Disfunción Eréctil

avanafilo
Introducción a los Inhibidores de Fosfodiesterasa

La primera generación de inhibidores de fosfodiesterasa tipo 5 (iPDE5) revolucionó la evaluación y el tratamiento de la disfunción eréctil (DE), convirtiéndose en la terapia de primera línea sugerida por todas las principales sociedades científicas14. Estos iPDE5 orales han demostrado ser eficaces en un gran porcentaje de pacientes con disfunción eréctil15,16.

Sin embargo, en la actualidad, a pesar de la disponibilidad de tratamientos eficaces, hasta el 60-70% que buscan atención médica interrumpen su tratamiento por diferentes razones después de 2-3 años de seguimiento15 16. Estos datos sugieren que los pacientes dejan de tomar el medicamento por razones distintas al fracaso de terapéutico. La adherencia a la terapia es un determinante importante y de éxito en el tratamiento de la DE.

En términos clínicos el grado de compromiso que se requiere y la sensación del paciente sobre la rapidez con que deben actuar los iPDE5 son algunas de las razones que explican el abandono a este tratamiento17. Otra de las razones de falta de adherencia a estos tratamientos son los efectos secundarios relacionados con la inhibición de otras PDE que pueden causar cefaleas, mialgias, rubicundez entre otros.

Recientemente, un nuevo iPDE5, avanafilo, está disponible en Colombia con alta afinidad por PDE51-6 que sugiere un bajo porcentaje de efectos secundarios con un buen el perfil de seguridad1-4 lo que puede mejorar la adherencia para esta terapia2, 3, 8, 9.

Importancia Clínica de las Fosfodiesterasas

La PDE5 es sólo uno de los 11 miembros de una familia amplia de fosfosdiesterasas18. Las alteraciones visuales asociadas con sildenafilo están relacionadas con la inhibición del fotorreceptor PDE6, que hidroliza el cGMP y se expresa casi exclusivamente en la retina18,19. Por lo tanto, la selectividad es otro punto clave para disminuir los efectos secundarios18.

Las mialgias de tadalafilo están relacionadas con la inhibición de la PDE11,20,13. Otros efectos secundarios comunes relacionados con todos los PDE5 incluyen cefalea, rubor, congestión nasal y taquicardia, mientras que los eventos graves son extremadamente raros2,9,20.

Aunque no son potencialmente mortales, estos eventos secundarios pueden ser extremadamente molestos y contribuir a la interrupción de la terapia2,9,20.

Desde el punto de vista clínico es importante analizar y revisar conceptos moleculares de las enzimas fosfodiesterasas y sus isoformas18 y efectos que producen por la inhibición, de tal manera que la selectividad por la PDE5 cuenta un papel fundamental20 (Ver tabla 1).

Tipos de fosfodiesterasa en el ser humano y algunos efectos por su inhibición. *IC50: Concentración Inhibitoria máxima media: Concentración del IPDE5 que se requiere para inhibir el 50% in vitro de alguna isoenzima de PDE.

Eficacia Clínica del Avanafilo

En los ensayos clínicos se evaluó el efecto de Avanafilo sobre la capacidad de los hombres con disfunción eréctil (DE) para conseguir y mantener una erección el tiempo suficiente para una actividad sexual satisfactoria. En tres ensayos clínicos aleatorizados, dobles a ciegas, controlados con placebo y de grupos paralelos de hasta 3 meses de duración se evaluó Avanafilo en la población general con DE, en pacientes con diabetes de tipo 1 o de tipo 2 y DE y en pacientes con DE tras prostatectomía radical sin afectación de los nervios bilaterales. Un total de 1.168 pacientes recibió Avanafilo a demanda a dosis de 50mg, 100mg y 200mg.

