Medicinas que ayudan a Rebajar de peso

Capítulo 10

Dr. Rafael Gómez – Cuevas

Premisas la formulación de medicamento

obesi-cart-cuevas-121Antes que todo, queremos presentar a Usted, la recomendación principal, a manera de conclusión, a que se llegó durante el Consenso Latinoamericano de Obesidad, reunido en Río de Janeiro en Octubre de 1998, y al que asistimos en representación de Colombia:

“La medicación no debe constituirse en criterio único de tratamiento.
Debe estar enfocada al tratamiento integral del paciente obeso.
Nunca exclusivamente a la deducción de peso.
Siempre debe ser prescrita y vigilada por un médico.”

Durante dicho Consenso, fueron aceptados oficialmente los siguientes medicamentos:

Medicamentos antiobesidad: Mecanismos de acción

Sobre Sistema Nervioso Central

Catecolaminérgico: Fentermina, Fenilpropanolamina
Serotoninérgico: Fluoxetina
Serotoninérgico y Catecolaminérgico: Sibutramina
Termogénico: Cafeina/Aminofilina
Inhibidor de absorción de Grasas: Orlistat

obesi-cart-cuevas-121bPara el médico que precisa tratar un paciente con sobrepeso o con obesidad, los capítulos sobre diagnóstico, confección del consejo sobre dieta y ejercicio parecen en principio claros, fácilmente entendibles, aplicables. Sin embargo en cuanto se llega al apartado sobre farmacoterapia comienzan las dificultades: son útiles los medicamentos propuestos? son relativamente seguros? deben ser usados solo por cortos periodos de tiempo? tienen contraindicaciones absolutas? Y estas preguntas son ahora mas pertinentes, si se tiene en cuenta las recientes publicaciones sobre los efectos secundarios de la terapia anorexiante combinada de Fenfluramina/ fentermina/ dexfenfluramina – (Phen-Fen) aun no suficientemente aclaradas en nuestro concepto.

Antes de contestar estas preguntas, debemos -siguiendo a Bray- comentar la “mala prensa” que sufren los fármacos antiobesidad. En efecto: los cardiólogos no desechan los medicamentos antihipertensivos, solo por el mero hecho de que al suspenderlos el paciente se torna otra vez hipertenso, ni los gastroenterólogos suprimen de su arsenal terapéutico a los inhibidores H, porque al descontinuarlos reaparecen las molestias gástricas. Sin embargo nosotros “exigimos” que los medicamentos antiobesidad “ curen” la enfermedad. Al respecto pensamos nosotros que existen verdaderas “barreras” para el uso de medicamentos antiobesidad, y que estas son:

  • La errónea idea generalizada que equipara obesidad a glotonería y falta de voluntad.
  • El ya anotado sofisma que sindica al fármaco de no “curar” la enfermedad.
  • La incorrecta formulación de medicamentos por “aficionados”.
  • La rigidez por parte de autoridades sanitarias para ampliar el tiempo de duración del tratamiento.
  • La falta de recursos económicos para la investigación por parte de las entidades oficiales. Nosotros hemos recibido respuestas negativas de nuestros organismos de salud estatales, que aducen es prioritaria la lucha contra otras enfermedades mas comunes, o mas “taquilleras”: desnutrición, T.B.C. diabetes, etc. Esto no ocurre solo entre nosotros – estamos hablando del grupo bolivariano-, en U.S.A. el incremento logrado para investigación de terapia antiobesidad fue de 35 millones de dólares: cifra que es menos del uno por mil, del presupuesto que maneja la “industria del adelgazamiento“ (estimado en mas de 50.000 millones)

 

Finalmente entonces, ¿cuales son los requisitos de un preparación farmacológica para que sea útil y aceptada como terapia en el manejo del obeso?

  • Que sea efectiva (disminuyendo masa grasa, no muscular)
  • Que sea bien tolerada a corto y largo plazo, sin efectos secundarios.
  • Que tenga costo adecuado.
  • Que haga parte de un plan terapéutico integral.
  • Que sea presentada y respaldada por un Laboratorio Farmacéutico reconocido científicamente, y que los “lideres de opinión” en cada país, tengan la suficiente información y “experiencia” sobre el medicamento.

 

La dificultad para llegar a encontrar un fármaco que reúna todas las características anotadas, como vemos es tal, que podría desanimar a los investigadores, sin embargo no es así, y por lo menos ocho grandes Laboratorios Farmacéuticos tienen abierta una línea de investigación en esta atractiva y prometedora área de trabajo. Aunque sabemos que esto es complicadísimo, entendible solo para especialistas, nos parece útil, que usted tenga una somera idea sobre lo “enrevesada “ y por ello modernísima tecnología con que se avanza en este campo. Por favor disculpe los “nombres” tan complicados.

El Prof. Carruba de Milan resume así, los puntos de interés en la investigación farmacológica de la obesidad:

  • Adrenoceptores Beta 3 ( tipo 64 Arg)
  • Isoformas del receptor de Leptina
  • Receptor MC-4
  • U.C.P. 2
  • Mediadores de la lisis del adipocito
  • Factores de trascripción nuclear
  • Genes
  • G-proteina ligada/receptor m RNA
  • Atrofia de la grasa parda
  • T.N.F alpha.

Actualmente los principales medicamentos en desarrollo son: Sustitutos no calóricos de grasa. Inhibidores de lipasaAgonistas del receptor CCK-AAntagonistas del receptor NPY 5 Bloqueadores de la amylina. Estimulantes metabolicos: agonistas receptor Beta 3. Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina.

obesi-cart-cuevas-43La marcha de estas investigaciones puede considerarse febril y multifacética, hecho que nos llama la atención, ya que nuestra Medicina Interna – de fin del Siglo XX – aboga por diagnóstico único, terapia única específica, una línea de conducta; sin embargo no resisto la tentación de trascribirles algunos títulos de las ponencias presentadas en un reciente Simposio Internacional sobre Avances Terapéuticos en Obesidad, en Mc Lean U.S.A.:

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!