Cómo Escoger un Buen Pescado

Pescado

El pescado en sus diferentes presentaciones es un alimento excelente para nuestra salud, tal vez es uno de los más saludables que podamos consumir.

El pescado es de fácil digestión y rápida cocción, por sus sabores naturales, no necesitas de una gran preparación para disfrutar de su delicioso sabor.

Son ricos en proteínas, vitaminas A y D, minerales como el zinc y hierro, calcio y ácidos grasos por el omega 3.

Además es ideal cuando buscas bajar de peso, ya que el aporte calórico del pescado es bastante bajo, cerca de 80Kcal por 100 gramos en los pescados magros y 200Kcal para los pescados azules.

Los nutricionistas recomiendan consumir pescado dos o tres veces a la semana para prevenir enfermedades, fortalecer el organismo, disminuir la anemia, reducir el colesterol, favorece la regeneración de tejidos y es ideal para casos de desnutrición en niños.

1. Refrigeración: asegúrate que el pescado que escojas esté refrigerado o sobre una capa gruesa de hielo.

2. Olor: debe tener un olor suave y fresco. Si sientes un olor agrio, como de amoníaco es una señal de que el pescado está en mal estado. Ten presente que los malos olores se intensifican en la cocción.

3. Apariencia: la carne tanto del pescado como del filete debe ser brillante y firme, haz la prueba al presionarla, debe volver a su lugar.

– Para los pescados con escamas, fíjate que éstas no estén sueltas, las branquias deben ser rojas, los ojos claros y traslúcidos y nunca deben estar hundidos.

– Para los filetes revisa que no estén decolorados, que no presenten oscurecimiento ni resecamiento en los bordes.

– En el caso de las almejas, mejillones y ostras revisa que las conchas no estén agrietadas.
Para los mariscos la carne debe ser clara y brillante, sin olor fuerte.

Ten Cuidado

• Según la FDA los pescados y mariscos congelados que en el trayecto del traslado se descongelen y soporten altas temperaturas pueden descomponerse.

• Revisa que la bolsa no tenga escarcha o cristales de hielo, esto quiere decir que es probable que lleva mucho tiempo congelado o que ya había sido descongelado y se volvió a congelar.

• Si compraste el pescado y no lo vas a consumir en las próximas 24 horas es mejor que lo congeles, ya que en el refrigerador es probable que se descomponga en 2 o 3 días.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!