Imperialismo y Capitalismo

Imperialismo y Capitalismo

El imperialismo afirmó en Europa los pilares tecnológicos y los recursos para el progreso del capitalismo fabril. Todo lo despojado a otros países les dio la virtud de invertir en sus propios métodos y avanzar, progresando primero y frenando el progreso de los viejos territorios; debido a que los volvían adjuntos económica, política y financieramente de la ciudad, llevando históricamente a caminar de la mano al imperialismo y al capitalismo.

Esta ausencia de equivalencias, de acuerdo a muchos teóricos, es tendencia hoy en día, en el papel que juega el tercer mundo de proveedor en masa de recursos materiales; un papel que lo ata a ser dependiente de los sistemas del primer mundo. Estas naciones del primer mundo, desempeñan el rol de apoyo financiero, tecnológico y político.

Ver También: La Gran Depresión.

Causas y Características del Imperialismo y Capitalismo

Imperialismo

El imperialismo es una ideología política que se enfoca en el enlace entre los países en condiciones de preeminencia y supeditación, en las que una nación ejerce dominio y poder sobre otra. Dicha autoridad se logra evidenciar a través de las estrategias de conquista tales como la presión financiera, toma territorial, presencia militar y la aculturación.

El imperialismo nos remite al periodo de difusión europea en todo el globo. Su cuna se da en el siglo XV y se extiende hasta la Edad Contemporánea, donde posterior a la Segunda Guerra Mundial se presenta un sistema des-colonización en Asia y África inicialmente, ya que en el continente americano se hizo mediante las batallas de independencia durante los siglos XVIII y XIX.

Causas

Alta demanda de materias primas. Europa estaba dando auge al capitalismo de forma precoz, por lo que era impajaritable sostener una corriente continua de materia prima para trabajar y transformar réditos.

Para lograrlo, encajaba idóneamente el método colonial, que tomaba la materia prima de las naciones subdesarrolladas a bajos costos y con mano de obra subyugada.

La contienda imperialista. Los imperios europeos reñían entre sí por superar los desarrollos vecinos y lograr la acción del dominio con más poder sobre sus naciones subordinadas; extendiendo al límite sus tierras en otros continentes.

Asimismo, se rivalizaba por el mando de las sendas marítimas mercantiles, que eran el núcleo comercial del planeta en ese periodo.

Capitalismo

El capitalismo es el proceso socioeconómico dominante en América posterior a la desaparición del feudalismo medieval, y mandante en todo el globo en el presente siglo XXI. Es un plan propio de las comunidades manufactureras burguesas.

Sus dos características primordiales y determinantes son la propiedad privada de los sistemas de productividad y la acción económica autónoma. Su designación nace de la idea del capital, es decir, del papel que juega el dinero en el vínculo entre utilidad y gasto.

El capitalismo plantea que el dinero sea la vara de medida del trueque de ingresos y prestaciones, y que se consiga de diversas acciones tales como la retribución de la labor, en el caso de la clase obrera, derivada de los alquileres, en el lugar de los hacendados y como efecto del riesgo y la inversión para el papel que desempeñan los industriales y emprendedores.

Características

Pretenden el capital como proporción de la conexión financiera, y su adquisición mediante la autonomía económica y el aprovechamiento de la propiedad privada. Se mantiene fortaleciendo la idea de promesa y demanda, los dotes y encargos son demandados por su nicho consumidor, y exhibidos por sus fabricantes.

Esa relación y enlace financiero entre cliente y comercial, depende de la demanda en el medio, ya que a una mayor demanda los cotos varían y la disponibilidad de inventario inmediato prevalece, convirtiéndose esta última en una característica fundamental para cerrar ofertas y dejar ganchos para un futuro mercantil.

Ver Más Historia Universal

Autora: Martina Ruíz

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!