El Hombre del Siglo XXI será más Miope?, Relación de la Miopía con el Arte

La lista de pintores consagrados, a quienes se le atribuye miopía es larga; muchos de los líderes del impresionismo fueron miopes y en parte, se atribuye a este movimiento la tendencia a dibujar en líneas vagas pero con gran juego de colores. A la explosión de colores de esta época se le conoce como el endocromismo o sea la expresión de la conciencia a través del color45.

Se encuentran documentadas las miopías de: Monet, Renoir, Cézanne, Degas y Matisse46. En un estudio hecho en la Academia de Arte de París a principio del siglo XX, se encontró que un 48 % de los artistas eran miopes47. Si analizamos cuidadosamente las diferentes pinturas a través de la historia del arte, podemos apreciar cómo en los últimos siglos la expresión de la pintura se ha hecho cada vez más polícroma.

Prevalencia de la Miopía

La prevalencia de miopía varia según la edad en la que sea analizada. En los niños es menos frecuente ya que en parte su progresión se relaciona con el crecimiento estato-pondural, debido a que la miopía se relaciona con el tamaño del ojo y se manifiesta usualmente en la adolescencia. En muchos casos la miopía sólo comienza a manifestarse después de los ocho años, cuando aparentemente el ojo llega a su estado de madurez.

En relación a la longitud axial el ojo puede seguir creciendo hasta la adolescencia tardía48. Nosotros, realizamos un estudio, en el que revisamos 30.000 historias, seleccionando aquellos miopes que tuvieron un seguimiento mayor a cinco años y encontramos que el 7% de los miopes pueden seguir aumentando su poder dióptrico aún después de los 18 años de edad49, lo cual estaría a favor de que algunos ojos continúan elongándose insidiosamente durante varias décadas. Posterior a nuestro estudio, otros autores encontraron hallazgos similares50, cuando tradicionalmente se acepta que la miopía se detiene a partir de la segunda década de vida51.

Este hallazgo tiene gran importancia hoy en día pues incide en el pronóstico de los pacientes que después de los 20 años se someten a cirugía refractiva.

Existen regiones como Taiwan en donde la miopía en los niños se encontró en el 56%52, en contraposición con la población africana de Monrovia y Dar en Salaam, en donde sólo se encuentra en el 1% de la población53 y en Madagascar que no alcanza ni el 1%54. A medida que las estadísticas se hacen sobre grupos escolares de mayor edad, la prevalencia de la miopía tiende a aumentar. En Taiwan la miopía pasa del 56% en niños, al 84 % en adolescentes y en Omán (Arabia) del 0.56 % en niños a 5.16 % en mayores de 13 años55.

Miopía e inteligencia

Aparentemente existe una relación directa entre la culturización de los pueblos y el grado de miopía. Después de los chinos de Taiwan con una frecuencia del 84%, le siguen en frecuencia Suecia con 49%56 y Singapore con 44%57, 58. En los Estados Unidos la miopía en grupos raciales similares, sólo llega al 26%59.

Existen diversas evidencias que muestran una relación directa entre intelectualidad y grado de miopía.

El estudio realizado por Sperduto y colaboradores en los Estados Unidos demostró que en los grupos de personas analizadas con menos de cinco años de escolaridad, la miopía era de solo 3%, ascendiendo al 28 % en personas con 9 a 12 años de estudios y pasando a 32% en aquellos con más de 12 años de educación universitaria59.

Otros estudios hechos en diferentes países, han encontrado relaciones similares. En Singapore en donde la educación se ha facilitado cada vez más, la incidencia de miopía en la población general, pasó del 26 % en 1984 al 44% en 199260. Una investigación realizada en el Nepal, demostró una incidencia de miopía entre niños habitantes de las regiones rurales de Sherpa de 2.9%, mientras que en los sectores urbanos del Tíbet ascendió al 21%61. Estudios hechos en Dinamarca62, Checoslovaquia63 e Israel64 han sido consistentes con el mismo tipo de proporción estadística.

Por otra parte, durante diferentes pruebas para evaluar el rendimiento escolar en niños, se encuentra un menor rendimiento en aquellos que tienen hipermetropía65, 66. Teóricamente los hipermétropes tienen dificultad para la visión de cerca y a los miopes se les facilita, ya que tienen un punto focal mucho más cercano y cómodo67.

