Charles Horace Mayo

Este cirujano de cabeza y cuello, experto en tiroides y cofundador de la Clínica Mayo, vivió entre 1865 y 1939. Nació en Rochester, Minnesota, en el hogar del doctor William M. Mayo y su esposa Louise Abigail Wright. Fue hermano de William J. Mayo, el otro médico con el que fundaron la Clínica Mayo. Estuvo casado con Edith Graham. Inició su escolaridad localmente, después pasó al la Escuela Central de Rochester. Durante su juventud, recibió las enseñanzas básicas de su padre, estudió física y química y fue ayudante de las operaciones que realizaba su progenitor. Al terminar la secundaria, decidió viajar para entrar al Colegio Medico de Chicago, que luego dio origen a la Universidad Northwestern. Terminó sus estudios y obtuvo su grado de Doctor en Medicina y Cirugía en 1888. Regresó a Rochester para trabajar con su padre y su hermano William James. Viajó a Europa, estuvo en Inglaterra, pasó a Francia y conoció a Luis Pasteur; continuó a Alemania para visitar las clínicas quirúrgicas más importantes de la época. Regresó a Rochester para trabajar con su padre y su hermano, establecer la Clínica Mayo e iniciar sus labores quirúrgicas en el Hospital St. Mary de las hermanas franciscanas. En 1908 fue honrado por su alma mater con el grado de Maestro en Artes (MA). Ese año presentó su experiencia con mil operaciones realizadas sobre la glándula tiroides. Miembros de la Clínica aislaron la tiroxina y recomendaron el uso del yodo para prevenir las crisis tiroideas en la cirugía del bocio exoftálmico.*

charles-horaceEl doctor Charlie -como era llamado familiarmente- escribió más de seiscientos artículos científicos sobre diferentes temas quirúrgicos y relacionados con la enseñanza de la medicina. Con su hermano William James, creó la Fundación Mayo para educación médica e investigación, fundación que iniciaron con una donación de dos millones de dólares. Fue presidente de la Asociación Médica Norteamericana y perteneció a numerosas sociedades nacionales y extranjeras; recibió muchas distinciones y condecoraciones. Falleció el 26 de Mayo de 1939. Su nombre se recuerda en una estatua erigida a los dos hermanos Mayo en la clínica que lleva su nombre y en el sello postal emitido por los Estados Unidos en 1964.

Jaime Gómez-González, MD
Neurocirujano

Júpiter, FL

Biography of Mayo, Charles Horace: biography: Physician, born in Rochester, Minnesota, USA. … With William he established the Mayo Foundation for Medical Education and Research (1915),
www.allbiographies.com/ biography-Charles Horace Mayo-54471.html
Charles Mayo: Alumni Exhibit: Northwestern University Archives
Charles H. Mayo graduated from Chicago Medical College, now Northwestern University Medical School in 1888 and joined his father and older brother in their…
www.library.northwestern.edu/ archives/exhibits/alumni/mayo.html
Clapesattle H: The Doctors Mayo, The Mayo Foundation for education and research, Rochester, MN 1969 (Fourth Printing).
History of Mayo Clinic Mayo Clinic evolved gradually from the frontier practice of Dr. William Worrall Mayo and his two sons, William J. and Charles H. Mayo. The elder Dr. Mayo…
www.mayoclinic.org/about/history.html

*Nota del editor.
La tiroxina fue aislada por Kendall –de la Clínica Mayo- en la navidad de 1914. Él le puso ese nombre y trabajó en su producción, pero sólo logró unas decenas de gramos, suficientes para estudiar sus efectos fisiológicos, punto de fusión, solubilidad y porcentaje de yodo. Él le dio ese nombre, pero fue Harington quien logró identificar la fórmula correcta de la hormona en 1926, y al año siguiente consiguió sintetizarla, para su producción industrial. Kendall obtuvo posteriormente el premio Nóbel por sus estudios con la cortisona o compuesto E.
El yodo en gotas (como Lugol o como solución saturada de yoduro de potasio), o en infusión parenteral se ha utilizado para frenar en seco la tirotoxicosis y la crisis tirotóxica en pacientes con enfermedad de Graves. La administración pre-operatoria reduce notoriamente la marcada vascularización de la tiroides de estos enfermos, facilitando la labor del cirujano. Toda clase de bocios –hipertiroideos, nodulares benignos y por supuesto malignos, tiroiditis crónicas- eran a menudo operados en el transcurso del siglo XX, hasta mediados de los ochenta; en el último cuarto de siglo se utiliza el yodo radiactivo y/o antitiroideos para el tratamiento del hipertiroidismo, o terapia supresiva en el manejo de nódulos, bocios coloides o de las tiroiditis crónicas. La tiroidectomía total o casi total se practica (cada vez más en reemplazo de las tiroidectomías subtotales) en el tratamiento de cánceres de la glándula tiroides.

Alfredo F. Jácome, MD
Editor, Tensiómetro Virtual

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!