Estatinas y Enfermedad Coronaria

Estatinas y Enfermedad Coronaria

En un estudio aleatorizado, que fue realizado en la Universidad Federal de Bahía, LC. Correia y colaboradores encontraron que la proteína C-reactiva aumentó en los primeros cinco días post-síndrome coronario agudo en aquellos pacientes que recibieron placebo, más no en los que tomaron 80 mg diarios de atorvastatina, lo que sugiere que esta terapia a corto plazo inhibe la inflamación en pacientes con ataques agudos sin elevación del segmento ST. (Am J Cardiol 2003. 92 (3): 298-301).

Otro estudio, el PROSPER (Pravastatina en ancianos) mostró las ventajas de usar estatinas en mayores de 70 años, quienes reducen hasta en un 24% el riesgo de muerte coronaria. Investigadores del Reino Unido, Irlanda y Holanda –comandado por James Sheppherd- estudiaron unas 5.800 personas de ambos sexos, entre 70 y 82 años, entre quienes la mitad tenían antecedentes de enfermedad vascular y la otra mitad era de alto riesgo, por ser hipertensos, fumadores o diabéticos. Aunque el rango de la colesterolemia era amplio (155-348), esto hace pensar que los beneficios de pravastatina van más allá de su actividad reductora del colesterol, lo que confirmó los hallazgos inicialmente presentados a finales de 2002 en el Congreso de la Asociación Americana del Corazón (AHA). El PROSPER confirmó también la seguridad de esta droga en ancianos, la que ya se había observado en enfermos de menor edad. La reducción de ataques coronarios se situó en un 19%.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!