En el grupo de los intelectuales encontraremos siempre más miopes que hipermétropes. Entre los poetas y escritores abundan también los miopes, como ejemplos mencionaremos a Goethe, Milton, Keats, Shelley, Shiller, Hesse68. Entre los científicos los miopes siempre han abundado, algunos de ellos son: Koch, Ehrlich, Max Planck, Fiszcher, Ziegler69.

Algunos líderes importantes, sin embargo, fueron hipermétropes, como los Borgia, Hinderburg y Martín Lutero.

Miopía y herencia

Se ha especulado mucho acerca de la relación de la miopía y la inteligencia. Si nos atenemos a muchos de los estudios anteriormente mencionados, podríamos decir que el aumento de la miopía en grupos de población va en proporción directa con la oportunidad de culturizarse, lo cual podría asociarse al grado de intelectualidad más que a la inteligencia.

Sin embargo, en pruebas realizadas en gemelos miopes, del mismo sexo, comparados con individuos no miopes similares, los primeros tuvieron ocho puntos más de coeficiente intelectual, en relación a los controles.

Este mismo estudio, se comprobó, que las pruebas de intelectualidad superior precedieron a la aparición de la miopía70. Esta gran predisposición genética, podría sostener la hipótesis según la cual el mismo gen que tiene la capacidad del desarrollo cerebral, tiene también el de la miopía, es decir hay una relación pleitrotópica71, 72.

Una forma de explicar el fenómeno anterior, sería admitiendo que, así como se ha asociado el grado de inteligencia con el tamaño del cerebro, habría al mismo tiempo un mayor tamaño ocular, con longitud axial aumentada y consecuentemente miopía73. Se ha demostrado alguna relación entre la circunferencia cerebral y los defectos refractivos74. Otros estudios, sin embargo, han hallado poca relación entre el diámetro anteroposterior del cerebro y la inteligencia en gemelos75.

La introducción de la morfometría con resonancia magnética, ha facilitado la cuantificación de la corteza cerebral y el volumen neuronal, encontrándose mayores volúmenes en individuos con altos coeficientes intelectuales76. Con este método se ha hallado una clara relación entre talento musical y el desarrollo de la corteza izquierda77.

Además de la influencia del estudio sobre el desarrollo y el incremento de la miopía, existen otros factores de tipo racial y genético. Hemos visto que en países en donde predomina la raza negra, la prevalencia de miopía es muy baja, en Barbados es de sólo 2.5 %78 y en Liberia del 3.7%53. Una razón racial de tipo genético es la altísima incidencia de miopía entre los esquimales, que llega a un 67 % en la edad adulta79.

El factor genético desde luego juega un papel importante y es así que se ha comprobado que los defectos refractivos se heredan: un hijo de padres miopes tiene 6 veces más posibilidades de desarrollar miopía que uno de padres emétropes80. Burgaff encontró en una serie de miopes, que en 35% había un factor hereditario dominante y en un 50% de tipo recesivo81.

Otros autores al comparar grupos de gemelos mono y dizigotes encontraron proporciones similares82.

Algunos tipos de miopía muy alta pueden tener una herencia de tipo monogénico83.

En la historia se han conocido familias muy clásicas de miopes como los Medicis84. Entre los soberanos, heredaron la miopía la mayoría de los integrantes de los Capetos y los Valois como es fácil de diagnosticar a través de los múltiples retratos de pintores famosos de la época. Si la miopía se hereda y a la vez cada vez es más frecuente el número de miopes, el aumento de la misma será exponencial con el paso de los años.

Miopía racial

Se sabe que la proporción de miopes entre las personas de la raza negra es baja. La miopía varía de acuerdo con las razas y las regiones. Hemos visto que hay una distribución geográfica que va desde menos del 1% hasta el 86% de prevalencia85, 86, 87, 88, 89. En Alaska, entre la población esquimal, se encuentran índices de hasta un 67% de miopes, entre la población adulta90. Aunque históricamente esta raza ha permanecido en un grado muy primitivo de civilización con una tecnología limitada a la supervivencia y sin mayores documentos históricos o artísticos, esta alta proporción de miopes podría relacionarse con los efectos lumínicos tan especiales en esta región.

