Reino Vegetal

Reino Vegetal

El reino vegetal o reino plantae es uno de los 5 reinos de la naturaleza, a este reino pertenecen todas las especies vegetales conocidas, plantas, árboles y demás. Los organismos que pertenecen a este reino tienen características muy específicas; por ejemplo, son autótrofos y tienen locomoción inmóvil.

Antiguamente, otros organismos como bacterias, hongos y otros, eran clasificados dentro del reino vegetal; sin embargo, actualmente se consideran otro reino aparte dadas sus características.

El reino vegetal tiene una gran importancia para la vida en general, pues las plantas son los mayores productores de oxígeno y ayudan a regular el dióxido de carbono en la atmósfera. Sin oxígeno, los organismos del reino animal no podríamos vivir.

De igual manera, las plantas representan más beneficios para los humanos, por una parte, son fuente de alimento; y, por otra parte, proveen suministros para mejorar la calidad y bienestar de vida de la humanidad.

Por ejemplo, las plantas de tipo angiospermas son fuente principal de alimento, de allí nacen diferentes frutos, las plantas con hojas como la lechuga, espinaca, repollo, etc; plantas con granos como el arroz, arvejas, maíz, etc, las plantas de las que se aprovechan las raíces como la zanahoria y la papa.

Asimismo, de la madera de los árboles se obtiene la materia prima para construcción; las fibras de ciertas plantas se utilizan para realizar textiles como lino y algodón, con la pulpa de la madera se hace papel, entre otros ejemplos. (Ver También: Reino Animal: Características y Clasificación)

Características del Reino Vegetal

1. Los organismos del reino vegetal se caracterizan por ser multicelulares y eucariotas, es decir, que sus células tienen el núcleo bien definido delimitado por una membrana.

2. Justamente sus células eucariotas se diferencian de las demás, porque su pared celular está compuesta por celulosa y pectina.

3. Otra característica muy relevante del reino vegetal es que sus organismos son fotosintéticos, es decir, que se alimentan de la luz solar y absorben dióxido de carbono para sintetizar los nutrientes; y es que cuando, junto con el agua que absorben, los transforman en oxígeno.

Hay algunos tipos de plantas que han desarrollado la forma de alimentarse de los nutrientes de otras plantas por medio de sus raíces. A estos se les conoce como organismos parasitarios.

4. Las células de los organismos vegetales tienen cloroplastos, unos orgánulos especiales en donde se lleva a cabo el proceso de fotosíntesis, gracias a que allí se encuentra la clorofila, un pigmento sintético.

5. Son organismos sin capacidad locomotora, es decir, que no se pueden desplazar, pero sí tienen movimiento. Como el girasol, que va girando su cabeza hacia la dirección de la luz solar, pero no se desplaza de su eje.

6. Su reproducción puede ser sexual o asexual. Es decir, en el caso de la reproducción sexual que necesita de una hembra y un macho para reproducir una nueva planta; o en el caso de la reproducción asexual una sola planta posee esa célula que por medio de la mitosis se crea otro organismo idéntico al original.

Clasificación de las Plantas

En términos generales, las plantas se pueden clasificar en dos grandes grupos: las plantas con flor y las plantas sin flor.

Las plantas con flor son aquellas que tienen semilla y, a su vez, se dividen en angiospermas y gimnospermas. En el caso de las angiospermas, son plantas con flor, semilla y fruto; los óvulos presentes en la flor se desarrollan hasta formar el fruto que en su interior lleva la semilla.

Y las gimnospermas que son plantas que no tienen frutos reales, incluso flores, pero sí tienen una semilla.

Y el otro grupo de clasificación del reino vegetal es el de las plantas sin flor, estas a su vez, se dividen en tres: briófitos, pteridófitos y talófitos.

Los briófitos son plantas terrestres que se encuentran principalmente en ambientes oscuros y húmedos o en el extremo árido y acuoso; estas plantas no tienen raíces, pero sí generan tallo y hojas. Los musgos son un ejemplo de las plantas briófitas.

Por su parte, las plantas pteridofitas son principalmente terrestres, no tienen semillas ni flores, y en sus hojas poseen esporas que pueden dar paso a la reproducción de la planta. La planta cola de caballo y los helechos son plantas pteridofitas.

Y finalmente, los talófitos son plantas que se caracterizan por tener nutrición autótrofa y por no tener sistema vascular. Pueden darse en diferentes ecosistemas, por ejemplo, las termófitas nacen en aguas calientes o las criófitas que nacen en zonas de nevadas y heladas.

Más Temas de Biología y Ciencias Naturales AQUÍ

Autor: Simón Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!