Una Reflexión: El Azar y el Destino

Reflexión: El Azar y el Destino

DR. GUILLERMO SÁNCHEZ MEDINA

Al terminar de leer estos textos el lector habrá podido darse cuenta que existe un hilo conductor entre el azar determinista y el destino del ser humano que se inicia con la vida y termina con la muerte.

A la vez, en los textos aparecen hechos de la historia que ya pasaron desde Moisés que salva su vida de las aguas del Nilo pero que termina muriendo al encon­trar la tierra prometida, o innumerables casos en que se presentan accidentes individuales o colectivos, en los cuales perecen todos o se salvo uno o dos y muy pocos casos todos los im­plicados.

De una u otra forma está la sombra de la muerte que danza alrededor produciendo determinismos, sentimientos misteriosos, o lo que llaman milagros o simplemente destino.

Aquí una pregunta: ¿cuál es la enfermedad que causa más muertes en el mundo? Revisando los archivos de la OMS nos encontramos que en el año 2008 fue publicado una investiga­ción realizada en el año 2004 en que se informa que 50 millones de personas fallecieron en el año 2004; 35 millones de esta fueron el resultado de causas que encajaban en la categoría general de “todas las enfermedades no transmisibles”; por su parte, las enfermedades trans­misibles maternas y perinatales causaron 18 millones de defunciones; y las causas externas y los traumatismos causaron 6 millones de defunciones.

Obsérvese aquí esta última cifra sobre causas externas y traumatismos en los cuales se incluyen múltiples variables que se refieren a conductas determinadas por estrés y/o por motivos en que interviene de alguna manera la decisión del hombre; en esta última se incluye los “errores técnicos”. A continuación voy a reproducir el cuadro desglosado de categoría generales de las principales causas de muerte:

Estadísticas diarias de muerte:

  • – 3300 trabajadores por accidente o enfermedad laboral (cuatro en España) [UGT].
  • – 3900 niños por falta de agua potable [Unicef].
  • – 4000000 de personas por enfermedades asociadas al tabaquismo [OMS].
  • – 3000 personas por lesiones de tráfico [Banco Mundial y OMS].
  • – 5000 niños por falta de vacunas [Fondo Mundial para la Vacuna].
  • – 1400 mujeres por complicaciones en el parto [OMS].
  • – 184 personas en desastres naturales [Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo].
  • – Más de mil neuronas en el cerebro, un día normal.
  • – Más de un millón de neuronas en el cerebro, durante una borrachera de alcohol.
  • – 25 000 personas, de hambre [FAO].
  • – 200 mujeres por someterse a abortos clandestinos [ICPD].
  • – 8000 personas a causa del sida [UNAIDS].

No.

Causa

N.º estimado de muer­tes
(en millones)

Porcentaje del total
de muertes

1Cardiopatía isquémica

7.2

12.2

2Afección cerebro vascular

5.7

9.7

3Infecciones de las vías respiratorias inferiores

4.2

7.1

4Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

3.0

5.1

5Enfermedades diarreicas

2.2

3.7

6VIH/SIDA

2.0

3.5

7Tuberculosis

1.5

2.5

8Cánceres de traquea, bronquios o pulmón

1.3

2.3

9Traumatismos por accidentes de tráfico

1.3

2.2

10Prematuridad y peso bajo al nacer

1.2

2.0

11Infecciones neonatalesa

1.1

1.9

12Diabetes mellitus

1.1

1.9

Cuadro 3. Categoría general de las principales causas de muerte. Fuente: Global Burden of Disease: 2004 update

Si observamos cuidadosamente, las cardiopatías isquémicas son la mayor causa de muerte seguida por las afecciones cerebro-vasculares, las infecciones de las vías respiratorias inferiores, las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, las diarreicas, el VIH, la tubercu­losis, el cáncer de tráquea, bronquios o pulmones, el traumatismo por accidente de tránsito, la prematuridad y peso bajo al nacer, las infecciones neonatales y por último lugar está la diabetes mellitus.

Aquí surge la reflexión de si en todas estas doce categorías generales en qué o de qué manera influye o participa la manera de vivir, los hábitos (trabajo, comida, ejercicio, recreación, estrés controlado, prudencia en la ingesta de alimentos o líquidos, la vida sexual normal, la prevención de infecciones, traumatismos, los cuidados prenatales y el adecuado manejo genético en diferentes afecciones en especial en la diabetes). De una u otra manera, la vida psíquica o emocional participa en algún sentido en estas estadísticas que nos lleva a observar el número estimado de muertes diarias y al año.

Causas de muerte en el Mundo 1998

Figura 48. Causas de muerte en el Mundo. Nota: Las defunciones por cáncer y por enfermedades car­diovasculares, respiratorias y digestivas pueden deberse también a infecciones y aumentar todavía más el porcentaje de defunciones producidas por enfermedades infecciosas. Ref: fuente: OMS, 1999

Al observar las estadísticas de muertes diarias nos encontramos con el mismo camino de abordaje al problema; por ejemplo, obsérvese que 3300 trabajadores mueren diariamente por accidentes de trabajo o enfermedad laboral y 8000 personas a causa del SIDA.

La OMS pro­híja no solamente por la educación, la información, sino los métodos de prevención tanto de los accidentes como la buena información y preparación que debe tener el sujeto para evitar las enfermedades infectocontagiosas, los abortos, la ingesta de alcohol, el tabaquismo, las complicaciones en el parto, no fallar en la vacunación, evitar riesgos al conducir, o los aso­ciados al tabaquismo, y aún enseñar y proveer a los niños de agua potable.

Todo esto es algo que atañe a la Organización Mundial de la Salud; sin embargo, hay que abrir a un estado de alerta para todas estas causalidades de la mortalidad en el mundo sin negar que nuestro mundo neuropsíquico el cual comanda las decisiones para producir tal o cual hecho por errores y así también nuestro propio destino; sin embargo, no debemos caer en el simplismo que el causante de la muerte fue aquél, el destino.

Además no hay ninguna fórmula certera biológica, psicológica, social o matemática que pueda controlar el “azar determinista” y el destino dejándolo libre de accidentes, o factores negativos, pues muchos hechos llamados casuales o por coincidencia (positivos o negativos) se deben a factores humanos anteriores al hecho acaecido y, aún más no se pueden evitar todos los accidentes y tragedias naturales.

Cuando se presenta lo negativo si es necesario preguntarnos cuándo y cuánto fue lo que intervino el error técnico-humano que comprende la no buena prevención o el simple “error humano inconsciente” por el “azar determinista”.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!