Metaplasia Intestinal del Cardias

Metaplasia Intestinal del Cardias

Medellín. La prevalencia de la metaplasia intestinal del cardias -en pacientes con reflujo gastro-esofágico con o sin esofagitis y sin criterios endoscópicos de esófago de Barrett- fue del 20% de una serie de cien pacientes a quienes se les practicó biopsia. Dos presentaron cambios de displasia leve y uno, páncreas ectópico concomitante con metaplasia intestinal del cardias. Tres tuvieron Helicobacter pylori en el cardias y todos los veinte mostraron carditis.

Características de los pacientes

• Edad promedio: 47 años
• 64% entre 40 y 59 años.
• Cincuenta y un mujeres y cuarenta y nueve hombres
• 77% con sintomatología de menos de diez años
• Síntomas: esofágicos exclusivamente en 62%, mixtos en 30% y extra-esofágicos en 8%.
• Endoscopia digestiva alta: esofagitis (I y II) en 39%.
• Biopsias tomadas por debajo de la unión escamo-columnar (en presencia o ausencia de esofagitis)
• Anatomía patológica (de los cien pacientes)

* todos tenían mucosa cardial bien definida
* cambios inflamatorios crónicos en 98%
* ochenta y dos pacientes con mucosa del cardias pura (82%)
* dieciséis pacientes (16%) presentaron mucosa cardial más mucosa oxinto-cardial.
* Quince (15%) evidenciaron H. pylori en el cardias
* 20% tuvieron metaplasia intestinal del cardias, todos estos con carditis

El cirujano Mario Melguizo Bermúdez –de la Universidad Pontificia Bolivariana y del Hospital Pablo Tobón Uribe- dice que aunque el epitelio cardial es benigno, cualquier segmento de metaplasia intestinal puede hacer displasia y finalmente llegar a presentar un adenocarcinoma. Por lo tanto, ante la importante prevalencia de metaplasia intestinal del cardias, existe el riesgo de adenocarcinoma del cardias (Revista Colombiana de Cirugía 2003.18: No.4) El tema de la metaplasia intestinal limitada a la misteriosa unión gastro-esofágica permanece controvertido. Se ha dicho que es histológicamente distinta del fundus y del epitelio pilórico, que no secrega ácido ni pepsina pero es resistente a ambos y es adquirida. Posteriormente se ha concluido que en la mayoría de los niños y adultos menores de veinte años no existe la mucosa cardial sino que el epitelio escamoso esofágico cambia bruscamente a fúndico. Esta mucosa cardial se ha encontrado en biopsias de mayores de veinte años y su longitud casi siempre es menor de 1 cm. En un estado normal de no reflujo, el epitelio escamoso esofágico cambia bruscamente a mucosa oxíntica fúndica, pero en los adultos es común la presencia de una pequeña longitud de mucosa cardial.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!