En Colombia hicimos una estadística comparativa entre Bogotá y Barranquilla, a fin de establecer la proporción de defectos refractivos entre las dos ciudades en una muestra consecutiva de 1000 historias clínicas.

Encontramos que en Bogotá los miopes eran el 56% del grupo estudiado, mientras que en la costa Atlántica el 49%. Un estudio realizado en Tierrabomba sólo encontró un 5 % de miopes. Podríamos hablar de un factor racial, pero quizá también de uno de tipo educacional o una mezcla de los dos64.

Miopía y otras asociaciones

Se ha documentado una serie de alteraciones físicas asociadas con la miopía, muchas de ellas, relacionadas una vez más, con coeficientes de inteligencia altos. Entre ellos personas con autismo infantil, gota, asma, alergias y la dominancia izquierda91, 92, 93. Los zurdos a su vez, curiosamente han sido estrechamente relacionados con un mayor talento musical94. Muchos de los músicos famosos han sido miopes. Entre los ejemplos bien establecidos están Beethoven, Schubert95, Wagner, Bach96, Bizet, Mahler, Schostakovitsch y Stravinski97.

Miopía y Personalidad

Los defectos de refracción se encuentran íntimamente ligados a la personalidad. Los miopes son personas que tienden a ser introvertidos y tímidos, mientras que los hipermétropes son extrovertidos y simpáticos98. Estos patrones de personalidad han sido ligados a un balance del sistema autonómico: la introversión con el sistema parasimpático y la extroversión con un simpático dominante99.

En un estudio vocacional que fuera realizado en la escuela de cadetes de Virginia en los Estados Unidos, entre 140 miopes y 118 no miopes; el primer grupo registró una fuerte predilección por profesiones de exigencia académica y de tipo creativo mientras que, el de los no miopes prefirió las actividades relacionadas con las ventas y profesiones realizadas a cielo abierto100.

Sin embargo, desde el punto de vista constitucional los miopes son más altos101, más magros y con mayor capacidad aeróbica que los hipermétropes102.

Algunos autores piensan que esto puede ser debido a la forma en que se ocupa el tiempo libre103.

Conclusión Hipotética

Se podría decir que con el incremento de las facilidades educativas, la introducción de los diversos medios audiovisuales y la educación masiva y a distancia, la humanidad tendría la tendencia a ser cada vez más miope y a su vez más inteligente71. Debemos descartar la teoría que los miopes se dedican más al estudio por preferir las ocupaciones de cerca que es donde mejor se desenvuelven. Esto no sería cierto si tenemos en cuenta que desde el siglo XIV se introdujeron los anteojos con Armato104 y que en la última mitad del siglo XX, aparecieron los lentes de contacto105 y más tarde la cirugía refractiva106 , que en teoría pone en igualdad de condiciones a los miopes, y las personas consideradas como normales desde el punto de vista refractivo, con muy buena visión tanto de lejos como de cerca.

Si nos atenemos a los diversos estudios filogenéticos, se ha comprobado que la corteza cerebral del Homo Sapiens, es cada vez más extensa y voluminosa, llegando a triplicar a la de nuestros predecesores primates107, 108. Se ha comprobado también que el cráneo ha venido aumentado su capacidad volumétrica109.

Además el aumento de la longevidad puede estar en relación directa con el volumen cerebral y la disminución en la actividad metabólica110 por célula.

Todos estos factores se suman al hecho reciente de una inusitada tendencia al incremento en la estaturaen las últimas décadas. En Polonia, por ejemplo, se encontró que en los últimos 30 años la estatura media ascendió de 170 a 176 cm en la población joven111.

En otros países se han comprobado hallazgos similares112, 113, 114. No obstante, a pesar de este aumento, la estatura del hombre progresó proporcionalmente muy poco desde la época pleitoscénica, hasta el siglo XX115, 116.

Bajo el supuesto que el tamaño del cerebro tiene una relación directa con el tamaño del ojo72, podríamos deducir que el hombre del siglo XXI será mas alto111, más inteligente, más longevo y más miope, con una capacidad de percibir y disfrutar una gama casi infinita de colores.

Además, si aceptamos que la fóvea de las aves evolucionó para ser capaz de discernir algunos rayos ultravioleta, al igual que algunos vertebrados117, en el futuro, el hombre estará acercándose a la visión de los rayos X, que son los que siguen a continuación de los ultravioleta en el espectro electromagnético.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!