Teatro Griego y Romano

Teatro Griego y Romano

El teatro griego consta de tres partes esenciales: escena, orquestra y graderío. La escena se encuentra a nivel de tierra y en ella se emplean decoraciones giratorias en forma de prismas triangulares. La orquestra es la parte dedicada al coro; tiene planta circular y en el centro se alza la estatua dedicada a Dionisos, dios en cuyo honor se celebra la fiesta. El graderío tiene planta ultrasemicircular, rodeando en parte a la orquestra.

La principal novedad en el teatro romano la encontramos en la disminución del tamaño de la orquesta; que se hace semicircular debido a la menor importancia otorgada al coro durante la representación. Al hacerse la orquesta semicircular, el graderío toma la misma forma.

En el teatro griego se representaban las obras de autores del momento como Eurípides, Esquilo y Sófocles.

Los romanos le llaman cavea y distinguen en él tres tercios. De esta manera, el teatro se convierte en un edificio y la escena ocupa un papel importante en él, organizándose habitualmente a través de arquerías, frontones y nichos.

En Roma el más importante de los teatros es el Marcelo mientras que en España destaca el de Mérida, realizado en el año 18 a.C. aunque su escena se construya en el año 135 después de Cristo.

Más Temas de Historia del Teatro AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!