Se genera un cooperación entre grandes empresarios que junto con el apoyo de entidades como Conalgodón, MADR, MCIT, han generado expectativas claras de comercialización en mercados internacionales y nacionales especializados, estas empresas no cuentan con la capacidad de atender la demanda.

Lo que genera la búsqueda de alternativas que permitan suplir la demanda de fibra textil de alta calidad para poder tener los productos terminados.

Se generan las primeras importaciones de fibra de países como India, China y Perú; para suplir la demanda de confeccionistas y textilerias. Esto genera una preocupación por fortalecer la comercialización en mercados nacional de la fibra; con esfuerzos direccionados en términos de incentivos y apoyo financiero para los productores; para mantener el nivel de las importaciones de fibra en un margen mínimo.

El mercado tiene iniciativas por parte de los comercializadores para poder mantener una cadena de abastecimiento; que permita la articulación de los eslabones de la cadena.

Sin embargo, sin materia prima en los volúmenes y calidades requeridas, el mercado no es auto sostenible; es necesario generar elementos de trazabilidad financiados por la cadena y generar comités técnicos para solucionar los inconvenientes; con la participación activa de todos los eslabones.

El nivel medio de integración se da por el mal manejo de que se le da a las asociaciones, no se transmite información, falta análisis y fortalecer al ente gremial de Conalgodón para que abarque y tenga una alta representatividad en los eslabones y de igual manera cuente con el factor de apalancamiento ante los entes gubernamentales.

Proceso de integración para la comercialización en mercados

Se genera un proceso inicial de integración entre empresas y universidades para direccionar trasferencias de variedades genéticas de algodón; con características de resistencia a plagas y enfermedades y herbicidas; que son la base para el desarrollo de las variedades nacionales; que presenten un mayor rendimiento en obtención de fibra larga mediante la inhibición de la generación de aceite en la semilla.

Se desarrolla la variedad, pero no hay capacidad del país para comercializarla y transferir la tecnología y adoptarla. Los costos de variedad son altos y no tiene acogida entre productores; lo que repercute en bajos incrementos en los niveles de producción.

Se genera transformación de maquinaria para cambiar niveles de mecanización, altos costos de insumos limitan el poder mejorar de manera significativa y sostenible la calidad de fibra.

Además, se logra articular transferencias de tecnología de países como Estados Unidos, India y China para fortalecer el manejo de las condiciones de cultivo, las variedades transferidas permiten diversificar las áreas y territorios de cultivo, pero solo se manejan algunas hectáreas experimentales.

También se busca fortalecer la cadena no solo desde la visión política y organizacional del MADR, donde considerando las dificultades del desarrollo tecnológico de medianos y pequeños productores de fibra textil de alta calidad, se han conformado redes de trabajo entre investigadores y empresarios, con financiación pública y privada para aumentar la capacidad de producción de los grandes y mejorar las tecnologías de los medianos y pequeños.

De este modo se logra el desarrollo de proyectos de investigación contextualizados a las necesidades del sector, sin embargo la desarticulación e individualismo en la investigación y las contradicciones a nivel regional en las necesidades específicas de adaptación y mejoramiento tecnológico, han obstaculizado la velocidad de identificación y adopción de cambios a nivel tecnológico.

Compartir:

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!