Se dio instrucciones a los pacientes para que tomaran 1 dosis de la medicación del estudio aproximadamente 30 minutos antes del inicio de la actividad sexual3,7,24,27,28. En hombres con diabetes de tipo 1 o de tipo 2, el porcentaje medio de intentos que terminaron en un coito satisfactorio fue de aproximadamente 34 % y 40 % para los grupos tratados con 100 mg y 200 mg de Avanafilo, respectivamente, en comparación con aproximadamente un 21 % para el grupo de placebo26. (Ver tabla 3)

Además, se incluyó a una subpoblación de pacientes en un ensayo de extensión abierto subpoblación de 493 pacientes tratados con Avanafilo durante al menos 6 meses y 153 pacientes durante al menos 12 meses. Inicialmente se asignó a los pacientes a recibir 100 mg de Avanafilo en cualquier momento durante el ensayo, además podían solicitar aumentar la dosis de Avanafilo a 200 mg o reducirla a 50 mg según su respuesta individual al tratamiento26.

Un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, de 12 semanas de duración incluyo 145 hombres con placebo y Avanafilo 100 y 200 mg bajo demanda. La variable principal de eficacia fue la proporción de intentos sexuales durante el periodo de tratamiento en los que se alcanzaron erección suficiente para mantener una penetración por 15 minutos después de la dosificación. Avanafilo fue eficaz dentro de aproximadamente 15 minutos de la dosificación en comparación con placebo. A diferencia del tratamiento estadísticamente significativo en el porcentaje de intentos sexuales exitosos se demostró ya a los 10 minutos después del tratamiento11.

En todos los ensayos se observaron mejoras estadísticamente significativas en todas las medidas de eficacia primaria para las tres dosis de Avanafilo en comparación con el placebo. Estas diferencias se mantuvieron con el tratamiento prolongado26.

En la población general con Disfunción Eréctil, el porcentaje medio de intentos que dan lugar a un coito con éxito fue de aproximadamente 47%, 58% y 59% para los grupos tratados con 50mg, 100mg y 200mg de Avanafilo, respectivamente, en comparación con aproximadamente un 28 % para el placebo11,26.

En hombres con Disfunción Eréctil tras prostatectomía radical sin afectación de los nervios bilaterales, el porcentaje medio de intentos que terminaron en un coito satisfactorio fue de aproximadamente 23 % y 26 % para los grupos tratados con 100mg y 200mg de Avanafilo, respectivamente, en comparación con aproximadamente un 9 % para el grupo de placebo26.

En todos los ensayos fundamentales de Avanafilo, el porcentaje de intentos con coitos satisfactorios fue significativamente mayor para todas las dosis de Avanafilo en comparación con el placebo en todos los intervalos de tiempo tras la administración de la
dosis estudiados26. Además, ha demostrado en diferentes estudios que 100 y 200mg de Avanafilo son efectivos y bien tolerados en pacientes con disfunción eréctil11.

Existen otros estudios fuera de indicación, con resultados favorables, por ejemplo el dr. Gabor y sus colaboradores estudiaron avanafilo en disfunción eréctil y rehabiliitación peneana en dosis de 100mg día durante 60 días, con resultados interesantes33. En el caso de hipertensión arterial pulmonar (HAP) todos tienen un efecto de clase, pero se requieren más estudios para evaluar la respuesta de avanafilo en este tipo de pacientes con HAP34.

Bibliografía

1. Hatzimouratidis K, Salonia A, Adaikan G, Buvat J, Carrier S, El-Meliegy A, et al. Pharmacotherapy for Erectile Dysfunction: Recommendations From the Fourth International Consultation for Sexual Medicine (ICSM 2015). J Sex Med. abril de 2016;13(4):465-88.

2. Corona G, Rastrelli G, Burri A, Jannini EA, Maggi M. The safety and efficacy of Avanafil, a new 2 nd generation PDE5i: comprehensive review and meta-analysis. Expert Opin Drug Saf. febrero de 2016;15(2):237-47.

3. Goldstein I, Jones LA, Belkoff LH, Karlin GS, Bowden CH, Peterson CA, et al. Avanafil for the Treatment of Erectile Dysfunction: A Multicenter, Randomized, Double-Blind Study in Men With Diabetes Mellitus. Mayo Clin Proc. septiembre de 2012;87(9):843-52.

