Carcinoma Oral Trasplantable para Bioensayos, Resultados

Resultados

Tiempo de Latencia Tumoral y Supervivencia

En el carcinoma epidermoide (CETA) mantenido “in vivo” mediante el sistema de trasplantes seriados se observó al cuarto día transcurrido después del trasplante, que el 50% de los ratones evidenciaban prendimiento tumoral. Al séptimo y octavo día de inoculación, todos los animales del experimento resultaron positivos a la palpación digital .

Al comparar la sobrevida de los animales trasplantados (pases #4, #15 y #27), no se evidenciaban diferencias ostensibles entre los grupos estudiados, donde las curvas porcentuales de sobrevida se desplazan con gran proximidad e incluso se cortan en diferentes puntos.

La sobrevida media de los grupos fue analizada con la prueba no paramétrica Kruskal-Wallis, no observándose diferencias significativas.

Respuesta de CETA a Diferentes Citostáticos

Para conocer la respuesta del carcinoma epidermoide objeto de estudio ante la monoquimioterapia, se llevó a cabo la presente experiencia con administraciones de CFM, DDP, BLEO y MTX evaluándose el aumento de volumen tumoral y su sobrevida.

Entre los 7 y 12 primeros días de evolución después de concluído el ciclo de tratamiento de los diferentes citostáticos, observamos que el crecimiento volumétrico en estos animales resultó lento en comparación con los controles. Donde los animales que recibieron CFM, BLEO y DDP en el día 12 apenas rebasaban 0,4 cm, sólo el grupo tratado con MTX tenía un volumen de 0,7 cm. A pesar de ello, este valor se encontraba muy por debajo del observado en los controles, los cuales presentaban como promedio 1,2 cm en ese momento.

En relación a la sobrevida, en el grupo tratado con CFM a los 60 días se presentaba un 55% de animales vivos vs. 15,8% en los controles. Los grupos que recibieron BLEO y MTX presentaban también animales vivos con un 22,2% y 11,1% respectivamente. Los animales tratados con DDP fallecieron a los 37 días post- tratamiento (Tabla 1).

Tabla 1
period_tabla11

Resultados del Carácter Inmunogénico de CETA

Después de inoculadas las suspensiones tumorales en la pata derecha de los animales y su respectiva amputación a los 14 días con la reinoculación en pata izquierda, detectamos 7 semanas después, que en la dosis más concentrada había un 80% de prendimiento vs. un 60% en la menos concentrada. A pesar de ello en el transcurso de 31 días de seguimiento, los tumores regresaron hasta su desaparición, no comportándose así este fenómeno en los animales controles, en quienes después del día 21 de inoculación la totalidad evidenciaba prendimiento tumoral.

Reinoculación en pata izquierda (regresión tumoral 31 días después de inoculado)

El resultado de la inoculación de este tumor en ratones IOR puede observarse en donde después de un incremento de los volúmenes tumorales hasta el día 14 comenzó un proceso involutivo que culminó con la remisión total de los mismos.

Similar resultado se obtuvo con una inoculación en receptores C57/BL, como a partir del 7mo día, donde se registró el mayor promedio de volumen tumoral (X = 1,23), comenzó una fase de regresión hasta el día 28 en que dejaron de ser palpables los mismos.

Respuesta de CETA a Las Radiaciones

La radiosensibilidad de CETA a las aplicaciones de Cobalto 60 en diferentes dosis puede apreciarse al analizar, en el que es evidente la regresión volumétrica del mismo durante un período de 28 días de evolución. Es importante señalar que en el día 14, los volúmenes tumorales de los animales tratados apenas rebasaban 0,5 cm, mientras que los controles ya promediaban por encima de 1,5 cm.

Las dosis de 2 y 4 Gy aún permitían cierto grado de crecimiento escalonado, aunque siempre por debajo de los animales sin tratamiento. Sin embargo, en el grupo que recibió dosis de 6 Gy apenas se observó el volumen tumoral. Si observamos la ICT de estos ratones, vemos cómo adquiere el elevado valor de 98,4 %.

Respuesta de CETA al EGFh-recombinante

Con vistas a determinar la dósis terapéutica, se diseñó previamente un experimento de toxicidad crónica en ratones.

La administración subcutánea de EGFh-r de 20 mg/Kg de peso durante 10 días de tratamiento resultó completamente inocua como se muestra a continuación:

EGFh-r
mg/Kg
vivos
total
Porcentaje
2.5
5
10
20
5/5
5 5/5
10 5/5
20 5/5
100
100
100
100

Obsérvese que la dósis farmacológica equivale a 20 000 veces aproximadamente la concentración fisiológica de esta molécula. Por tanto se seleccionó la dosis de 20 mg/Kg de peso como la máxima dosis terapéutica a utilizar.

Con el esquema de tratamiento utilizado, no se encontraron efectos del EGFh-r en la sobrevida de los animales portadores de CETA.

En el que prácticamente no existen diferencias entre los grupos de animales que conforman el experimento.

Ordenadas:

– Cantidad de animales vivos en cada grupo expresado en %.

Abscisas:

– Tiempo a partir del comienzo del tratamiento.

Nota: En todos los casos el tratamiento comenzó 24 horas después de trasplantado CETA.

Discusión

La supervivencia de los animales trasplantados en varias etapas no ofreció diferencias significativas al realizarse un análisis de Varianza con el estadígrafo Kruskal- Wallis. Algo interesante en relación a este resultado es la larga duración de los animales portadores, posiblemente relacionada con el lento crecimiento tumoral (Gráfico 2), lo que biológicamente nos orienta hacia su estabilidad en cuanto a agresividad tumoral. La experiencia adquirida en este campo de la investigación señala que las neoplasias trasplantadas a nuevos receptores van sufriendo serias modificaciones, tornándose cada vez más agresivas y anaplásicas. Así pues, tumores trasplantados y mantenidos “in vivo” después de los diez primeros pases ya no se parecen biológica ni morfológicamente al original. Este fenómeno de progresión neoplásica se desarrolla a través de un proceso selectivo de variantes celulares que escapan al crecimiento que impone el organismo.

A pesar del presente resultado con cepas tumorales del pase 4, 15 y 27, es recomendable para la reproducción experimental del modelo, congelar muestras representativas de los mismos, ya que el momento de un cambio abrupto celular es impredecible y de ese modo se puede tener un adecuado banco de células para reiniciar inoculaciones, pues aunque el trabajo de carcinogénesis debe continuar, este lleva largos períodos de labor, probablemente un año de contínuo esfuerzo si se quiere reproducir en roedores lo que ocurre en poblaciones humanas, en otras palabras, bajas dosis-largos períodos de evolución.

Un dato adicional, pero de gran interés en este modelo, resultó la aparición de metástasis en diferentes localizaciones como pulmones e hígado, que fueron identificados durante las necropsias al final de prolongados períodos de supervivencia. Esto nos permitió paralelamente, incursionar en el campo de la selección de metástasis y nuevas líneas celulares anaplásicas para experimentos de corta duración realizando evaluaciones a diferentes dosis tumorales

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!