Socialismo: Qué Es y Sus Características

Socialismo

El socialismo es un sistema social y económico en el que se busca que la sociedad sea más equitativa; basándose en el control tanto del patrimonio público como de los medios de producción. Así entonces, por medio de este control y bajo el principio de que todas las personas son iguales y tienen la misma necesidad de bienes y recursos; se garantiza la libertad e igualdad para todos pues se proyecta que bajo el dominio de todo haya prosperidad.

Bajo este principio, el socialismo (al igual que el comunismo) es la oposición al capitalismo; de hecho, lo considera un sistema injusto pues lo que incentiva es la acumulación de riqueza y poder de unos pocos. El socialismo propone una sociedad sin clases; con una distribución justa de las riquezas y en donde haya una organización y planificación de la economía y la vida social.

Ver Más: Revolución Industrial.

Socialismo: Historia, Características y Corrientes

Historia

El socialismo como movimiento político, social y económico se dio durante la Revolución Industrial cuando Karl Marx y Friedrich Engels bajo su Manifiesto Comunista instaron a los trabajadores a revelarse en contra del sistema capitalista y destruirlo.

Sin embargo, en la obra La República de Platón se encuentra los primeros fundamentos de este movimiento social; pues el filósofo griego hace referencia a lo injusto de la sociedad en la que el poder se concentraba en unos pocos.

Incluso antes de la Revolución Industrial sobre los años 1.800 el monje Ferdinando Facchinei utilizó la palabra socialismo para defender la igualdad social y la libertad; y referirse también al “contrato” entre el Estado y la comunidad.

Características

Entre las principales características del socialismo es que pretende una sociedad sin clases sociales; es decir, que no existan ricos ni pobres porque la distribución de la riqueza es equitativa; por el contrario, se espera que exista es, una sociedad trabajadora autogestionada.

Otro principio importante es respecto al modelo económico, por una parte, se busca que los medios de producción no sean de propiedad privada; en cambio, se tenga un modelo comunitario de propiedad. Y, por otra parte, apunta a que se mantenga un modelo económico de producción, dirigido por el Estado y que no propicie la acumulación de riquezas de unos cuantos.

Adicionalmente, busca la implementación de planes más equitativos con diferentes métodos de distribución de la riqueza, por ejemplo, planes de ayuda para quienes más lo necesitan y cobro de impuestos para los que más tienen; de esta manera se conseguiría una sociedad más uniforme económica y socialmente hablando.

Y en el modelo socialista no existe la competencia de mercado, como si lo hay en el capitalismo, pues al Estado a ser el propietario de los medios de producción controla los precios, en ese sentido las personas no tienen elección para su compra pues solo tienen la opción de comprar lo que el Estado provea. Pero, también busca un Estado más dominante, que tenga intervención fuerte en asuntos sociales y económicos, pudiendo llegar a afectar la democracia.

Corrientes

Se pueden diferenciar dos corrientes del socialismo, el utópico y el científico. El socialismo utópico se refiere al movimiento del siglo XVII y XIX que fueron los primeros movimientos que se opusieron al capitalismo y se dieron antes del marxismo. Estos movimientos aparecieron principalmente después de la Revolución Francesa.

El socialismo científico se refiere a la corriente que más se conoce que es la desarrollaron Marx y Engels, en esta corriente sus autores proponen revisar históricamente la conformación de los medios de producción y el control por parte de una clase en particular.

Socialismo y Comunismo

Aunque comparten algunos principios, la realidad es que estos dos movimientos son diferentes; se podría decir, de manera general que el socialismo tiende a ser menos extremista que el comunismo. Por ejemplo, en el comunismo existe el autoritarismo, mientras que en el socialismo la autoridad central se elige de manera popular.

En cuanto a la propiedad privada también hay diferencia entre las dos corrientes, el comunismo busca que no existe ningún tipo de propiedad privada; sin embargo, el socialismo busca que los medios de producción no sean de propiedad privada, pero sí, que las personas tengan derecho a comprar otros bienes.

Ver Más Historia Universal

Autora: Martina Ruíz

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!