4. Goldstein I, McCullough AR, Jones LA, Hellstrom WJ, Bowden CH, DiDonato K, et al. A Randomized, Double‐Blind, Placebo‐Controlled Evaluation of the Safety and Efficacy of Avanafil in Subjects with Erectile Dysfunction. J Sex Med. abril de 2012;9(4):1122-33.

5. Jung J, Choi S, Cho SH, Ghim J-L, Hwang A, Kim U, et al. Tolerability and pharmacokinetics of avanafil, a phosphodiesterase type 5 inhibitor: A single- and multiple-dose, double-blind, randomized, placebo-controlled, dose-escalation study in healthy Korean male volunteers. Clin Ther. 1 de junio de 2010;32(6):1178-87.

6. INVIMA. Registro Sanitario – Avanafil [Internet]. Sistema de Tramites en Linea – Consultas Publicas. [citado 17 de abril de 2017]. Disponible en: http://farmacovigilancia.invima.gov.co:8082/Consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

7. Mulhall JP, Burnett AL, Wang R, McVary KT, Moul JW, Bowden CH, et al. A Phase 3, Placebo Controlled Study of the Safety and Efficacy of Avanafil for the Treatment of Erectile Dysfunction After Nerve Sparing Radical Prostatectomy. J Urol. junio de 2013;189(6):2229-36.

8. Belkoff LH, McCullough A, Goldstein I, Jones L, Bowden CH, DiDonato K, et al. An open-label, long-term evaluation of the safety, efficacy and tolerability of avanafil in male patients with mild to severe erectile dysfunction: Long-term safety, efficacy and tolerability of avanafil for erectile dysfunction. Int J Clin Pract. abril de 2013;67(4):333-41.

9. Katz W, Hellstrom E, Tan R, Rittenberg D. Avanafil for erectile dysfunction in elderly and younger adults: differential pharmacology and clinical utility. Ther Clin Risk Manag. agosto de 2014;701.

10. Wang R, Burnett AL, Heller WH, Omori K, Kotera J, Kikkawa K, et al. Selectivity of Avanafil, a PDE5 Inhibitor for the Treatment of Erectile Dysfunction: Implications for Clinical Safety and Improved Tolerability. J Sex Med. agosto de 2012;9(8):2122-9.

11. Hellstrom WJG, Kaminetsky J, Belkoff LH, Goldstein I, Tursi JP, Uy J, et al. Efficacy of Avanafil 15 Minutes after Dosing in Men with Erectile Dysfunction: A Randomized, Double-Blind, Placebo Controlled Study. J Urol. agosto de 2015;194(2):485-92.

12. Corona G, Maggi M, Jannini EA. AVANAFIL: The second-generation treatment of erectile dysfunction. Emj. 2016;1(3):61–69.

13. Huang; Phosphodiesterase-5 (PDE5) Inhibitors In the Management of Erectile Dysfunction. Drug Cl Rev. 2013;38(7):414-9.

14. Porst H, Burnett A, Brock G, Ghanem H, Giuliano F, Glina S, et al. SOP Conservative (Medical and Mechanical) Treatment of Erectile Dysfunction. J Sex Med. enero de 2013;10(1):130-71.

15. Corona G, Mondaini N, Ungar A, Razzoli E, Rossi A, Fusco F. Phosphodiesterase Type 5 (PDE5) Inhibitors in Erectile Dysfunction: The Proper Drug for the Proper Patient. J Sex Med. diciembre de 2011;8(12):3418-32.

16. Chen L, Staubli SEL, Schneider MP, Kessels AG, Ivic S, Bachmann LM, et al. Phosphodiesterase 5 Inhibitors for the Treatment of Erectile Dysfunction: A Trade-off Network Meta-analysis. Eur Urol. octubre de 2015;68(4):674-80.

17. Althof SE. Quality of life and erectile dysfunction. Urology. 2002;59(6):803–810.

18. Maurice DH, Ke H, Ahmad F, Wang Y, Chung J, Manganiello VC. Advances in targeting cyclic nucleotide phosphodiesterases. Nat Rev Drug Discov. 1 de abril de 2014;13(4):290-314.

