fue cofundador de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana y del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, y de varias sociedades como la Sociedad Colombiana de Gastroenterología, del Colegio Colombiano de Cirujanos y del Consejo Nacional de Educación Médica.

El profesor pertenece a innumerables sociedades, entre ellas es Miembro Honorario del “Staff” del Miami Children’s Hospital; Miembro Honorario de la Academia Nacional de Medicina; Sociedad de Cirugía de Bogotá; Hospital de San José; Sociedad Argentina de Medicina Deportiva; Sociedad Colombiana de Anestesiología; Colegio Colombiano de Cirujanos; Capítulo Colombiano del American College of Surgeons; Es miembro (age limit) del American College of Surgeons; Senior Fellow de la Asociación Americana de Gastroenterología; Gobernador Nacional del Capítulo Colombiano del American College of Surgeons; El Gobierno Italiano lo distinguió con el máximo honor dado a un civil como “Grande Oficial al Mérito de la República Italiana”. Igualmente la Universidad Javeriana, como “Caballero Oficial de la Orden de la Universidad Javeriana”.

La Sociedad de Cirugía, por sus invaluables aportes científicos y docentes, lo condecoró con la “Orden al Mérito de la Sociedad de Cirugía de Bogotá” y en el año 2002 esta misma Sociedad, con ocasión del centenario de la fundación, le otorgó la “Cruz de Plata”. Como deportista, practicó el fútbol, el tenis, la natación. En Italia practicó remo, polo acuático. En esgrima es campeón y subcampeón en florete, espada y sable. Es también ciclista, recorre kilómetros y kilómetros en plano y en montaña y sube 2.650 metros de la sabana de Bogotá a altitudes mayores de 3000 metros. Como músico, desde los 7 años recibió lecciones de piano y empezó a tocar pequeñas composiciones: “El alegre labrador” de Schuman. Tocó “El Momento Musical de Schubert” en el Teatro Cinerama, en público, cuando tenía 8 años. En Italia, bajo la guía de su inolvidable maestro Benedetto Rizzo ejecutó piezas de Chopin, Listz, Beethoven, Mozart, Debussy, Schubert, McDowell, Scarlatti y muchos otros compositores. Cuando tenía 18 años su maestro lo preparó para tocar en la “Sala degli Artisti” de Nápoles el “Concierto al Emperador” para piano y orquesta de Ludwig Van Beethoven, cuya interpretación fue bien recibida por la crítica local. Ese fue el adiós de Juan Di Doménico a los conciertos de piano, porque iniciaba sus estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nápoles.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!