Geografía de Malí

Geografía de Malí

La geografía de Malí se caracteriza por tener un relieve prácticamente llano y con algunas mesetas, en donde el río Níger y el río Senegal inciden en su geografía, a pesar de no tener salida al mar. Otra característica muy importante de este país es su clima pues es mayoritariamente desértico cálido, convirtiéndose en uno de los países más cálidos del mundo.

Malí se ubica en la región occidental de África, limita al norte con Argelia (1.376 km), al sur con Costa de Marfil (532 km), Burkina Faso (1.000 km) y Guinea (858 km), al oeste con Mauritania (2.237 km) y Senegal (419 km) y al este con Níger (821 km). En total, sus fronteras territoriales suman 7.243 km.

Malí tiene una superficie total de 1 240 192 km², convirtiéndose así en el séptimo país más extenso de este continente. No es un país muy alto, pues de hecho su punto más alto es en el monte Hombori a 1.155 msnm, mientras que el más bajo es en el río Senegal a 0 msnm. (Ver También: Geografía en África.)

Características de la Geografía de Malí

Relieve

En Malí el relieve está muy conectado a la hidrografía, pues en su relieve se diferencian dos zonas que son las llanuras y las mesetas; y a ambas las atraviesan los dos ríos principales de Malí, el río Níger y el río Senegal.

Hacia el norte y centro del país se encuentran las llanuras, dadas principalmente por las planicies del desierto del Sáhara y por la cuenca del río Níger. En esta zona solo se encuentra un pequeño relieve que es el macizo de Iforas.

Y en el sur y suroeste se encuentran las mesetas que tienen en promedio una altura de 200 a 600 msnm, exceptuando la parte más norte de esta zona donde se encuentra el Monte Hombori Tondo con 1.155 msnm.

Entre las mesetas de esta región se encuentra la meseta de Mandingue, el Monte Mina, la meseta Dogon y el macizo de Fouta Djallon. Justamente hacia el sur del país es donde se encuentra el terreno más fértil.

Hidrografía

Como ya lo mencionamos, el río Senegal y el río Níger son los más importantes de la geografía de Malí. El río Senegal, a su vez, recibe la afluencia de los ríos Falemé, Bafing y Baoulé y el río Níger recibe al río Bani.

Debido a las crecidas de éste último, después de la época de lluvias aparecen diversos lagos como el Kabara, Débo, Figuibine y Tanda.

Por otra parte, el río Níger juega un papel muy importante en la agricultura, pues en su delta interior sirve de regadío para cultivar casi 500 mil toneladas de arroz al año.

Clima

Malí es uno de los países más caliente del mundo y dadas las condiciones llanas o muy bajas de su relieve, el clima no cambia significativamente de un punto a otro. En este país se presentan 3 tipos de climas de acuerdo a la clasificación de Köpen.

Más de la mitad del país desde el norte hacia el centro tiene un clima desértico cálido, parte del centro y hacia el sur se presenta un clima desértico semiárido y en el sur un clima tropical de sabana.

En Malí casi no llueve, en la región norte prácticamente no llueve y en el resto del país se presentan precipitaciones de máximo 250 mm.

Las temperaturas pueden llegar a unas máximas de 43°C a 48°C dependiendo de la época del año. Hacia el sur, cerca de la frontera el calor puede tocar los 50°C entre abril y mayo.

Flora y Fauna

En Malí cerca de 103.445 km² son áreas protegidas, tan solo el 8% de todo su territorio. En total son 30 zonas en las que hay reservas de fauna, áreas de caza, parques nacionales naturales, reserva de la biosfera, santuarios y sitios Ramsar.

Dadas las condiciones de su clima y relieve, en Malí la vegetación es escaza en ciertas zonas. Sin embargo, por la frontera con Guinea hay zonas boscosas en donde se destacan árboles como el karité, kaiopka y neré.

En cuanto a la fauna, ésta es más variada y en Malí habitan varias especies como elefantes, jirafas, antílopes, hienas, panteras, gacelas y una gran variedad de aves y monos.

Más Temas de Geografía Universal AQUÍ

Autora: Victoria Camelo

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!