¿Cuando se necesita cirugía?

Capítulo 11

Dr. Rafael Gómez – Cuevas

La cirugía se considera hoy un valioso aporte en la lucha contra la Obesidad.

Hace unos años era “el malo del paseo”, talvez debido a que las intervenciones quirúrgicas iniciales en este campo traían muchos efectos secundarios. Como se “quitaban” considerables segmentos de intestino, y se impedía por tanto la absorción “completa” de los nutrientes de la dieta, se producía una situación de mala absorción, algo así como desnutrición, con la consecuente reducción de peso. Sin embargo los pacientes lo pasaban muy mal: tenían diarreas de muy difícil control, perdida de minerales, de sales, de vitaminas, etc., que obligaban a internarlos para “realimentarlos” y reponer lo perdido.

Actualmente con el advenimiento de nuevas técnicas, que reducen enormemente los efectos secundarios, la cirugía se ha convertido en un tratamiento efectivo para ciertos pacientes con Obesidad morbida (I.M.C. mayor de 40), que pueden beneficiarse claramente con este procedimiento.

¿Quiénes son los candidatos a cirugía?

En primer lugar, como condición puntual: en pacientes cuyo índice de Masa Corporal I.M.C. sea mayor de 40. En segundo lugar: pacientes con I.M.C. entre 35 y 40, pero que padezcan coincidentemente una enfermedad severa asociada a la Obesidad, por ejemplo: diabetes grave, elevaciones notorias de grasas en sangre, problemas pulmonares o del aparato locomotor, etc.

¿Cómo se debe seleccionar a estos pacientes?

Solo serán candidatos a cirugía si cumplen con los siguientes requisitos:

  • Que luego de cinco años de tratamiento médico, efectuado por un equipo idóneo, no se hayan logrado resultados apreciables.
  • Que el paciente tenga plena conciencia y motivación para tomar esa decisión. Previamente entonces precisa una completa y detallada información sobre el procedimiento quirúrgico, sus riesgos y sobre todo los posibles efectos secundarios que pueda presentar posteriormente. Sabemos que los fracasos de la cirugía se deben a que los pacientes no han sido suficientemente informados y entrenados para el imprescindible cambio en los hábitos de alimentación post-cirugía.
  • Que tenga hecha una valoración psicológica, que permita pronosticar su adaptación al nuevo régimen de vida, así como a las nuevas costumbres alimentarias que será preciso adaptar.
  • Es recomendable que todo este tramite, se haga en forma “legal” con un documento por escrito.

¿Qué condiciones debe tener el cirujano?

  • Que sea científicamente reconocido (Consultar a la Sociedad de Cirugía).
  • Que cuente con un equipo idóneo de colaboradores.
  • Que la Clínica u Hospital donde se va a realizar la intervención disponga de elementos técnicos modernos, que permitan facilidades de reanimación, solución de complicaciones, ventilación pulmonar, etc.

Respecto a los procedimientos (gastroplastia, colocación de bandas o anillos, by pas) son eminentemente técnicos y su descripción cae por fuera del contexto de este libro.

En relación a los resultados: en promedio se” pronostican” hasta 20k de peso rebajado en los primeros doce meses, con neta mejoría de los Factores de Riesgo* asociados a la Obesidad.

*Ver glosario

Las dos hermanas, estaban ilusionadas, su padre les había prometido un regalo de Navidad: un viaje para las dos a Miami.. ¿No era maravilloso?… ¡de Huila a Estados Unidos!. Estaban en los preparativos cuando vieron la noticia sobre un método para quitar la grasa de los muslos, para acabar con la “celulitis”, con liposucción… Lo pensaron un poco, y se decidieron: cambiaron el viaje por la liposucción, irradiaban felicidad.

La calurosa mañana de Enero en Neiva, las vio entrar a la Clínica. El paseo sobre el Río Magdalena se quedó esperándolas lucir su nueva figura por siempre. Las dos murieron en el postoperatorio.

Es una técnica que consiste en extraer la grasa sobrante de determinadas zonas corporales, aspirándola con sondas muy finas… Se puede entonces sacar grasa del abdomen, los muslos, espaldas, nalgas, etc. Cada zona requiere un tratamiento específico, ya que además de sacar la grasa hay que evitar la flacidez, la posible distensión de la piel, y prevenir posibles hundimientos y surcos.

obesi-cart-cuevas-49Aunque es una cirugía poco invasiva, tiene riesgos, todos conocemos casos de pacientes que han muerto luego de una liposucción (esto es mas frecuente de lo que se piensa). Debe ser practicada en persona sana, sin problemas metabólicos, realizada exclusivamente por un cirujano plástico. Sugerimos que se comunique con la Sociedad Nacional de Cirugía Plástica, para confirmar que el profesional que va a hacerla es idóneo. En los buenos casos, apenas quedan cicatrices y se puede lograr una figura mas armoniosa, pero ¡ojo¡ este no es un tratamiento de la obesidad, es tan solo una ayuda estética de la que no se puede abusar.

*Ver glosario

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!