19. Keravis T, Lugnier C. Cyclic nucleotide phosphodiesterase (PDE) isozymes as targets of the intracellular signalling network: benefits of PDE inhibitors in various diseases and perspectives for future therapeutic developments: PDEs: intracellular network targets for diseases. Br J Pharmacol. marzo de 2012;165(5):1288-305.

20. Padma-Nathan H. PDE-5 inhibitor therapy for erectile dysfunction secondary to nerve-sparing radical retropubic prostatectomy. Rev Urol. 2005;7(Suppl 2):S33.

21. Bischoff E. Potency, selectivity, and consequences of nonselectivity of PDE inhibition. Int J Impot Res. junio de 2004;16:S11-4.

22. Limin M, Johnsen N, Hellstrom WJ. Avanafil, a new rapid-onset phosphodiesterase 5 inhibitor for the treatment of erectile dysfunction. Expert Opin Investig Drugs. 1 de noviembre de 2010;19(11):1427-37.

23. UpToDate. Avanafil_ Drug information – UpToDate. 2017.

24. Belkoff LH, Tursi JP, Uy J, Smith TM, Jones Jr. LA. Avanafil efficacy within 15 minutes of dosing in men with mild to severe erectile dysfunction by demographic and baseline clinical characteristics. J Urol. abril de 2015;193(4, Supplement):e906.

25. Goldstein I, Jones LA, Belkoff LH, Karlin GS, Bowden CH, Peterson CA, et al. Avanafil for the Treatment of Erectile Dysfunction: A Multicenter, Randomized, Double-Blind Study in Men With Diabetes Mellitus. Mayo Clin Proc. septiembre de 2012;87(9):843-52.

26. EMA. FICHA TÉCNICA SPEDRA. 2013.

27. Jung J, Choi S, Cho SH, Ghim J-L, Hwang A, Kim U, et al. Tolerability and pharmacokinetics of avanafil, a phosphodiesterase type 5 inhibitor: A single- and multiple-dose, double-blind, randomized, placebo-controlled, dose-escalation study in healthy Korean male volunteers. Clin Ther. 1 de junio de 2010;32(6):1178-87.

28. Eardley I, Donatucci C, Corbin J, El-Meliegy A, Hatzimouratidis K, McVary K, et al. Pharmacotherapy for Erectile Dysfunction. J Sex Med. enero de 2010;7(1, Part 2):524-40.

29. Shindel AW. Avanafil for the Treatment of Erectile Dysfunction: A Multicenter, Randomized, Double-Blind Study in Men With Diabetes Mellitus: Goldstein I, Jones LA, Belkoff LH, et al (Alvarado Hosp, San Diego, CA; Urology San Antonio Res, TX; Urologic Consultants of Southeastern Pennsylvania, Bala Cynwyd; et al) Mayo Clin Proc 87:843-852, 2012§. Yearb Urol. 2013;2013:98-9.

30. Gur S, Sikka SC, Hellstrom WJ. Novel phosphodiesterase-5 (PDE5) inhibitors in the alleviation of erectile dysfunction due to diabetes and ageing-induced oxidative stress. Expert Opin Investig Drugs. junio de 2008;17(6):855-64.

31. INVIMA. Norma Farmacologica – INVIMA – Avanafil [Internet]. 2014. Disponible en: https://www.invima.gov.co/conformacion-de-las-salas-especializadas/239-salas-especializadas/sala-especializada-demedicamentos-y-productos-bio/3376-actas-2014.html

32. Laboratorios Legrand. Estudio homogeneidad Aníme. TP166; 2015.

33. Gábor Results of penile rehabilitation with avanafil after laparoscopic radical prostatectomy . Lapszám: magyar urológia | 2017 | 29. évfolyam, 2. Szám

34. Gur S, J Kadowitz P, Gokce A, C Sikka S, Lokman U, JG Hellstrom W. Update on drug interactions with phosphodiesterase-5 inhibitors prescribed as first-line therapy for patients with erectile dysfunction or pulmonary hypertension. Curr Drug Metab. 2013;14(2):265–269.