El Arte de Aprender y Enseñar, Dedicatoria

Al maestro de mis maestros: Sigmund Freud.

Dedico está obra a mi padre y madre, en la actualidad con 96 y 86 añosrespectivamente, a quienes desde mi infancia les escuché una serie de conceptos que luego se fueron fraguando a través del estudio, de la reflexión sobre estos temas  y de la experiencia que todos pasamos de una u otra forma en este aprender y enseñar de la vida. Los hechos, los fenómenos, los objetos, en esta sociedad, están ante una serie de cambios que se prepara para el nuevo siglo con más tecnología, más metodología y más ciencia. Sirvan estas líneas escritas por alguien que ya hace un quinquenio pasó el medio siglo pensando cuán difícil es aprender pero más aún cuán difícil es enseñar.

Espero que mis hijos Ivonne, Guillermo, Miguel y mis nietos José Miguel y Luis Ignacio se beneficien  unos aprendiendo a enseñar y otros sabiendo cómo aprender; a ellos también les dedico este libro. 1982.


“En memoria de mi Padre muerto en noviembre de 1983 y de mi Madre, fallecida en octubre de 1985”.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!